Ojo Cultura Universitaria

Chica E! 2012 tiene sus tres finalistas

De un grupo de 20 preseleccionadas Rosshana Bracho (Maracaibo), Solange Romero (Caracas) y Edmary Fuentes (Maracaibo) fueron seleccionadas por el jurado como las tres finalistas del concurso Chica E! Venezuela 2012

Por Juan Pedro Cámara Pérez -@juanpecamara

Fotos por Conrado Veliz

En las butacas de Teatrex todos debían permanecer en silencio. La prensa y los amigos de la casa de E! Entertainment Television ocupaban la sala con sigilo y con la atención fija en el espectáculo que estaba siendo grabado en la tarima. Un fondo negro atravesado por haces de luz blanca, salpicado de detalles fucsia y figuras geométricas, armonizaban con la falda verde fluorescente de una Patricia Zavala que tomó la tarima, esta vez no para ser juzgada, sino para presentar.

Del lado derecho de la tarima estaba ubicado el jurado, un equipo multidisciplinario conformado por Fran Beaufrand —fotógrafo de moda—, Cynthia Lander —animadora de televisión—, John Paul Ospina —presentador de E! Latin News— y Daniela Panaro —diseñadora de la firma No pise la grama—. Ellos fueron los encargados de calificar el desempeño de las participantes y lo hicieron con un esquema libre y espontáneo, muy alejado de la representación de roles del tipo Paula-Randy-Simon. A ninguna crítica se le escapó el consejo amigo y el refuerzo positivo.

Después de la primera prueba, las 20 candidatas fueron separadas en dos grupos. Uno de ellos subió a la tarima. Se les informó que el camino terminaba allí. En un cuarto aparte esperaba el resto. Los gritos de celebración repentinos atrajeron la atención del público que aprovechaba ese momento de corte para estirar las piernas e intercambiar impresiones. Si bien el evento duró seis horas, no había tiempo para disfrutar del triunfo momentáneo. Nuevo vestuario, un retoque veloz y de nuevo al ruedo. La prueba continuaba.

De una en una fueron entrando a enfrentarse a la última prueba. Debían realizar una entrevista de tres minutos a un invitado sorpresa. Bueno, ni tan sorpresa. Las candidatas se turnaron a los miembros del jurado y a la presentadora. Nervios, reacciones inesperadas, caras de susto y algunas palabras desafortunadas.

A Rosshana Bracho le tocó un John Paul Ospina, quien no escatimó en piropos y halagos, todos con el propósito de probar la reacción de la concursante. Pero ella no se intimidó; se alimentó de su galantería y le retrucó con preguntas acertadas sobre su trayectoria en los medios.

Solange Romero fue sorprendida con el nombre de Fran Beaufrand. Los pocos segundos que tuvo para preparar su entrevista no impidieron que la concursante estructurara un cuestionario que revelaba el conocimiento del personaje. Fueron pocas preguntas, pero de una inteligencia que los miembros del jurado no pudieron sino halagar.

La espontaneidad fue el arma principal de Edmary Fuentes. Cynthia Lander se sentó en la silla de entrevistada y las preguntas empezaron a surgir como lo hacen las palabras en una conversación entre amigas. Hablaron sobre su carrera, su vida de casada y las aspiraciones de la animadora.

Patricia Zavala observaba desde el backstage a las tres nuevas finalistas que se enfrentaban por primera vez a la prensa. Admite que se reconoce a sí misma en cada una de esas tres muchachas que ahora se disputan el título que ella consiguió en 2010. Pero dice que no se trata de llenar sus mismos zapatos, sino de aportar algo nuevo. “El canal está buscando un talento. Está en ellas aprovechar esa oportunidad y que ellas le den al canal algo que solo ellas puedan dar. Es el trabajo de ellas averiguar dónde está ese vacío para luego llenarlo”.

Las tres chicas posaron para las cámaras que seguían grabando y fotografiando. Las sonrisas no eran parte del guion ni de una pose ensayada. Ninguna de las tres puedo ocultar la emoción y la tranquilidad que sienten después de un día larguísimo de pruebas. Rosshana todavía no encuentra explicaciones: “Salí de la última prueba y le dije a Edmary: ‘no voy a quedar’. Es un día de altos y bajos, y uno nunca termina de creérselo”, acotó. Sus compañeras se manifiestan de acuerdo, pero con un poco más de tiempo para reflexionar ofrecen algunas respuestas. “Nada es seguro, y todo es posible al mismo tiempo. Esa es la relatividad de la vida. Pero se trata de ser uno mismo, dar el cien por ciento y esperar lo mejor”, acotó Solange. Por último las tres comparten que parte importante de su triunfo se debe a su rápida reacción ante las recomendaciones del jurado. En palabras de Edmary: “Uno tiene que tomar los tips que te dan para en la siguiente ronda tratar de perfeccionarse”. “Escuchar bien las recomendaciones del jurado”, sentenció finalmente Bracho.

La tarima se quedó casi vacía. En la esquina, John Paul Ospina y Fran Beaufrand seguían compartiendo sus opiniones, muy optimistas por cierto, sobre el resultado del casting. “Creo que las tres chicas que quedaron seleccionadas están entre las que tenían mejor dicción, más fluidez verbal y esa tranquilidad que reflejó que tienen claro hacia donde van”, aseguró Ospina. “Lo que me encanta es esa naturalidad, esa frescura, esa tipología diferente de estas chicas que no están transformadas en un clon del Miss Venezuela. Cada una tiene una belleza particular que funciona muy bien en cámara”, agregó Beaufrand.

Ahora las tres pasarán un mes con una agenda apretada de presentaciones en los medios, tiempo durante el que deberán convencer a Venezuela de que le ceda sus votos. El mes de agosto se elegirá a la ganadora, la Chica E! 2012, quien será la nueva cara de un canal que busca personalidad, naturalidad y estilo.

Dejamos, a continuación, los videos que subieron las tres finalistas, y que las hicieron merecedoras de estar en el grupo de las veinte que se enfrentaron la noche de ayer.