CITAWEB

Mires: el 19A marcará un hito en la historia

“Todo indica que la manifestación convocada por la oposición venezolana para el día 19 de Abril marcará un hito. Será la más grande demostración de masas ocurrida en toda la historia de Venezuela”, así arranca Fernando Mires su último texto en Prodavinci, en el que disecciona en 7 puntos (él los llama tesis) lo que puede suceder  el próximo 19 de abril en las calles de Caracas. Por la claridad con la que expone, traemos los más importantes de ellos: 1) “Dicha manifestación no obedece a un llamado insurreccional. Hasta el momento en ninguna convocatoria se lee, ‘a salir del gobierno’, o algo parecido. Que así pueda suceder como consecuencia de este u otro acontecimiento, nadie lo puede vaticinar. 2) “Nunca en toda la historia del chavismo y del madurismo las condiciones han sido tan desfavorables para el régimen. El aislamiento internacional de Maduro es casi total (…) En el plano interno es minoría absoluta. La situación económica es catastrófica y no hay visos de recuperación. A Maduro solo lo sigue una clientela cada vez más disminuida, una cúpula militar corrupta y grupos de ilegales para-militares”. 3) “La protesta en contra del golpe será, inevitablemente, una protesta en contra de toda la dictadura de Maduro. Pues la naturaleza de la dictadura es golpista. Detener el golpe –como reza la convocatoria al 19-A- significa detener a la dictadura”. 6) “Las elecciones (regionales o generales), la reivindicación constitucional de la AN, el fin de las inhabilitaciones y la disolución de los para-militares, no son puntos separados entre sí. Constituyen un todo. Cada uno depende del otro. Cualquier intento del régimen por sacar del contexto a una o a algunas de esas cuatro exigencias, debería ser considerado como una simple coartada destinada a engañar y a dividir a la oposición. 7) “El llamado a elecciones (…) debe ser entendido como un llamado a la celebración de elecciones libres. No puede haber elecciones libres con un parlamento secuestrado, con políticos ilegalmente inhabilitados, y con grupos armados disparando en contra de la ciudadanía”.

GABOWEB (1)

Gabriel García Márquez cumpliría hoy 90 años

Nació en 1927 en un pueblo llamado Aracataca, en la región de Magdalena. Era el hijo de un telegrafista que le prodigó 15 hermanos. Se crio con su abuela. Dio sus primeros pininos en el periodismo, oficio que nunca abandonó y que hasta el final compartió con la literatura. Dicen que era tímido y sentía pánico de volar, pero tenía un millón de amigos -Fidel entre los incondicionales- y viajaba mucho. Fue uno de los autores del boom, escribió páginas extraordinarias e inolvidables y murió el jueves santo de 2014 en México. Hablamos, cómo no, de Gabriel García Márquez, quien hoy estaría cumpliendo 90 años. Cuarto Nobel de Literatura de Latinoamérica –segundo novelista–, su obra más popular fue “Cien años de Soledad” (“un vallenato de 400 páginas”, según el mismo), aunque para no pocos críticos su mejor libro fue “El amor en los tiempos del cólera”, razón por la cual muchos lo consideraron un Nobel al revés: porque escribió su mejor novela después de premiado; sin embargo, para él (al menos públicamente) su obra más bella fue “El otoño del patriarca”, un complicado libro de largos párrafos sin puntos, considerado por algunos un gran poema en prosa, en el que se narra la historia de un dictador que bien pueden ser todos los dictadores latinoamericanos y que tiene el extraño honor de ser (según las encuestas) uno de los libros menos terminados y más abandonados (dada su dificultad) de la historia. Aunque tuvo un único y largo matrimonio (o quizás por eso) fue un perpetuo enamorado, asunto al que le dedicó largas y memorables frases como la siguiente, con la que lo queremos recordar. ¡Feliz cumple, Gabo!

GABOIG

BRICKELLWEB (1)

En Brickell hay tres propiedades confiscadas

Al sur de la desembocadura del Río Miami, separado del Down Town y bordeado por la Bahía Biscayne al este, se encuentra el distrito financiero de Miami. Se llama Brickell y es, para muchos, el Manhattan del Sur: lleno de rascacielos, sede de empresas importantes y carísimo como él solo. Otrora zona eminentemente empresarial, desde hace unos años, sobre todo en su parte sur, han aflorado allí lujosos conjuntos residenciales y edificios comerciales, que lo han convertido, prácticamente, en uno de los lugares favoritos de los millonarios de ese estado, un lugar en el que no vive quien quiere sino quien puede. Son muchas las cosas interesantes que ver en Brickell. Allí no solo se encuentra la edificación más alta de Florida (‘The Four Seasons Hotel’, con 242 metros de altura), sino también, por ejemplo, el icónico edificio Atlantis, que se hizo popular por la serie Miami Vice. Si de ‘vice’ se trata (pronunciado ahora en español), al parecer hay uno socialista que tiene relación cercana con la zona. Más que eso: tiene tres costosas propiedades en la zona, que aparecen con coordenadas geográficas, código postal, piso, número de apartamento y de identificación fiscal en la lista que divulgó la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC). Son propiedades muy lujosas, que, según reporte de la periodista Mairbor Petit, ronda cada una los $4,1 millones (4,1 millones de dólares, se lee) y tienen, todas, vista a la bahía…y no de Cata, precisamente. Desafortunadamente para quienquiera que sea su dueño (habrían sido adquiridas testaferro mediante), ya no las va a poder disfrutar: hasta que no demuestre que fueron compradas con dinero limpio, están confiscadas. Y si no pueden demostrar el origen de los fondos, expropiadas. Y sin pago ni compensación de ningún tipo, como hacía el Comandante que era eterno y se murió. Qué dolor, qué dolor, qué pena.

PORTADASWEB

La dictadura deja sin papel a ‘La Razón’

Que un periódico titule con información que atañe a sí mismo es algo bastante extraño, pero pasa. Y para muestra la última portada de ‘La Razón’, que lanza, entre signos de exclamación, un grito de auxilio: la dictadura lo está matando. Semanario combativo cuya existencia ha estado dedicada, sobre todo, a denunciar casos de corrupción, pasa actualmente por una situación delicada. No tiene que ver con la publicidad o los anunciantes, que no tiene (es el único periódico venezolano que vive enteramente de sus lectores), sino con el papel: Alfredo Maneiro, el monopolio estatal con el que la dictadura tiene controlada la importación y venta de este insumo, lleva 16 semanas sin suministrarles bobinas. “Hoy en día –se lee en un editorial firmado por su director, Pablo López Hurtado– no hace falta mandar a un censor a las salas de redacción, porque simplemente se utiliza la chequera y con recursos estatales se compran medios de comunicación; no es necesario retener la circulación de los diarios porque en estos tiempos se les asfixia al no venderles la materia prima. Los mecanismos de censura se han sofisticado, pero el objetivo final es el mismo: lograr una hegemonía que consiga, ahora sí, que todos pensemos igual, que nadie levante la voz, que la barabrie se imponga a la razón (…) Hemos sido forzados a imprimir fuera de nuestros talleres desde hace más de dos meses, asumiendo las dificultades financieras que eso acarrea a un medio sin padrinos. Aun así, seguimos comprometidos (…) son tiempos de resistencia y nos encontramos dispuestos a seguir en ello”. De parte de @revistaojo, toda la solidaridad con ellos.

XSWEB

REVIEW: In the blink of an eye

Por: Humberto González

“In The Blink of an Eye” da comienzo con la canción que da nombre al mismo álbum. La percusión latina, el punteo de la guitarra y el sonido del contrabajo da la sensación de que April Martin busca un sonido diferente y apropiado para la premisa de su último álbum. In The Blink of an Eye es un lindo disco sobre la vida y la familia.

Ya para “Heart Break Doesn’t Come”, la propuesta musical cambia quizás un tanto, pasando a un sonido más rock clásico y más sobrio. Sin embargo, Martin regresa a ese sonido más específico y diferente en “While I’m Waiting”. En este tema empezamos a experimentar las variaciones en la voz de la cantante neoyorquina. Las imperfecciones en su afinación, cuya voz va y viene delicadamente, complementan la sutileza musical.

“Looking Back” se asemeja a esta delicadeza, y es quizás el tema más introspectivo, no solo por su contenido, sino por la música que acompaña a las letras de April Martin, en búsqueda de una resolución hacia el pasado sin resolver. No es sino hasta “Sara’s Lullaby” en donde April Martin regresa al sonido más latino, con el regreso de una percusión rica en ritmos e instrumentos.

“Praise the Morning” es un tema lleno de colores, con el cual concluye In The Blink of an Eye. El tema es lo más indie del disco, por lo cual brilla de forma única. El último álbum de April Martin se mueve en 3 distintos frentes, desde la música más folk y melancólica, lo movido y sonoro con el acompañar de la percusión latina y el pop rock como elemento esencial para hacer funcionar la propuesta. Un bonito disco, con hermosos temas acompañados de la voz dulce de Martin.

Gay-Talese-WEB

RESEÑA: Vida de un escritor – Gay Talesse

Por: Ezequiel Abdala | @eaa17

La ‘Vida de un escritor’, de Gay Talesse, es de todo menos eso. Quien busque encontrar allí los intríngulis y las costuras del trabajo de ese extraordinario periodista, los secretos detrás de sus fantásticos reportajes, los entretelones de aquel resfriado de Frank Sinatra, del viaje de Alí a La Habana, o de cómo escribió ese perfil del perdedor Floyd Patterson, quien busque encontrar algo de eso, que busque mejor en ‘Retratos y encuentros’, la antología de reportajes suyos que también editó Aguilar, porque en ‘Memorias de un escritor’ no hallará absolutamente nada.

¿Qué hallará entonces? A un Gay Talesse bloqueado, que para salir de un compromiso con su editor, que ya le había pagado por adelantado unas memorias, juntó retazo de reportajes fallidos, nunca publicados, les dio una cierta estructura, agregó párrafos con comentarios suyos, y de la nada sacó un libro de 650 páginas que si el lector termina es por disciplina literaria y más nada. El libro es un gran pasticho, prácticamente sin sentido alguno, en el que hay de todo un poco y termina por no haber nada, cuyo resultado final es bastante decepcionante.

El problema comienza desde el título (“Vida de un escritor”), que promete, que hace al lector esperar, algo que no es. Y sigue luego en la contraportada: “El tono de ‘VDUE’ es como si Homero lo invitara a uno a tomarse un Martini en un cómodo bar y luego te dijera: ‘Déjame que te cuente sobre mi vida, pero primero empecemos con Aquiles’”. Una mentira del Washington Post Book World, digna de entrar en la categoría de pecados mortales que sólo puede perdonar el Papa o el Obispo, porque de homérica solo tiene la extensión, y de la vida de Talesse apenas y unos retazos echados casi con gotero.

“Escribir es como conducir un camión por la noche sin luches, perderse en medio de la carretera y pasar una década en una zanja” dice Talese en la contraportada del libro. Y tendrían que agregarle “este libro” y cambiar el tiempo verbal: “escribir este libro fue como conducir…”, y allí, sí, le podríamos dar la razón. Porque efectivamente el libro parece escrito por alguien perdido, que no sabe qué hace ni adónde va, y que pasa no décadas sino siglos en unas zanjas temáticas en las que se hunde por páginas y páginas y de las que no sale sino tras unas cuantas disquisiciones.

Una manifestación negra en Alabama que es reprimida violentamente, un edificio neoyorkino y los más de diez restaurantes que albergó y quebraron, Lorena Bobbit, la mujer que le cortó el pene al marido, y Liu Ying, la futbolista china que falló un penal en la Copa Mundia de Fútbol Femenino son los protagonistas de las largas historias que se desarrollan en el libro, que van mezcladas con los recuerdos de la infancia de Talesse, algunos retazos de su paso por ‘The New York Times’, la historia de su boda, el reencuentro (de pasada) con sus familiares italianos, etc, etc, etc.

¿Qué tiene de bueno el libro? Algunas breves reflexiones de Talese sobre el periodismo, lo importante que es escuchar para ser buen entrevistador, una que otra anécdota y poco más. Eso es todo.

Vida de un escritor

Autor: Gay Talese

Fecha: 2006

Páginas: 650

Valoración: 5/10

mujercitas

Louise May Alcott, autora de ‘Mujercitas’

Tal día como hoy en 1832 nació en Pennsylvania Louise May Alcott, una interesante escritora norteamericana que dejó para la posteridad uno de los libros juveniles más famosos: ‘Mujercitas’. A pesar de lo poco atractivo del título, que se debate entre la naftalina y lo cursi, se trata realmente de una de las más entrañables novelas de la Guerra Civil Norteamericana, en la que se cuenta la historia de cuatro niñas que se convierten en mujeres mientras dura este conflicto bélico. La novela tiene ribetes autobiográficos, ya que la propia Alcott vivió la guerra civil e incluso participó en ella como enfermera voluntaria. Escrita por encargo y en un tiempo record de diez semanas (Alcott pasaba más de 10 horas al día redactando), tuvo un éxito inmediato que se ha alargado hasta nuestro tiempo, contando con innumerables reediciones y adaptaciones al cine, al teatro y a la televisión. La novela tuvo una continuación llamada ‘Aquellas mujercitas’, que se suele editar ya como parte de un mismo volumen. ¿Qué tuvo para haberse convertido en clásico? Primero, el magnífico trazado de los personajes protagónico, las cuatro hermanas cuyas historias, para quien ha leído el libro, terminan siendo inolvidables; y en segundo lugar el contexto, que está muy bien recreado, y hace que el lector se meta tanto en la historia como en la época. En fin, un clásico ameno, que si bien no cambia vidas, por lo menos entretiene de la mejor manera.

fauto

Fausto Amundarain habla sobre su Fragmento Masivo

Desde el pasado sábado 5 de noviembre . Se presento la primera muestra individual de Fausto Aumndarain llamada Fragmento Masivo, una exposición basada en la colección de cubos de periódico y cartón puestos sobre madera y pintados de diversos estilos y colores bastante llamativos, llevada cabo por un joven de apenas 23 años de edad movido por un ojo artístico que lo caracteriza.
 frag-mas
– Siendo tan joven y emprendiendo en el mundo de la ejecución artística, ¿Qué sucedió con tus planes académicos? ¿los abandonaste? 
En 2010 comencé estudios en la universidad Nueva Esparta, administración de empresas de diseño fue la carrera que escogí en aquel momento pensé que esta era la elección correcta pero a finales de 2013 no me sentía cómodo y pare la universidad para ver otras posibilidades, me fui New York en enero de 2014 a estudiar un trimestre en SVA y en los talleres de la universidad comencé casi sin querer a desarrollar mi proyecto artístico, al volver a Venezuela decidí dejar por completo la UNE, me agarre el resto del año y en 2015 comencé a estudiar diseño en un instituto mientras en paralelo seguía trabajando en mis cosas y participando en distintas exposiciones. El instituto también lo abandone y me entregue 100% a trabajar en mis obras, este año comencé un diplomado en arte contemporáneo en la universidad metropolitana que me tiene muy contento.
– ¿En qué momento decidiste que este era el camino que debías seguir?
Mi hermano mayor tiene casi 10 años siento artista, trabaje por varios años en sus talleres y aprendí muchísimo estar con el involucrado en ese mundo fue lo que me hizo replantearme realmente que quería hacer y por esta razón me fui a NY buscando ver arte en una de sus grandes capitales, no estoy seguro realmente cuando decidí que este era mi camino pero creo tome la decisión al volver de este viaje.
– ¿Tus obras cuentan historias, o es sólo buen gusto por lo que ves en ellas al hacerlas?
Creo que contar historias no te limita a que las cosas sean estéticamente placenteras para mi o las personas que las disfrutan, yo plasmo mis inquietudes, ideas o dudas y al hacerlo busco y creo imágenes que me gustan.
– ¿Que se siente emprender como artista en Venezuela y no formar parte del gremio emigrante..?
Estoy orgulloso de el resultado de todo este proyecto tomando en cuenta todo lo que representa ser artista en este país con las dificultades que todos conocemos, aunque todavía no me siento en condición de decir que he logrado algo, pienso me falta muchísimo trabajo y camino por recorrer.
 galeria
– ¿Tienes planes de mostrar tus obras afuera, o seguirás innovando aquí?
Seguiré trabajando desarrollando mis ideas y haciéndolas crecer en mi país, pero claro que espero algún día poder mostrar mi trabajo afuera.
La exposición de Fausto estará abierta al público general durante dos meses de lunes a viernes de 1 p.m. a 7 p.m. (previa cita) y fines de semana de 11 a.m. a 5 p.m. No se lo pueden perder!

Baseball

Béisbol vs Fútbol

Por: Antonio Torres

Desde pequeño he vivido una dicotomía: crecer en un país supuestamente beisbolero, rodeado de gente que prefiere el fútbol. La Venezuela de la pelota es generacional: los mayores, padres y tíos, adoran el béisbol; y los de mi edad, primos, compañeros de clase, panitas de la calle, mueren por el fútbol. Al menos esa ha sido mi experiencia, una en la que he tenido que nadar contracorriente, porque, a ver: me gusta más el béisbol que el fútbol, qué le vamos a hacer.

El fútbol es un deporte fácil y por eso es tan popular. Tiene pocas reglas, no necesita casi indumentaria, y cualquiera lo juega. Por eso está lleno de pantalleros: todo el mundo habla, sabe, entiende y juega fútbol. Todos. El que más y el que menos. Cosa que no pasa con el béisbol, que discrimina y delata: para jugarlo hay que ser bueno y para hablar de él hay que saber alguito. No se mete el paro tan fácilmente.

Los futbolistas, hablando de pantalleros, cultivan la condición histriónica casi tanto como la física, y a muchos se les va el juego fingiendo faltas. Un pelotero podría fingir un pelotazo –y se tendría que jugar que se lo dieran– y aun así lo máximo que obtendría es una base adicional. En el fútbol, inventarse la falta en el área es penalti –gol casi seguro–. No voy a entrar en lo poco ético que es eso viniendo de un deportista –ya escucho las voces de mis amigos futboleros explicando que desde niños les enseñan a engañar al árbitro, que eso es estrategia, que forma parte del juego, que allí todo vale, y que criticarlo es ignorancia–, pero sí en lo fastidioso que es calarse numeritos teatrales en medio de lo que en teoría es –debería ser– un deporte.

ESTADÍSTICAS

El béisbol es estadística y precisión. Todo –o casi todo– está medido, mesurado y –cosa importante- promediado, lo que ayuda a tumbar mitos y a saber con certeza qué tan bueno es un jugador. En el fútbol, un goleador, solo por los goles, es ya estrella; en el béisbol, el average y demás yerbas ponen en su sitio a un jonronero que solo sabe sacarla del parque –que no es poca cosa, pero tampoco lo es todo-. En el futbol, un jugador como Anelka –el más sobrevalorado de la historia- puede pasar con algo de gloria por algunos clubs importantes; en el béisbol difícilmente habría llegado a AAA.

Por eso valoro tanto las estadísticas: desmontan mitos; bajan del cielo a esos jugadores que tuvieron tres días con suerte y en tres momentos decisivos hicieron tres jugadas importantes, y ponen las cosas claras. Y sí, yo sé que el fútbol las tiene, pero contadas, fragmentadas –vuelvo a lo del promedio-, algunas inútiles –posesión del balón-, y poco manejadas por los aficionados –no he conocido al primero que después de un juego me diga que tal jugador corrió tantos kilómetros, acertó en tantos pases, robó tantos balones, y tuvo un porcentaje de aciertos de tanto–.

Que sea tan estadístico hace que en el béisbol haya más verdad. A fin de cuentas es un deporte más racional que pasional, y numerito mata percepción, querencia y opinión, que es lo que abunda en el fútbol; por eso no hay nada más fatuo que una discusión balompédica: eternamente acaloradas, invariablemente exageradas, a veces divertidas, siempre subjetivas –‘a mí me parece’, ‘yo creo’, ‘a mí me gusta más’- y perpetuamente inútiles, porque nunca llegan a ningún lado, ya que es imposible ponerse de acuerdo –no hay ese elemento sólido y definitivo al que apelar para zanjar todo-.

DURACIÓN

Lo que para muchos es una de sus grandes defectos –que es un juego muy largo, que puede pasar las tres horas, que bla, bla, bla– para mí es una fortaleza. Primero porque me gusta, y mientras más dure mejor; y segundo –y aquí ya me pongo filosófico, me perdonan– porque es un desafío al ‘cronos’, al tiempo de los hombres. Cuando se va a ver béisbol se entra, prácticamente, en otra dimensión, una en la que los relojes pierden todo el poder, porque en el béisbol el tiempo lo marcan los outs, que son caprichosos, a veces se pierden y caen cuando les da la gana. Esa independencia, ese no estar sujeto a relojes, ese saber siempre cuándo empieza pero nunca cuándo termina, es un añadido único de este deporte, que no conoce de empates y en el que siempre, pase lo que pase y haya que jugar lo que haya que jugar, sale un ganador y un perdedor.

Hay, además, otra cosa que se deriva de la anterior y que hace el béisbol sinigual: la jugada final. El béisbol no finaliza con un pitido sino con una jugada. Mientras los futboleros terminan viendo el reloj, contando los segundos para que se termine, uno, fanático de la pelota, mira al terreno a la espera de esta última jugada, que puede ser espectacular o no –tanto mejor si es un ponche, una atrapada imposible, o una joya de dobleplay; ni se diga si es un jonrón, que son palabras mayores-, pero siempre queda grabada en la retina. Ese privilegio de cerrar con broche de oro, de un final para el recuerdo, de un colofón inolvidable, ese privilegio no lo puede dar el fútbol –si acaso lo dio cuando el gol de oro, pero eso ya era algo agónico e injusto–; y, créanme, vale.

La perfección –vuelvo a ponerme filosófico, disculpen nuevamente–, que existe en las matemáticas, en algunos –pocos– elementos de la naturaleza y, dicen los creyentes, en Dios, también está en el béisbol. Puede sonar tonto este argumento, pero en el béisbol el juego perfecto existe, es posible, se puede dar y cuantificar –a mayor gloria del pitcher, claro–. En el fútbol, un juego será bueno, excelente, magnífico –úsese el adjetivo que se quiera– pero nunca perfecto. Esa no existe en el balompié.

Si el argumento de la perfección no basta, permítaseme exponer otro menos alturado pero –espero– convincente: la mezcla entre lo individual y lo colectivo. El béisbol tiene lo mejor de esos dos mundos. Por una parte, a la ofensiva, el enfrentamiento entre lanzador y bateador, lleno de drama, tensión y presión; por otra, a  la defensiva, el juego en equipo, la dependencia del otro, el trabajo colectivo, las atrapadas y los lances. Está también el del orden: cada jugador con su posición y su rol claramente definido; no ese desorden del fútbol, en el que al final –y sobre todo en el final– nadie termina teniendo claro por donde es que tenía que ir.

Si ni aun así he logrado el cometido asignado por el editor de esta revista, baste decir que si pongo el béisbol por encima del fútbol, no necesariamente es porque sea mejor, sino, a fin de cuentas, porque a mí me gusta más, qué le vamos a hacer.

#Conteo: Doce bandas que escucharás en los Circuitos Nuevas Bandas

Por Ashley Garrido @ashgarrido

Durante el transcurso de esta semana, fueron anunciadas en el programa “Rock en Ñ”  de La Mega 107.3, las bandas que participarán en los ocho Circuitos Nuevas Bandas alrededor del país. Todas ellas competirán por un anhelado espacio dentro de la edición número veintiuno del FNB, que se llevará a cabo los días 13  y 14 de julio.

Más de trescientas bandas respondieron a la convocatoria de la fundación, un número mayor a las que lo hicieron en 2012, pero solo cincuenta y cuatro lograron clasificar. Hoy les presentamos una pequeña muestra de las bandas que se presentarán en las cinco regiones del país.

Comenzaremos con la región capital, que representa casi el 50% de las inscripciones en los circuitos, es por eso que se realizará en dos noches (7 y 8 de junio – La Quinta Bar) y presentarán doce bandas.

1.       Del Pez @delpezmusica

Como carta de presentación, tienen el contundente Ep “Acción es carácter”, producido por Claudio Ramírez de Los Humanoides. Un trabajo maduro, creativo;  la guitarra de Luis Otamendi tiene un lugar destacado en la banda y logra una combinación impecable con la voz de Héctor Miranda. Entre las influencias de Del Pez encontramos a Radiohead, Queens of the Stone Age y Cabezón Key.

 

2. B.I.D.A.I.A.  @bidaiave

El año pasado, Los Colores fueron la banda sorpresa en el circuito caraqueño, este año podrían ser los chicos de B.I.D.A.I.A. Poco se conoce de ellos, su información en la web es casi inexistente, pero su música habla muy bien de ellos. Indie Rock, con momentos que podrían hacer recordar a los norirlandeses de Two Door Cinema Club.

El circuito caraqueño lo completa: La Última Thule, Radio y Cassette, Caracas Roots, Soires Naes, La Pipa Freak, Wannamaker, Días de Septiembre, Los Switches, Vltravioleta y Phonit.

La región oriental busca sus representantes en los circuitos de Cumaná (31 de mayo) y Puerto La Cruz (1 de junio).

3. Teleport @Teleportbanda

Ellos se etiquetan bajo el género de “rock experimental alternativo” y sin duda presentan una interesante fusión. Sus letras, más que irreverentes son descaradas, alejadas de las que estamos acostumbrados a escuchar.

4. Colectivo Breddas @Breddas

Compitiendo también en el circuito de Cumaná, tenemos al Colectivo Breddas, una de las propuestas de reggae presente en los circuitos. Mezclan el reggae con ska, dub, latin y funk. Su tema “Burning”, está cargado de funk y destacan los coros femeninos.

Apix, Desigualdad, Trenos y Shamans completan el circuito Cumanés.

5. Del Puerto @DelPuertoBanda

Para algunos, Puerto La Cruz es conocida por “Puerto La Rock”, esto se debe a que la ciudad nos tiene acostumbrados a bandas que encarnan al rock clásico, a ese que salió de Nashville años atrás. Y con su debut “Como en Casa”, Del Puerto no es la excepción.

Las bandas que completaran la velada en Tiburón Club son: 3SOM, Jampska, Lidelay, Virtual Lakai y Pachamama.

El primer circuito del occidente del país, es el de Coro/Punto Fijo (7 de junio). Dot, In Rec, Mike Lemus, Larga Espera, No Para Idolos  y Material Tóxico serán los participantes.

6. Material Tóxico @MaterialToxico

Un dúo de grunge formado en el 2008, mencionan entre sus influencias se notan grandes bandas del sello Sub Pop, como Sonic Youth, Nirvana y Smashing Pumpkins.

7. Betncourt @Betncourt

No se puede decir con exactitud qué está pasando en Maracaibo, pero parece que una máquina del tiempo ha llegado a la ciudad. El regreso de los sonidos ochenteros los escuchamos primero con TLX, y ahora con el Ep debut de Betncourt, “Ruido a Distancia.”. Producido por el cantautor Jan Pawel, nos regresa por un rato a esa década donde The Cure y The Smiths eran las bandas preferidas de la juventud.

Los Polaroid, Hotel, Cocobeat, Novarmada y Non Grata, acompañarán a Betncourt la noche del 14 de junio en Calle Club.

El 15 de junio en la ciudad de San Cristóbal se buscará al representante de la región Andina, entre: La Chica Parrilla, La Yeska, Lucille Band, Uber Café, Naturaleza Humana  y Trassónico.

8. La Chica Parrilla @LaChicaParrilla

Por lo que han subido en su cuenta en Soundclud, La Chica Parrilla muestra ser una banda muy multifacética. Pasando por lo que ellos denominan como “rock circodélico” con la canción “Miua Miau”, pasando por algo más melancólico con “Grill Girl” y rock psicodélico que se hace presente en “Agujeta”.

El Búnker del Este será el lugar que recibirá a THE, Apollinaire, Mcroder, Caminant, Isla Sorda y
Recipe Morado, quienes competirán en el circuito Nuevas Bandas Barquisimeto(8 de junio)

9. Caminant @CaminantMusic

Es el único proyecto dentro de todos los circuitos que se describe como Folk. Un adorable xilófono acompaña las armonías en su tema “Nariz”, “Sorry” por su parte, evoca a lo realizado por Paolo Nutini en su álbum “Sunny Side Up”. Apartado del aspecto musical, destacamos el arte que acompaña a cada uno de sus temas, un agradable detalle.

10. THE @THE_vzla

“THE no es una banda de rock ni de punk ni de indie ni de grunge ni experimental, THE es todo eso y nada a la vez”, esto escribe la propia banda y no podríamos estar más de acuerdo con ellos. Se pasean entre el inglés y el español, pero sin apegarse a un solo estilo, su álbum debut “Mentes” lleva un año gratis en la web.

El último circuito y el cual se perfila como uno de los más competitivos es el circuito Valencia/Maracay. Se llevará a cabo el 12 de junio en el Teatro Bar (Valencia).

11. Punky Brewsters @Punky_Brewsters

Indie Punk, Happy Punk o Pop Punk, como quieran llamarlo, lo cierto es que Punky Brewsters es una de esas bandas que se colaría perfectamente en el soundtrack de una película protagonizada por Michael Cera, en especial su tema “Girl & Boy”.

12. Mind The Gap @MTGvzla

Solo con leer su nombre podemos inferir la influencia británica y al escuchar su Ep “Between the Train and the Platform”, no queda la menor duda.Fácilmente podemos imaginarlos compartiendo escenario con bandas como The Libertines, Kaiser Chiefs y The Courteeners.

El circuito valenciano lo completan Fighting Buffalo, Blush Magenta, Cronovisor y Lost Cinema.