En Miraflores preparan sentencias del TSJ

Ya se cuentan en más de diez las sentencias que ha dictado el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en contra de la Asamblea Nacional (AN), a la que prácticamente tiene amarrada de manos. Lo llaman “conflicto de poderes”, pero es más que eso: se trata de una estrategia hecha desde el Ejecutivo para inhabilitar, bajo una apariencia de legalidad, al poder Legislativo. Manuel Isidro Molina, columnista del semanario ‘La Razón’, que ha demostrado tener fuentes más que fiables dentro del TSJ y se ha convertido en el relator de lo que allí dentro pasa, reveló este domingo cómo es que se están llevando a cabo las cosas dentro del máximo tribunal del país. De acuerdo con Molina, en el piso 5 del TSJ existe una llamada “Sala Situacional” en la que se preparan las decisiones y sentencias en contra de la Asamblea Nacional. Esa “Sala Situacional”, cuyo acceso es restringido para la mayoría de los magistrados y cuenta con medidas especiales de seguridad, es regida por el magistrado Luis Fernando Damiani (designado por la otra AN en diciembre pasado) y los ex magistrados Francisco Carrasquero y Emiro García. La sala coordina directamente con la Consultoría Jurídica de Miraflores, detrás de la cual hay tres abogados que asesoran a Maduro para este fin. ¿Sus nombres? Cilia Flores, Elvis Amoroso y Hermann Escarrá, quien “está muy activo redactando sentencias”. Siempre según Molina, hay entre los magistrados de la Sala Constitucional –algunos de los cuáles han sido llamados directamente por Miraflores– cierto descontento con la situación, sin embargo, al final, todos levantan las manos y firman las sentencias.

Comentarios

comentarios

You May Also Like