En Maracaibo está libre un violador en serie

CASAWEB

En la casa 97-120 de la calle 33-A del barrio Balmiro León de Maracaibo habitaron hasta hace poco dos monstruos peores que cualquier bestia de ficción. Hombres de carne y hueso, con parentesco filial (padre e hijo), captaban a mujeres por Facebook para secuestrarlas, violarlas y grabarlas en casa. Fue gracias al testimonio de una de sus víctimas, que por fortuna pudo escapar de ellos, que se supo todo. Neidelyn Paola Arrieta Paredes es su nombre, tiene 23 años, y pasó 6 días enteros en la que ya es conocida en el Zulia como la casa del horror. Todo comenzó con un “Me Gusta” de Renzo Molero (24 años) en una foto suya, tras el cual comenzaron a hablar. Cuando hubo confianza, se citaron en una discoteca. “[Neidelyn] se le escapó a su pareja para ir  a la rumba. Fue con varias amigas, pero al llegar al lugar se separó y compartió toda la noche con Molero. A las 3:00 de la madrugada, al momento de despedirse, comenzó el sufrimiento (…) En el estacionamiento, Molero le pegó en la cabeza con un arma. Estaba inconsciente cuando la montó en un carro y la llevó hasta su casa”, le contó una fuente a ‘Últimas Noticias’. Allí, entonces, entró al infierno. Renzo la violaba diaria y repetidamente, mientras su padre, Tulio Molero Díaz, un policía jubilado, se encargaba de alimentarla a base de arroz, huevo pan y agua. Un improvisado estudio de grabación casero era el lugar donde abusaba de ella, ya que los actos (en los que Renzo usaba un bate de béisbol para golpearla y un cuchillo para asustarla) eran grabados y convertidos en película. Fue en un descuido, cuando Renzo se drogó y dejó su celular tirado, que ella pudo enviar un mensaje a su pareja, quien alertó a las autoridades. La encontraron amarrada semidesnuda en la cama, con algunas heridas. Y junto con ella, hallaron videos y fotos pornográficas de otras mujeres víctimas de ellos. Fue así como descubrieron que se trataba de un violador en serie. Los dos criminales huyeron y están siendo buscados por las autoridades. Ayer en la noche, vecinos del sector (quienes describieron a Molero como un psicópata agresivo, que controlaba la venta de drogas en el sector) intentaron quemar la casa.

Comentarios

comentarios

You May Also Like