Ojo Cultura Universitaria

La Unimet y su admirable campaña

Foto extraída de @unimetanos

Por Rodrigo Gil Bermúdez @rodrigogilb

Una semana de campaña electoral y dos días de debates para convencer a todo el alumnado de la universidad. Poco tiempo para decidir por quién votar, y más en la Unimet que las ambiciones políticas, generalmente, son bajas. No obstante, esta campaña se destacó, no tiene nada que ver con las pasadas, donde no existía competencia y había candidatos únicos.

Esta vez, las elecciones sobrepasaron las expectativas; empezando por la alta competitividad que existía, o existe, entre las planchas. Demos y Vox, blancos contra azules, intelectuales y trabajadores, haciendo de las suyas para permearse entre la apática sociedad unimetana y capturar su voto.

Videos con Chataing por un lado contra hombres en zancos repartiendo panfletos, toques musicales, ideas a cambio de donas, carpas de colores alrededor de la universidad, personalidades como Leopoldo López y Kiko Bautista buscando incentivar el voto, afiches y telas que cuelgan de las paredes, inundaciones de papel con las diferentes propuestas plasmadas y hasta zapatillas de ballet amarradas a los arboles —una imagen digna de un cuadro de Dalí—. Un mundo nunca antes visto, o por lo menos desde mi ingreso en la institución, de creatividad infinita y con deseos de mejorar el ambiente. Así es como se podría definir está campaña: surreal, pero que en el fondo beneficia a la universidad en su totalidad.

Debates intensos, con bastantes espectadores y gritos eufóricos decorando la zona alrededor de El Samán. Éste es el ambiente que uno como estudiante quiere ver, donde el esfuerzo es premiado y el trabajo es lo único que legitima el proyecto. Trabajar por la universidad es trabajar por el país, esa es la meta. Aunque ganen unos y pierdan otros, nuestro aprendizaje será para el bien de todos.

Vamos a DEMOStrarle a Venezuela que ahora la Unimet si tiene VOX.