Ojo Cultura Universitaria

La muerte de un momento

Tras años de lucha contra un cáncer sorpresivo, Adam Yauch se despide del mundo

Pablo Luís Duarte Borges -@pabludu

Hoy lloramos la partida de Adam Yach, quién  formó parte de una de las agrupaciones más importantes del rap en Estados Unidos y una de las más longevas (32 años), los Beastie Boys. Esta  banda conformada por tres jóvenes blancos neoyorkinos, Mike D (Michael Diamond), MCA (Adam Yauch) y Ad-Rock (Adam Horovitz), que perseguían un sueño, homenajear a esas grandes estrellas del rap que vieron vida en esa ciudad de New York, caldero de las expresiones artísticas en los años 70 y 80. Todo esto en un momento en que las únicas estrellas del género eran afroamericanas y muchos querían que esto se mantuviera de esa manera.

El trió se convirtió sin duda alguna una de las bandas más influyentes en la historia de la música. Fue una de las primeras bandas en entender la importancia de un buen concepto visual, acompañado de la genial música que siempre produjeron.

Los recuerdos que evocan los Bboys son infinitos. Con cada producción lograban marcar a sus seguidores con detalles, nuevos ritmos, y el gran humor que siempre los rodeo. Muchos recuerdan a los Bboys desde el lanzamiento del video de Sabotage, que definitivamente los dio a conocer en el mundo, por esa calidad visual que Spike Jonze (un director en crecimiento en el momento) planteo y la apertura creativa que los tres presentaron. Luego de eso el fenómeno ya había comenzado.

Recordémoslo con este genial video de los Bboys:



Sin embargo, los BBoys ya eran conocidos por la versatilidad en sus expresiones musicales, no conformándose únicamente con unos platos y un micrófono, también los tres han demostrado sus habilidades instrumentales.

Además, coquetearon con otros ritmos además del rap, creando himnos eternos, melodías que han perdurado más de 20 años.

Ahora, con la partida de Adam, el futuro es incierto para el grupo. Es un momento doloroso, ya el tiempo venía de alguna venía indicando que esto pasaría. Ya habían venido retrasado y suspendido grabaciones, conciertos, tours, dado el estado de Adam, quien por momentos se recuperaba, y recaía.

Adam también se dio a conocer como director de videos, realizando grabaciones para algunos de los conciertos de los chicos y en el documental de Basket Gunnin’ for That #1 Spot.

Para mí, lo BBoys son la marca de innumerables momentos en mi vida, desde pequeño he escuchado cada disco, siempre pendiente de sus nuevas muestras y persiguiendo las actividades alternas de cada uno de sus miembros.

Una generación está dolida, un miembro importante, un pana (tal cual me decía una amiga hace par de horas) ha muerto. Un momento se ha detenido.