Ojo Cultura Universitaria

#EstamosViendo: ‘Campesino a Campesino’ por Guillermo De la Rosa

Documental del joven director venezolano

-Por qué decidiste hacer este corto:

Desde hacía más de un año me había visto interesado en la opción de hacer documentales. Tenía en mente muchas historias que consideraba dignas de ser compartidas con el mundo, así como la intención de documentarlas visualmente estas vacaciones. Alrededor de Diciembre del año pasado, mi escuela de cine en York University (Canadá) facilitó a sus alumnos el contacto de ‘Actuality Media’, una organización que busca apoyar a organizaciones sociales de países en desarrollo a través de documentales cortos. La propuesta me pareció apropiada no solo como una iniciación en la rama cinematográfica, sino también como una oportunidad de adquirir los conocimientos esenciales en un contexto completamente ajeno al de mi hogar, para luego poder aplicarlos a realidades más cercanas a mí.

-Lo relacionas con la situación venezolana:

Fue inevitable que reflejara muchos temas que toca el documental sobre la realidad rural en Guatemala con la cotidianidad venezolana, como el machismo, las consecuencias de la falta educación, las repercusiones positivas de adquirirla, la humildad y esfuerzo del trabajo en campo, la importancia de la mujer como soporte de la familia, etc. Debido a que Actuality Media son emprendedores sociales, buscan producir documentales lo más específicos y detallados posible para que puedan adquirir un entendimiento universal y ser cercanos a cualquier persona de cualquier contexto social y cultural. Pero sobretodo, el documental me hizo reflexionar que en países tan similares como Venezuela y Guatemala, las historias más valiosas son aquellas que pueden ser proveídas por los individuos más pequeños, por las minorías, por los ignorados. Ellos son los recipientes de los problemas más grandes de países en desarrollo como Venezuela, y tienden a ser vistos por encima del hombro. Traer sus historias a la luz es acercar al mundo a recuentos más humanos, y por ende acercar a la sociedad venezolana a su propia realidad cultural.

-Cómo complementa esto tu formación como director:

Siempre me ha gustado pensar de mí mismo como un creador de historias en formación antes que un director en formación. Los documentales son una forma de confeccionar historias que tienen su propio método y lenguaje, y es importante que me haya aproximado a ellos para poder ampliar mi aún diminuto abanico de posibilidades narrativas. Definitivamente aún quiero crear trabajos de ficción, pero también admito que esta experiencia me ha despertado un hambre de seguir documentando historias y realidades importantes, pero ahorita con la intención de buscarlas en mi hogar, Venezuela. De igual importancia, comprendí aún más la importancia del trabajo en equipo cuando se hace cine. Todo se trata sobre facilitar el trabajo del otro, y darle espacio para que cumple su labor con comodidad y excelencia. Aprovecho para admitir que no pudiera haber logrado esto sin la entrega de mi cinematógrafo Olivia y mi editora Mariah, y mucho menos sin la guía de Aubrie y Robin, los creadores y encargados de Actuality Media.

Para averiguar más sobre esta iniciativa entra en campesinoacampesino.actualitymedia.org/