Ojo Cultura Universitaria

Los estudiantes celebran su contribución a la democracia

Era 21 de noviembre de 1957 cuando los estudiantes universitarios de Venezuela decidieron asumir las responsabilidades que la sociedad les planteaba. Ese día comenzó una protesta que es considerada uno de los detonantes del derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Empezó en la Universidad Central de Venezuela con una huelga general que paralizó las actividades y poco a poco se fue extendiendo por demás centros de educación superior e, incluso, en liceos de todo el país. En la Universidad Católica Andrés Bello, los estudiantes quemaron la viciada ley electoral junto con retratos de Pérez Jiménez y Gómez. Los jóvenes fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad del Estado.

Un año más tarde, cuando las libertades de los venezolanos habían sido restituidas,  la Junta de Gobierno que, para entonces, presidía el país decretó el 21 de noviembre como el Día del Estudiante Universitario.

En revista Ojo les extendemos nuestras felicitaciones por la irreverencia que los caracteriza, por ser el germen de la democracia venezolana.