En Brickell hay tres propiedades confiscadas

BRICKELLWEB (1)

Al sur de la desembocadura del Río Miami, separado del Down Town y bordeado por la Bahía Biscayne al este, se encuentra el distrito financiero de Miami. Se llama Brickell y es, para muchos, el Manhattan del Sur: lleno de rascacielos, sede de empresas importantes y carísimo como él solo. Otrora zona eminentemente empresarial, desde hace unos años, sobre todo en su parte sur, han aflorado allí lujosos conjuntos residenciales y edificios comerciales, que lo han convertido, prácticamente, en uno de los lugares favoritos de los millonarios de ese estado, un lugar en el que no vive quien quiere sino quien puede. Son muchas las cosas interesantes que ver en Brickell. Allí no solo se encuentra la edificación más alta de Florida (‘The Four Seasons Hotel’, con 242 metros de altura), sino también, por ejemplo, el icónico edificio Atlantis, que se hizo popular por la serie Miami Vice. Si de ‘vice’ se trata (pronunciado ahora en español), al parecer hay uno socialista que tiene relación cercana con la zona. Más que eso: tiene tres costosas propiedades en la zona, que aparecen con coordenadas geográficas, código postal, piso, número de apartamento y de identificación fiscal en la lista que divulgó la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC). Son propiedades muy lujosas, que, según reporte de la periodista Mairbor Petit, ronda cada una los $4,1 millones (4,1 millones de dólares, se lee) y tienen, todas, vista a la bahía…y no de Cata, precisamente. Desafortunadamente para quienquiera que sea su dueño (habrían sido adquiridas testaferro mediante), ya no las va a poder disfrutar: hasta que no demuestre que fueron compradas con dinero limpio, están confiscadas. Y si no pueden demostrar el origen de los fondos, expropiadas. Y sin pago ni compensación de ningún tipo, como hacía el Comandante que era eterno y se murió. Qué dolor, qué dolor, qué pena.

Comentarios

comentarios

You May Also Like