Ojo Cultura Universitaria

Una celebración de la agonía de la inteligencia

Reflexión de Iria Puyosa: La expresión de una Profesora universitaria

por Iria Puyosa -@NSC. Este artículo fue tomado de la página de la autora y ampliado por ella misma para este medio.

Leo con estupor que la Universidad Central de Venezuela celebra aparecer en el #33 en el ranking de universidades de Latinoamérica de QS (una empresa consultora en el negocio de la educación superior internacional).

Aquí dejo el link del artículo:

http://www.topuniversities.com/university-rankings/latin-american-university-rankings/2012?fb_ref=.T9lGPCiYalQ.like&fb_source=time

Tristeza país por la frivolidad y el narcisismo que revela la cultura de los rankings universitarios. (Tenía que llegar al país de la belleza y los mejores campo-corto del mundo. Al país del tetero de petróleo, el feroz consumo saudita, la gasolina más barata del mundo, los mensajes “revolucionarios” Sent from my iPad y los créditos bancarios para hacerse grandes tetas de plástico).

Supongo que quienes celebran, lo hacen sin haber revisado la metodología del ranking QS. No observaron que casi todas las universidades venezolanas (incluyendo la UCV)  salen mal evaluadas en los tres aspectos que miden calidad académica: número de citaciones de estudios de investigación, ratio alumno/profesor y proporción de académicos con doctorados (PhD). Sólo la USB sale muy bien en esas áreas, como ya es tradición (pero no sale tan bien en presencia web y en reputación entre empleadores internacionales).

La UCV subió al puesto 33 impulsada únicamente por un alza en la reputación en el exterior de sus graduados. ¿Y ustedes saben por qué ha subido tanto la reputación de los graduados de la UCV en el exterior? Ha subido porque estamos exportando a nuestros mejores talentos.

¿Quieren celebrar el evidente deterioro de las condiciones para la investigación en las universidades venezolanas? ¿Quieren celebrar la emigración de nuestros talentos?

Avísenme para celebrar cuando tengamos índices en calidad académica similares a los de la Pontificia de Chile (#2 en el ranking QS), la UNAM (#5) y la Universidad de Buenos Aires (#11), todas universidades grandes, compresivas y de larga historia con las cuales la UCV y la ULA deberían competir directamente.

Si vamos a jugar el juego de los rankings, juguemos con los mejores THE (Times Higher Education) World University Ranking (elaborado por Thomson Reuters. En su ranking de las 200 mejores universidades del mundo sólo aparece una latinoamericana: la Universidad de Sao Paulo.

En el Top 400, dos más: la Universidad del Estado de Campinas y la Pontificia de Chile. Las dos brasileras destacan en docencia, la chilena en la figuración internacional de sus graduados. Con los rankings no se trata de celebrar la ubicación de tu institución como si hubieses ganado el Gran Premio de Mónaco. Se trata de revisar la metodogía y usar las evaluaciones en cada uno de los indicadores como benchmark para mejorar en las áreas en que deseas mejorar de acuerdo con la misión institucional y el enfoque académico de cada universidad.

Entonces, quizás celebre.
Hoy, el único mérito de la universidad venezolana es RESISTIR a la
misión “Muera la inteligencia”.

Ese mérito, lo celebro dando clases de pregrado en “las  barricadas”,
en la Escuela de Trabajo Social de la UCV.