Ojo Cultura Universitaria

Emociones a 24 cuadros por segundo

Una reseña sobre el realizador francés Paul Mignot

Por Isabella Hunkal @belahk

El mundo de la imagen fílmica tiene sus linderos bien definidos: la ficción, el documental, el videoarte o el video musical, diversas expresiones en las que las excepciones y vínculos no han escaseado. Paul Mignot, por su parte, ha logrado la comunión de todos estos elementos en una collección de piezas o cortos llamados MOOD COLLECTION.

Tan sólo este preámbulo intriga y atrae, ¿qué podría resultar de la unión de ficción y documental, de video musical y videoarte? Como su nombre lo indica, el resultado es tan penetrante e incierto como un estado de humor. El hecho de plasmar lo emocional en la imagen trae consigo una fuerza si se quiere empática, no necesitas entender lo que ves, solamente sentirlo y deleitarte. La narratividad entonces está suspendida y recae en lo emotivo de la imagen, algo que Paul Mignot ha logrado y que le vale el mérito de su obra.

Además de lo impresionante de su estética, nos brinda imágenes fascinantes, una fotografía impecable y la música de Ludovico Einaudi. Cada uno de estos cortos fue grabado distintos lugares, Londres, Nueva York, República Checa, Suráfrica.

El primero, una alegoría a la sensualidad y la contemplación, Let her es la seducción en blanco y negro.

Crisis, es una alusión profunda a la crisis industrial de República Checa.

y por último, Reflection, un ensayo audiovisual sobre “lo emocional del otro”, sobre todo aquello que refleja y cómo nos vemos reflejados.