Ojo Cultura Universitaria

La historia del secuestro de la Odalisca de Henri Matisse

Marianela Balbi hace un recuento de la desaparición de la joya artística

Por Pablo Luís Duarte Borges -@pabludu

En el año 2002 se registró la desaparición de una de las obras emblemáticas pertenecientes al extinto Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber. Las autoridades del hoy llamado Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, notificaron la presencia de una copia de la obra Odalisca con pantalón rojo del pintor francés Henri Matisse, adquirida en el año 1981 por la directora en ese momento Sofía Ímber.

Balbi reporta el suceso en el libro ‘El rapto de la Odalisca’, publicado por la editorial Santillana en el año 2009. Hoy el reportaje vuelve a sonar gracias a la aparición reciente de la obra original en Miami luego de diez años de búsqueda y un trabajo encubierto que dio con los actuales raptores de la obra del padre del fauvismo.

El producto final es un reportaje que retrata a todos los protagonistas que rodean la historia del secuestro de la obra del que fuera uno de los museos más importantes en América Latina, y a una de las figuras más distinguidas en el arte nacional y mundial, como lo fuera Sofía Ímber. Cada pieza adquiere su relevancia, muchas dando declaraciones, otras escogiendo el mutismo, todo reportado de una manera muy detallada por Balbi.

‘El rapto de la Odalisca’ hace un recuento de una situación que de alguna manera representa la historia del arte actual, donde la memoria pareciera sucumbir y el cuidado que merece el arte ha sido suplantado por una desidia que por momentos se contagia al resto de los espectadores.

La periodista inicia con una pequeña historia del museo, hablando de los logros y aciertos realizados por Ímber. Continúa con la escabrosa trama que llevaría el descubrimiento de la réplica, en qué momento pudo haber desaparecido la obra, las investigaciones nacionales e internacionales que se llevaron a cabo tras descubrir a un grupo de personas que trataban de vender una versión de la obra, la respuesta del estado con respecto al caso, la historia actual del museo, la situación que se vivía en el país en el momento que desapareció y las hipótesis que podrían estar involucradas al desenlace.

Balbi realiza interpretaciones del supuesto paradero de la obra, bajo circunstancias intrincadas, tratando de desarmar una maraña de declaraciones y personajes, que dado el final que tiene la obra, reporta la exitosa investigación que realizó.

Actualmente, el secuestro de obras de arte se ha convertido en un negocio de grandes proporciones económicas para las personas que lo rodean. Balbi trata de indagar en ese personaje que es capaz de entrar en un museo y raptar una obra a la vista y el cuidado que un museo amerita.

Por los momentos, la historia no ha tenido cierre a pesar del encuentro de la pintura. Aún se espera el traslado de la Odalisca siguiendo una serie de trámites burocráticos que continúa con el misterio de la trama.

‘El rapto de la Odalisca’ se convierte así en una obra para entender un momento y un suceso en el país, relatado en clave periodística de largo alcance, finalizando en una lectura intrincada por momentos tal como el caso que relata.

Finalmente, es un libro que en estos momentos se hace muy actual, muy conveniente y de gran enseñanza a periodistas o aspirantes a periodistas o para todas aquellas personas interesadas en el suceso.