Recrudece la represión

REPRESIONWEB

En las últimas horas, el brazo represivo de la dictadura ha estado actuando con fuerza. Ayer, cuatro personas sumaron sus nombres al de la oprobiosa lista de 117 presos políticos que están privados de libertad injustamente. El Coronel Ricardo Somascal, el Capitán Ángelo Heredia y el civil Eduardo Vetencourt fueron apresados por orden del Tribunal Primero de Control, a cargo de la jueza Claudia Carolina Pérez (la misma que ordenó la detención de Baduel), quien los imputó por instigación a la rebelión, traición a la patria y delitos contra el orden dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). La imputación, según denunció el abogado Alonso Medina, se realizó de forma irregular ya que no se comprobó cómo perpetraron los supuestos delitos, pero igual fueron apresados y llevados a Ramo Verde. El caso del capitán Ángelo Heredia (quien se encontraba activo dentro de las FAN) llama poderosamente la atención ya que 20 días atrás él había denunciado ante el Ministerio Público la venta ilegal de combustible en La Fría. El cuarto de los nuevos presos políticos es Roberto Henríquez, presidente de Copei, cuyo caso es bastante alarmante: fue detenido por efectivos de la DGCIM (Dirección General de Contrainteligencia Militar) y será presentado, siendo civil, ante un Tribunal Militar, cosa prohibida por todas las legislaciones occidentales y castigada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En la tarde, paramilitares bolivarianos agredieron a un grupo de civiles y diputados que protestaban en las afueras de la Defensoría, con un saldo de 2 diputados y 3 civiles heridos. Mañana, la oposición convocó una marcha de Plaza Venezuela a la Asamblea Nacional en defensa de la Constitución. ¿Será ese el miedo?

Comentarios

comentarios

You May Also Like