Luisa unchained

IMG-20170601-WA0027

Por: Juan Sanoja | @JuanSanoja

Diosdado Cabello no lo podía creer. En sus tiempos de papaúpa de la AN había tenido que convencer a sus compañeros de que ella era la persona indicada para el cargo. Líder indiscutible del chavismo, la palabra de Cabello bastó para que Ortega Díaz repitiera como Fiscal General. “¿Jura usted ante esta Constitución, ante el padre de la Revolución Bolivariana, el comandante Hugo Chávez, cumplir y hacer cumplir las leyes de la República?”, preguntó el por ese entonces presidente de la Asamblea. “Lo juro”, contestó la abogada. Finalizaba el año de “La Salida” y el PSUV estaba conforme con el desempeño de la jefa del Ministerio Público, clave en el encarcelamiento de Leopoldo. Por eso, cuando se produjo el famoso ‘impasse’, el de El Furrial fue el primero en lamentarse. Porque traidores ha habido muchos, desde mentores del proceso revolucionario (Miquilena, Navarro, Giordani) hasta hermanos de toda una vida (Baduel), pero nunca hubo quien desde adentro y con mucho poder resquebrajara el tablero de ajedrez. Hoy Luisa Ortega volvió a aparecer y apuntó a un TSJ que está permitiendo que el chavismo, ese movimiento político que se jactó de vencer por la vía electoral, le huya al voto. “Hemos solicitado la aclaratoria sobre si perdió vigencia la democracia participativa y protagónica”, dijo la Fiscal a las afueras del Poder Judicial, luego de introducir un documento ante la Sala Constitucional para pedir explicaciones sobre sentencia 378 (“No es necesario referéndum para convocar ANC”). La abogada fue tajante: no existe Constituyente sin consulta popular.

Comentarios

comentarios

You May Also Like