Qué ver en los templos del centro

Por: Ezequiel Abdala | @eaa17

Son las iglesias más viejas de Caracas, y por eso están llenas de historia. El tiempo, el descuido, el mal gusto y las remodelaciones han ido sepultando sus tesoros, pero todavía sus viejos muros e imágenes tienen mucho que decirnos y mostrarnos. Como estamos en Semana Santa y es tradición visitarlas, aquí te ofrecemos una lista (incompleta) de cosas curiosas e interesantes que puedes ver en ellas.

CATEDRAL

Es la madre de todas las iglesias de Caracas, pero bien bien podría ser la hija o hijastra: para ser catedral es bastante modesta y discreta, y no deslumbra ni resalta. Su estilo es más bien colonial, con algo de barroco en las capillas laterales.

LA CRUZ QUE PARÓ EL TERREMOTO

2016-03-17 11.06.51

Cuenta la leyenda que cuando esta cruz tocó el suelo, el terremoto de 1967 paró. Quedó enterrada en el asfalto, viendo al Ávila, y durante 2 días fue el centro de atracción de los caraqueños, que peregrinaban y hacían cola para ver y rezar ante ella. Para sacarla fue necesario remover toda la pieza de asfalto con un gato hidráulico y volverla a construir. “Durante todo el recorrido se posó al lado de la cruz una paloma blanca, que no dejó de supervisar el proceso de restauración”, contó el pintor Alirio Rodríguez, encargado de la restauración.

EL ALMA DE BOLÍVAR 

Catedral_de_Caracas_Tumba_de_la_familia_de_Bolivar

La capilla la fundó en 1689 uno de los familiares de Bolívar, y desde entonces perteneció a su familia. Allí recibieron sepultura sus antepasados y en su última visita a Caracas el mismo Simón Bolívar rezó allí ante los restos de sus familiares. En aquella ocasión, emitió un decreto ordenando que se hiciera un monumento, que finalmente fue construido un siglo después, en Toledo, España, en el que se representa a su alma rezando ante la tumba de sus padres y esposa. Durante 34 años, antes de ser llevado al Panteón, sus restos descansaron allí.

LA CÁTEDRA DE UROSA

2016-03-17 11.18.07

Todo obispo y toda catedral tienen una. Se le llama Cátedra o Sede Episcopal, es una especie de trono o silla presidencial eclesiástica. Es símbolo de autoridad (desde ella el obispo gobierna la diócesis) y de primacía (desde ella el obispo preside a la comunidad cristiana). La de Caracas es de mármol blanco y terciopelo rojo.

LA CAPILLA DONDE UN BEATO Y UN SANTO REZARON

2016-03-17 11.20.14

San Josemaría Escrivá de Balaguer se llama, es el fundador del Opus Dei, santo desde 2002, y en los años setenta visitó la Catedral de Caracas, junto con su mano derecha Álvaro del Portillo, recientemente beatificado. Una placa de mármol conmemora la capilla en la que ambos rezaron.

EL ÚLTIMO CUADRO DE MICHELENA

Iglesias

De haberse terminado, hubiera sido una obra preciosa (la luz del rayo de luna, y mesa en herradura que va cambiando según la perspectiva de quién lo vea, así lo prometían). Sin embargo, la muerte se atravesó entre Michelena y este cuadro de la Última Cena, por lo que quedó inconcluso, y así se exhibe en la capilla donde están las tumbas de los obispos de Caracas. Se trata de un gran lienzo enmarcado en madera que él murió pintando en la misma Catedral y sobre el cual, cuenta la leyenda, tosió sangre. Que quedara sin terminar ha permitido a los expertos en arte conocer mejor la técnica de Michelena.

BASÍLICA DE SANTA TERESA Y SANTA ANA

Ostenta la dignidad de ‘Basílica’, lo que la hace especial entre todas las iglesias caraqueñas. Fue un regalo de Guzmán Blanco a su esposa Ana Teresa -y de allí que el nombre y las dos fachadas-. Arquitectónicamente es muy rara, litúrgicamente no es tan funcional, pero dentro alberga una gran cantidad de teosoros y es la sede de la mayor devoción de los caraqueños: el Nazareno de San Pablo.

DOS IGLESIAS JUNTAS


2016-03-18 10.34.07

Quizás la cosa más curiosa que alguien pueda encontrar en la Basílica de Santa Teresa es su propia estructura: dos iglesias neoclásicas unidas por una cúpula debajo de la cual se sitúa el altar. Tiene, de hecho, dos fachadas distintas: la de Santa Teresa y la de Santa Ana. Una está siempre abierta y la otra cerrada. No es muy funcional para el culto y es un caso paradigmático de espacio mal aprovechado: se le entra por la puerta trasera y en las misas del Nazareno más de la mitad de la feligresía suele quedar por detrás del altar.

EL ÓRGANO

2016-03-17 11.45.14

Es uno de los pocos –poquísimos– órganos tubulares que todavía funciona en Caracas. Es de la marca Cavaillé-Coll, y data de 1885. Tiene un motor eléctrico y gran potencia para los bajos. Durante la Semana Santa, se toca con todos sus registros, y su sonido potente y envolvente retumba por toda la Basílica.

EL BALDAQUINO

Dícese de un pabellón en forma de domo que apoyado sobre cuatro columnas se erige sobre los altares mayores de las iglesias grandes. El más famoso es el de la Basílica de San Pedro, hecho por Bernini. Santa Teresa es la única iglesia del centro, y puede que de Caracas, y quizás de Venezuela, con uno de ellos. Está hecho de mármol.

LA CÚPULA

2016-03-18 10.38.20

Aunque el tiempo ha hecho de las suyas, es digna de admirar por dentro.

EL HUESO DE SANTA TERESA

2016-03-18 10.43.52

Fue una de las más grandes santas de la cristiandad y una de las pocas mujeres que por sus escritos ha alcanzado el título de Doctora de la Iglesia: Santa Teresa de Ávila. En uno de los altares laterales de la basílica, debajo de su imagen de yeso, hay un relicario con un hueso suyo. Tomando en cuenta que murió en 1582, tiene por lo menos 434 años.

EL NAZARENO DE SAN PABLO

2016-03-17 11.43.31

Es el rockstar de la Semana Santa caraqueña. La imagen más venerada, la que más devoción genera y la que más gente congrega. Dicen que cada año se inclina un poco, y que cuando su cruz toque el suelo el mundo se acabará. El miércoles santo sale en todo su esplendor, debajo de un arco de 5000 orquídeas moradas.

LA SERPIENTE DE LA PILA 

2016-03-17 12.10.01

Es toda de marmol blanco y como cosa curiosa tiene en la base, enroscada, una serpiente. Se trata de una representación -bastante gráfica- del bautismo: la regeneración por medio del agua de ese pecado original que empezó con la seducción de la serpiente.

LAS ESTATUAS DE OJOS BLANCOS

2016-03-18 10.41.26

Son de mármol y han de valer millones. Representan a Santa Ana y a Santa Teresa. Sin embargo, el blanco de sus ojos, sin ningún tipo de relieve ni expresión,  producen un poco de miedo.

EL MISTERIO DE SAN JUSTINO

Autor: Brisa del Mar - Venezuela (Flikr)

Autor: Brisa del Mar – Venezuela (Flikr)

Son lo más misterioso -e ignorado- de la Basílica de Santa Teresa: los huesos de San Justino. Aunque en la placa que los acompañan se dice que era un “soldado romano y martir de los primeros siglos”, la verdad es que era un samaritano de origen romano, más filósofo que soldado, autor de los primeros textos de apologética (defensa de la fe) católica. Murió martir en el año 162, por negarse a ofrecer incienso a los dioses romanos, según consta en su acta martirial. ¿Cómo sus restos llegaron de la Roma del siglo II a la Caracas del XIX? Misterio tan grande como el de qué fue lo que pasó con esos huesos en los 80’s: hasta esa época se encontraban exhibidos en la Basílica en una urna de cristal, que luego desapareció. En 1986 volvieron a exhibirse, pero esta vez en el pequeño cofre de bronce ubicado debajo del altar mayor en el que todavía se encuentran. ¿Qué pasó allí? Misterio indescifrable.

BASÍLICA MENOR SANTA CAPILLA

Es el templo más bello de toda Caracas, y puede que de Venezuela. Una improbable joya arquitectónica enclavada en el centro de la capital, en el lugar donde se celebró la primera misa de Caracas. Se construyó con la idea de que fuera una réplica menor de la ‘Saint Chapelle’ parisina, y aunque quedó en idea -la diferencia entre ambas es abismal- no deja de ser precioso.

EL (MAL) GUSTO DE JACKELINE FARÍA

Basílica-de-Santa-Capilla

En 2011, cuando Jackeline Faría era Jefa del Gobierno del Distrito Capital, ‘Santa Capilla’, que se estaba cayendo, fue restaurada y rescatada por esta institución. Aparte de incompleta –sólo arreglaron la nave central–, la restauración demostró el mal gusto y poco criterio estético de quienes la llevaron a cabo, que pintaron de color salmón (¡¡¡!!!) un templo gótico.

EL DEMONIO

Demonio

Dicen que está allí precisamente para alejarlo. Se le ve siendo torturado y vencido por el Arcángel Miguel. Y es una de las pocas -si no la única- iglesia que tiene a Satanás en su fachada.

LAS PUERTAS

2016-03-18 10.08.51

De buena madera y mejor talla. En ellas están representados algunos pasajes insignes del evangelio.

EL TECHO

2016-03-17 11.00.38

Bóvedas ojivales, cruceros y tragaluces. Todo eso que uno jamás pensó ver en Caracas.

EL ALTAR

Foto de 'El Universal'

Foto de ‘El Universal’

De mármol esculpido. Toda una obra maestra. En el centro, una imagen de la patrona de Francia: ‘Notre Dame de París’

EL CUADRO QUE SÍ TERMINÓ MICHELENA

2016-03-17 10.57.31

Está escondido en la nave derecha y pasó años tapado con una tela. Se trata de ‘La multiplicación de los panes’, un inmenso cuadro de Arturo Michelena que no puede dejar de ser visto.

LA CRUZ MILAGROSA

2016-03-18 10.03.04

Llegó al país en 1927, después de la cuarta peregrinación de venezolanos a Jerusalén. Tiene muchos devotos –y placas de agradecimiento– y es un impelable de la Semana Santa caraqueña.

LA ORTOGRAFÍA DE LOS ABUELOS

2016-03-17 10.54.35

Cientos de placas de mármol se encuentran en este templo, muchas de las cuales, como la que ilustra la foto, dan cuenta de cómo escribían nuestros mayores.

IGLESIA DE LAS MERCEDES

Puede que sea el tercer o cuarto templo más viejo de Caracas. Su primera construcción data de 1614: era apenas una ermita de madera hecha por mulatos. Sucesivos terremotos la fueron destruyendo, hasta que en 1857 se reconstruye con la estructura que tiene ahora. Es uno de los templos más altos de Caracas, y destaca por la solidez de sus muros y columnas de piedra gris. Pertenece a la orden de los Capuchinos.

LA VIRGEN QUE DETUVO LOS TEMBLORES

2016-03-18 09.54.12

Amaneciendo el 29 de octubre de 1900, un terremoto -otro de tantos- y sus réplicas azotaron a la ciudad capital. Durante todo el día temblores y lluvias se sucedieron, siendo el de las 7 de la noche uno de los más fuertes. “¡Fin de mundo!”, pensaron los caraqueños. Los frailes capuchinos -que algo sabrían después de tantas destrucciones del templo- decidieron entonces sacar en procesión a la Virgen de las Mercedes, y santo remedio: se terminaron los terremotos y las lluvias. Desde ese entonces, se le tiene como ‘Abogada de los Terremotos’.

LA ESCALERA MÁS ESTRECHA DE CARACAS

2016-03-17 10.34.09

No será una obra magna de la ingeniería, pero igual tiene su gracia. Una gran y estrecha escalera de caracol, hecha de madera, desde la cual se subía hasta el órgano…cuando lo usaban.

LOS OJOS DE SANTA LUCÍA

2016-03-18 09.53.29

Primero ordenaron llevarla a un prostíbulo para que la violaran, y no pudieron moverla ni con cuerdas; luego la intentaron quemar en la hoguera, y no ardió; después le sacaron los ojos, y siguió viendo; finalmente la decapitaron y murió. Así narra la tradición el martirio de Santa Lucía, cuya estatua de yeso, con sus ojos en un plato, se encuentra en esta iglesia.

IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE ALTAGRACIA

Otro de los templos históricos de la capital. Fue la quinta iglesia de Caracas (1668), y en su momento, puede que la más bella. “La iglesia parroquial de Altagracia es la mejor de todas y su fábrica honraría hasta a las principales ciudades de Francia”, escribió en su momento el diplomático francés Francisco Depons, quien estuvo de visita en el país entre 1800 y 1804. Está llena de buen mármol, pero muy mal conservada. Al visitarla es imposible no sentir que ha sido víctima de mucho descuido y mal gusto.

EL PÚLPITO DE MARMOL

2016-03-18 09.46.33

Antes de que llegaran los micrófonos y cornetas, las homilías y sermones se pronunciaban desde allí. El de esta iglesia, que todavía se conserva, es una obra de arte: todo de mármol, con un ángel impecablemente esculpido, que desde abajo indica que se oiga al que habla. Durante años, su delicado dedo señaló al Padre José Vicente Lozano, quien desde allí hizo llorar por muchos Viernes Santos a nuestros bisabuelos con sus elocuentes y famosos sermones de las 7 palabras.

LOS ALTARES…DE MÁRMOL

2016-03-18 09.36.10

Los altares de las naves laterales (lo que queda de ellos después del Concilio), atestiguan que debió ser una iglesia de caraqueños pudientes: mármol blanco, verde y rosado; mosaicos de piedras preciosas y oro. Todo de un valor incalculable, aunque parece que nadie se ha dado cuenta.

MAYOR DOLOR DE CRISTO

2016-03-18 09.37.16

Es una de las imágenes más antiguas (y sangrientas) del país. Llegó de España en 1864 y desde entonces estuvo por varios templos (San José, Santa Rosalía) hasta finalmente terminar en Altagracia.

EL TECHO EN RUINAS

2016-03-18 09.39.09

No se está cayendo, pero pareciera. Es la pintura –y no el concreto, yeso, o de lo que quiera que esté hecho– lo que se ha ido abajo. Y así lleva años sin restaurar. Para meditar sobre el tiempo y su inclemencia, sobre el descuido y la desidia.

LAS TUMBAS CENTENARIAS

2016-03-18 09.34.52

Caminando por el templo no es raro toparse con las tumbas de algunos caraqueños, supone uno que insignes, que se encuentran enterrados allí. Las fechas denotan la antigüedad de los mismos.

IGLESIA DE SAN FRANCISCO

Es prácticamente una iglesia-museo, y allí se encuentran los que los expertos consideran los 17 retablos más hermosos del siglo XVIII venezolano. El tener a la cabeza al más rojo-rojito de los curas de Caracas (el P. Numa Molina, SJ) llevó a que fuera impecablemente resaturada y a que constantemente tenga mantenimiento. Única iglesia del centro que es custodiada y vigilada por la GN. Puede competir de tú-a-tú con cualquier templo mexicano o suramericano, e incluso europeo.

LA CRUZ SANTA

sf-retablo_altar_mayor

Todo su retablo mayor es una joya, y se le podría dedicar un aparte a cada imagen. Sin embargo, nada más valioso que la cruz que lo encabeza, que dentro contiene  las reliquias de 14 santos distintos. A la hora de un exorcismo, sería harto efectiva.

EL SANTO QUE HA GRADUADO A MEDIA CARACAS

2016-03-18 10.19.37

Dicen que vivió sesenta años en el desierto alimentándose de dátiles y agua, y del pan y vino que un ángel le bajaba los domingos. El cabello y la barba le crecieron tanto que se convirtieron en su única ropa. San Onofre se llama, santo del trabajo y los estudios, y tiene en Caracas cofradía propia y una legión de seguidores que año a año les dejan sus medallas de graduación.

LA (DESCONOCIDA) EMPERATRIZ DE CARACAS

2016-03-18 10.20.33

Es la reina de Caracas. El título se lo confirió en 1988 el Cardenal Lebrún, quien la coronó canónicamente en la Plaza Bolívar. Una placa –y la corona de oro– dan testimonio de ello. ‘Nuestra Señora de la Soledad’, se llama, y está en esta iglesia.

EL CONFESIONARIO DE SEÑORITAS

2016-03-18 10.23.35

Puede que sea el confesionario más antiguo de la capital. Data de mil setecientos y tanto. Tiene a San Francisco arriba y a varios ángeles a los lados. Rococó se llama a su delicado estilo, que explica muy bien por qué antes los hombres se confesaban de frente y las mujeres en estos muebles.

Comentarios

comentarios

You May Also Like