#10A: Represión y censura

10 A

Represión y censura son las palabras con las que se puede resumir la jornada de hoy. Nuevamente, la oposición, con un coraje admirable, volvió a tomar las calles, pese a que cada vez que lo hace se expone a cuerpos de seguridad que usan gas tóxico y vencido, y que disparan las bombas de frente a los manifestantes (lo que no sólo los asfixia, sino que los quema, hiere e incluso fractura). Nuevamente, también, la televisión y la radio callaron vergonzosamente. Hoy no habían pasado ni diez minutos desde que los manifestantes salieron de la Plaza Brion de Chacaito, cuando comenzaron a caer las bombas lacrimógenas sobre ellos. La represión fue inmediata y logró su cometido: dispersar en pequeños grupos a los manifestantes. La autopista Francisco Fajardo, Las Mercedes, Bello Monte, El Rosal, Chacaito, Chacao y Altamira fueron puntos donde hubo disturbios a lo largo del día. Pero disturbios pequeños, en los que la fuerza pública se pudo despachar con gusto: más de 200 heridos y 18 detenidos fue el saldo del día en Caracas. Entre los heridos hay que contar a un bebé de un mes de nacido quien se vio afectado por los gases cuando una clínica de Las Mercedes, en la que era atendida una diputada de la oposición (Delsa Solórzano) que fue impactada por una lacrimógena en el pecho, fue atacada por los cuerpos represivos. También está el caso de un joven, a quien en las redes sociales dieron por asesinado, que fue impactado en la cabeza por una lacrimógena y tuvo un severo traumatismo craneal, pero ya se encuentra estable. Con respecto a las detenciones, el Ministro de Interior y Justicia, Nestor Reverol, dijo que habían apresado a 18 “anticristos” (así de ridículo), que con su protesta pretendían “robarle la paz al pueblo venezolano” (que tiene anualmente 21 mil asesinados). “Qué nadie se desmovilice”, pidió el diputado José Manuel Olivares, vocero encargado de la oposición, quien anunció que mañana, desde la AN, harán anuncios importantes.

Comentarios

comentarios

You May Also Like