RESEÑA: Vida de un escritor – Gay Talesse

Gay-Talese-WEB

Por: Ezequiel Abdala | @eaa17

La ‘Vida de un escritor’, de Gay Talesse, es de todo menos eso. Quien busque encontrar allí los intríngulis y las costuras del trabajo de ese extraordinario periodista, los secretos detrás de sus fantásticos reportajes, los entretelones de aquel resfriado de Frank Sinatra, del viaje de Alí a La Habana, o de cómo escribió ese perfil del perdedor Floyd Patterson, quien busque encontrar algo de eso, que busque mejor en ‘Retratos y encuentros’, la antología de reportajes suyos que también editó Aguilar, porque en ‘Memorias de un escritor’ no hallará absolutamente nada.

¿Qué hallará entonces? A un Gay Talesse bloqueado, que para salir de un compromiso con su editor, que ya le había pagado por adelantado unas memorias, juntó retazo de reportajes fallidos, nunca publicados, les dio una cierta estructura, agregó párrafos con comentarios suyos, y de la nada sacó un libro de 650 páginas que si el lector termina es por disciplina literaria y más nada. El libro es un gran pasticho, prácticamente sin sentido alguno, en el que hay de todo un poco y termina por no haber nada, cuyo resultado final es bastante decepcionante.

El problema comienza desde el título (“Vida de un escritor”), que promete, que hace al lector esperar, algo que no es. Y sigue luego en la contraportada: “El tono de ‘VDUE’ es como si Homero lo invitara a uno a tomarse un Martini en un cómodo bar y luego te dijera: ‘Déjame que te cuente sobre mi vida, pero primero empecemos con Aquiles’”. Una mentira del Washington Post Book World, digna de entrar en la categoría de pecados mortales que sólo puede perdonar el Papa o el Obispo, porque de homérica solo tiene la extensión, y de la vida de Talesse apenas y unos retazos echados casi con gotero.

“Escribir es como conducir un camión por la noche sin luches, perderse en medio de la carretera y pasar una década en una zanja” dice Talese en la contraportada del libro. Y tendrían que agregarle “este libro” y cambiar el tiempo verbal: “escribir este libro fue como conducir…”, y allí, sí, le podríamos dar la razón. Porque efectivamente el libro parece escrito por alguien perdido, que no sabe qué hace ni adónde va, y que pasa no décadas sino siglos en unas zanjas temáticas en las que se hunde por páginas y páginas y de las que no sale sino tras unas cuantas disquisiciones.

Una manifestación negra en Alabama que es reprimida violentamente, un edificio neoyorkino y los más de diez restaurantes que albergó y quebraron, Lorena Bobbit, la mujer que le cortó el pene al marido, y Liu Ying, la futbolista china que falló un penal en la Copa Mundia de Fútbol Femenino son los protagonistas de las largas historias que se desarrollan en el libro, que van mezcladas con los recuerdos de la infancia de Talesse, algunos retazos de su paso por ‘The New York Times’, la historia de su boda, el reencuentro (de pasada) con sus familiares italianos, etc, etc, etc.

¿Qué tiene de bueno el libro? Algunas breves reflexiones de Talese sobre el periodismo, lo importante que es escuchar para ser buen entrevistador, una que otra anécdota y poco más. Eso es todo.

Vida de un escritor

Autor: Gay Talese

Fecha: 2006

Páginas: 650

Valoración: 5/10

Comentarios

comentarios

You May Also Like