Adiós a una comediante de oro

marthaweb

Cuando hubo tiempos mejores, los lunes a esta hora medio país –o país y medio– estaba pegado a la pantalla de Radio Caracas Televisión. Los convocaba un programa humorístico en el que se desdoblaba nuestra realidad; un programa que había logrado captar lo esencial de la venezolanidad y hacer con ello una grata e hilarante parodia popular. Radio Rochela se llamaba y lo hacía un elenco de actores y actrices humorísticos de primer nivel, que lograron crear personajes tan icónicos como inolvidables, que incluso pasaron a formar parte de la idiosincrasia y del acervo cultural venezolano. Fue una gente que no necesitó de operaciones, escotes o bikinis, porque tenían –les sobraba– talento, y que supo distinguir entre lo popular y lo chabacano. Esta señora que hoy encabeza nuestro post, y que hasta hoy nos acompañó, fue una de ellas: Martha Olivo. Pionera de la televisión –fue una de las fundadoras de RCTV–, se hizo famosa en Radio Rochela donde destacó con personajes sencillos y folclóricos. Logró aprehender la esencia de los gestos y del habla común venezolana, y se convirtió en un arquetipo de la mujer criolla de la Venezuela profunda. Su creación más famosa fue “Malula”: una mujer que nació en el cerro, se crio en el cerro, se enamoró en el cerro, su primer mal paso lo dio en el cerro, amaba el cerro, pero que se hubiera ido con muchas ganas al cara…cas Country Club. Por el aporte que hizo al humor venezolano, por aquellas infinitas carcajadas que les dio a nuestros mayores, y por todo lo que su talento aportó, hoy reivindicamos su figura y la despedimos con loor. Hubo otra Venezuela, con gente como ella, que fue mejor que esta. ¡Gracias por todo!

Comentarios

comentarios

You May Also Like