RESEÑA: Óscar y las mujeres – Santiago Roncagliolo

TELENOVELAWEB

Por: Ezequiel Abdala | @eaa17

Si la vida fuera eterna y pudiéramos darnos el lujo de derrochar el tiempo, puede entonces que valiera la pena (o fuera, en todo caso, menos trágico) adentrarse en las páginas de este pequeño bodrio. Pero como no es así, lo mejor, de corazón, sería ni siquiera acercársele. Y quien quiera hacerlo, conste que lo hace advertido y bajo su propio riesgo. Sepa, por cierto, que en internet hay mucho tonto, y que si da con una reseña en la que dicen que este libro es una obra casi maestra del esperpento y la sátira, si encuentra a quien lo compara con ‘La conjura de los necios’ o etc, está en presencia de uno de ellos. Porque ‘Oscar y las mujeres’ es, repetimos, un bodrio y de la peor factura.

La historia es la de un libretista maniático y maníaco que sólo cuando está enamorado (o al menos emparejado) es que puede escribir telenovelas de éxito. El libro arranca con él comenzando un guion nuevo, su novia dejándolo y el productor de la telenovela haciendo lo posible (e imposible) para encontrarle pareja y así poder tener al aire una producción con rating. Ese el argumento (tonto y malo) que Roncagliolo desarrollará a lo largo de casi trescientas páginas.

Y si fuera solo eso, bueno, puede que la novela todavía fuera salvable. Pero desgraciadamente (y para más inri) a lo largo de las páginas se van incorporando una serie de personajes caricaturescos, mal construidos, estereotipados y poco creíbles, que empeoran cada vez más la historia, la cual comienza a dar no ya giros rocambolescos (eso sería muy elegante) sino tumbos de borracho, y se vuelve página a página más truculenta, inverosímil, absurda y ridícula.

Con la probable intención de satirizar a las telenovelas, Roncagliolo alterna la historia de Oscar con las hojas del libreto que él escribe (un clásico culebrón en toda regla), a la par que suelta comentarios críticos e intenta aproximarse un poco a la lógica que rige ese mundo (la mala no se puede morir, no pueden tener relaciones hasta el último capítulo, tienen que terminar juntos). La intención, si bien no original, es encomiable; pero desgraciadamente se queda en intención porque al final uno no termina de saber qué es más inverosímil: si la telenovela que escribe Oscar o la vida de Oscar. Aquí es inevitable la comparación con una novela en la que se hace exactamente eso, pero bien: ‘La tía Julia y el escribidor’, de Mario Vargas Llosa. Basta solo leer ambas para encontrar el tremendo abismo que media entre una y otra, que es el que hay entre la literatura y un bodrio.

¿Tiene algo bueno o al menos rescatable ‘Oscar y las mujeres’? Sí. La prosa de Roncagliolo: fresca, ágil y divertida, totalmente desperdiciada en un libro así. Como El Cid, podríamos exclamar aquello de “qué buen vasallo fuera si hubiera buen señor”; es decir, qué buen escritor sería si prestara su pluma para mejores libros. Pero no para este, que es un pésimo libro bien redactado. Y eso es lo mejor que se puede decir.

Óscar y las Mujeres

Autor: Santiago Roncagliolo

Páginas: 314

Fecha: 2013

Calificación: 3/10

Comentarios

comentarios

You May Also Like