unnamed (3)

REVIEW: The Journey – Inter-Continental Concerts

Por: Humberto González

The Journey es el nuevo álbum de Inter-Continental Concerts, banda liderada por el iraní Shahed Mohseni Zonoozi. Un álbum que mezcla los sabores musicales de diferentes regiones del planeta. Desde “The Cyprus Station”, primer tema del álbum compuesto por 10 piezas, la banda intenta sumergir al escucha en un viaje de sonidos, en un viaje sensorial y geográfico interesante desde cualquier perspectiva.

No hay repetición ni lugares comunes dentro del mundo de The Journey. La guitarra española despliega sus alas desde el segundo uno, y no cesa sino hasta el final del viaje. Es, además, el elemento clave dentro de toda la propuesta musical del iraní.

“The Fellowship” es quizás el tema más diferente del resto. Comienza con un piano evocador, acompañado de una voz suave y ensoñadora. Es, quizás, el mejor tema del álbum, por lo que  transmite y lo que sugiere. Sin embargo, a veces la mezcla de las voces, tanto en “The Fellowship” como en el resto de los temas del álbum, resulta un tanto incómoda, pero esto es quizás un problema de producción.

Más allá de eso, The Journey es un gran álbum de la mano de Inter-Continental Concerts, y de la mano de la creativa mente musical que es Mohseni.

unnamed (4)

REVIEW: Winter Calling

Por: Humberto González

Not Like You” es el clásico video de la banda de metalcore estadounidense. Sin ebargo, el bajo presupuesto llama mucho más la atención que el mismo tema de la banda. Sobre todo por la posición de la cámara en cada uno de los planos, en donde la atención se concentra sobre todo en las luces detrás de la banda. Más allá de agregar una intención estética que sea atractiva, el video de Winter Calling se convierte en un ejercicio de After Effects mal hecho.

Follow me down” sigue la misma línea; sin embargo, es un vídeo mucho más narrativo y más atractivo que el anterior. Al menos, acá notamos una intención de contar una historia que, si bien no es del todo complementaria artísticamente, es un intento por realizar una aproximación más artística. Winter Calling pega de imprimir la misma propuesta de realización en los 3 videos que hasta ahora acompañan al álbum. Una disposición clara por tendencias clásicas de la realización de vídeos, que si no fuera por la nitidez de la imagen digital o la pantalla en la que se visualiza, podría tratarse fácilmente de un video de los años 90.

A New Me a Few Me” es quizás el más experimental y más atractivo del trío de videos. Quizás por la cobertura de la historia, es el más diferente de los demás. Blake Cortes dirige las tres piezas audiovisuales. Y aunque cuenta con un presupuesto para realizarlos, queda demasiado por entender la necesidad de piezas que no aportan nada al esquema musical del álbum “Faces”.

unnamed

REVIEW: Eleven Nine – Eric Anders

Por: Humberto Sánchez

A pesar de describirse como indie, Eleven Nine llama la atención estilísticamente desde una propuesta que se desplaza por sonidos que quizás no son propios del género. El último álbum del oriundo de California, Eric Anders, es, según él mismo describe y alega, un álbum “anti-Trump”. Compuesto por diez temas, en donde se incluye un cover al tema de CCR “Who’ll Stop the Rain”.

La última producción del californiano es una producción de grandes rasgos y grandes gestos técnicos. “This Fire Has Burned Too Long” es quizás uno de los temas más interesantes del disco, no solo por sus letras y por su interesante propuesta musical, sino porque devela la gran capacidad de composición no solo a nivel lírico sino a nivel de música por parte de Anders. Un tema que se deriva entre el indie y el blues, llegando a extremos en donde hay un interesante despliegue de sentimientos oscuros y, quizás, tenebrosos.

El álbum protesta tiene una interesante seguidilla de canciones que quizás en orden pueden demostrar, más allá de un álbum, un largo elemento de protesta política a través de la música, con temas que son efectivos desde todos los frentes.

“Eleven Nine” es un disco interesante que demuestra la madurez artística de Eric Anders, un músico con un futuro más que prometedor.

eloy_blanco

“Madre, si me matan…”

Hoy, las circunstancias impiden escribir un mensaje entusiasta y feliz. Son muchas las madres sin hijos que hay en este sepulcro abierto llamado Venezuela. Son demasiados los hogares que hoy en vez de celebrar lloran. Y es inmenso el pesar que surca nuestra patria. En nuestro auxilio viene el poeta con sus versos nobles y valientes. Fue en 1929 cuando Andrés Eloy Blanco, esa gloria nacional, compuso el “Canto de los hijos en marcha”, un desgarrador poema (más bien lamento) que le dedica un hijo a su madre con las instrucciones de qué hacer en caso de que lo asesinen. Había dictadura. Había una generación de jóvenes corajudos peleando contra ella. Y había también madres sufriendo. Nada muy distinto a lo de hoy. A esas mujeres nobles, que con su integridad moral han formado muchachos que se juegan la vida combatiendo la dictadura; a aquellas que han visto a sus hijos morir; a las que parieron y formaron a la generación que va a liberar a Venezuela; a ellas, hoy, en su día, con este canto triste pero bello, les damos las gracias.

CANTO DE LOS HIJOS EN MARCHA

Madre, si me matan,
que no venga el hombre de las sillas negras;
que no vengan todos a pasar la noche
rumiando pesares, mientras tú me lloras;
que no esté la sala con los cuatro cirios
y yo en una urna, mirando hacia arriba;
que no estén las mesas llenas de remedios,
que no esté el pañuelo cubriéndome el rostro,
que no venga el mozo con la tarjetera,
ni cuelguen las flores de los candelabros
ni estén mis hermanas llorando en la sala,
ni estés tú sentada, con tu ropa nueva.
Madre, si me matan,
que no venga el hombre de las sillas negras.

Lléname la casa de hombres y mujeres
que cuenten el último amor de su vida;
que ardan en la sala flores impetuosas,
que en dos grandes copas quemen melaleuca,
que toquen violines el sueño de Schuman;
los frascos rebosen de vino y perfumes;
que me miren todos, que se digan todos
que tengo una cara de soldado muerto.

Lléname la casa
de flores regaladas, como en una selva.
Déjame en tu cuarto, cerca de tu cama;
con mis cuatro hermanas, hagamos consejo;
tenme de la mano, tenme de los labios,
como aquella noche de mi padre muerto,
y al cabo, dormidos iremos quedando,
uno con su muerte y otro con su sueño.

Madre, si me matan,
que no venga el coche para los entierros,
con sus dos caballos gordos y pesados,
como de levita, como del Gobierno.

Que si traen caballos, traigan dos potrillos
finos de cabeza, delgados de remos,
que vayan saltando con claros relinchos,
como si apostaran cuál llega primero.
Que parezca, madre,
que voy a salirme de la caja negra
y a saltar al lomo del mejor caballo
y a volver al fuego.
Madre, si me matan,
que no venga el coche para los entierros.

Madres, si me matan,
y muero en los bosques o en mitad del llano,
pide a los soldados que te den tu muerto;
que los labradores y las labradoras
y tú y mis hermanas, derramando flores,
hasta un pueblo manso se lleven mi cuerpo;
que con unos juncos hagan angarillas,
que pongan mastranto y hojas y cayenas
y que así me lleven hasta un cementerio
con cerca de alambres y enredaderas.
Y cuando pasen los años
tráeme a mi pedazo, junto al padre muerto
y allí, que me pongan donde a ti te pongan,
en tu misma fosa y a tu lado izquierdo.
Madre, si me matan,
pide a los soldados que te den tu muerto.

Madre, si me matan, no me entierres todo,
de la herida abierta sácame una gota,
de la honda melena sácame una trenza;
cuando tengas frío, quémate en mi brasa;
cuando no respires, suelta mi tormenta.
Madre, si me matan, no me entierres todo.

Madre, si me matan,
ábreme la herida, ciérrame los ojos
y tráeme un pobre hombre de algún pobre pueblo
y esa pobre mano por la que me matan,
pónmela en la herida por la que me muero.

Llora en un pañuelo que no tenga encajes;
ponme tu pañuelo
bajo la cabeza, triste todavía
por las despedida del último sueño,
bajo la cabeza como casa sola,
densa de un perfume de inquilino muerto.

Si vienen mujeres, diles, sin sollozos:
-¡Si hablara, qué lindas cosas te diría!
Ábreme la herida, ciérrame los ojos…

Y una palabra: JUSTICIA
escriban sobre la tumba
Y un domingo, con sol afuera,
vengan la Madre y las Hermanas
y sonrían a la hermosa tumba
con nardos, violetas y helechos de agua
y hombres y mujeres del pueblo cercano
que digan mi nombre como de su casa
y alcen a los cielos cantos de victoria,
Madre, si me matan.

unnamed (2)

REVIEW: The Compound – Meanr Mynr

Por: Humberto González

El último EP de Meanr Mynr se encuentra entre la mala producción y la creatividad trivial. Una mezcla incoherente de sonidos y ritmos que no calan del primero al último segundo de la entrega. The Compound está compuesto por tres temas del músico oriundo de Denver, siendo “Soul Out” el tema que da inicio al corto EP. No es una atractiva invitación para escuchar más, ni mucho menos.

“Soul Out” es, sin más, una amalgama de pasajes en la guitarra con un ritmo que se mueve entre el hip hop y la música más electrónica. Tienen mucho que ver este tema con “Blasé” y “Stay Up”, el segundo y tercer tema, respectivamente, del EP. Y es que ninguno contempla una cohesividad conceptual palpable, ninguna intención de que la fluidez musical reine.

“The Compound” es una pieza para escuchar y dejar. Muy dificilmente de revisitar.

Music for

REVIEW: Music for Icebergs – Mike Sayre

Por: Humberto González

Mike Sayre se atreve a nadar en aguas profundas con su útlimo disco, que no es de tomarse a la ligera. Music for Icebergs es un álbum contemplativo, más que cualquier otra cosa. Un álbum que con 5 extensos temas logra comulgar su principal premisa: esta es, quizás, la música que escucharíamos en una situación de naufragio en un enorme bloque de hielo.

La música está hecha especialmente para escribir, o pensar o indagar. Quizás para dormir. “Génesis” sincroniza con el ambiente y dibuja durante 8 minutos el sonido quizás más experimental de todos. “Fimbul”, sin embargo, es un quiebre, en el más puro sentido de la palabra. El sonido del agrietar, el eco del escenario, nos lleva hacia el momento.

“Antrophocene” es otro tema digno, no solo por la labor que ejerce de sumergir al que escucha, sino por su cualidad completamente creadora en el momento.

Ya para los últimos 20 minutos del álbum, “Floes/Flows” y “Elegy” se presentan como la pieza segura para cerrar. Un concepto que se apega al pie de la letra de lo que Sayre ha propuesto desde un principio. El neoyorquino ofrece en “Music for Icebergs” un compendio de 4 dramas intensos sobre la soledad y la tempestad. “Elegy” es un temazo, que presenta por primera vez, a lo largo del álbum, una necesidad de redimir eso que no es posible a través de los meros ambientes.

https://soundcloud.com/mikesayre/fimbul

GaBso

Review: Made we wanna change my name – GaBso

Por: Humberto González

El último EP de GaBso es una amalgama de sonidos y géneros que, por mucho esfuerzo, producción y dinero, no llegan a concretarse en un concepto atractivo, mucho menos en ser música con contenido memorable. Este último trabajo musical del israelí es, sin embargo, un trabajo con un esfuerzo si bien no tan notable, entendible.

El EP comienza con “Where I’ll Put My Shoes”, un tema con beats y sonidos que referencian al dubstep más clásico, pero acompados de la voz pulcra, limpia y afinada de GaBso. Sin embargo, los temas que le siguen caen no solo en una repetición aburrida y tediosa, sino que son acompañados por letras vacías y lugares comunes de la música sin corazón. “Words Words Words Words” es un ejemplo claro de ello, en donde la repetición de la palabra es quizás lo más poético del tema.

“789” da cierre a un EP con pocas cosas positivas que decir. Un disco que no llega a calar en ningún frente.

IMG_5714

Teatro hip hop – livevibe -por primera vez en Venezuela

Live Vibe es un concepto original que ofrece una oportunidad única a jóvenes artistas del mundo de la danza, música y artes vocales para presentarlas profesionalmente lo más temprano de sus carreras, así como también la invaluable experiencia de presentarse en las locaciones  artísticas de mayor calidad  junto a las compañías profesionales más establecidas. Este movimiento fue concebido por Hakeem “Mr Impact” Onibudo, y muestra el más vibrante talento de baile, en una atmósfera de inspiración e interacción. Con el apoyo de tutores especialistas, busca ayudar a los artistas a llevar su arte al próximo nivel.

Live Vibe hizo su debut internacional en diciembre de 2010 en la Academia de Hong Kong de Artes Escénicas. Este espectáculo interactivo incluyó actores de danza, compañías y escuelas de artes escénicas de Hong Kong, todas fusionadas con bandas en vivo y participación de la audiencia. Se presentó en forma de lenguaje dual y el éxito del espectáculo llevó a que se repitiera en 2013. Entre 2011-2012 Live Vibe hizo su primera aparición en el continente de africano. Fue respaldado por el British Council y tuvo un impacto sobresaliente en Harare, Zimbabwe.

LIVEVIBE  EN CARACAS

Tras una primera visita del director artístico del Reino Unido Hakeem Onibudo en noviembre de 2016, se programó realizar Live Vibe en Caracas, Venezuela, para reunir a algunos de los mejores talentos del nacional hip-hop bajo un mismo techo. El evento está auspiciado por British Council, la Universidad Central de Venezuela y el Centro Cultural Chacao.

Junto al director artístico Hakeem Onibudo, se presentará a un equipo de 4 artistas británicos: Kenrick Sandy perteneciente a la premiada compañía de baile Olivier Boy Blue Entertainment. Yukiko Masui, coreógrafa y bailarina perteneciente a la compañía Two Gents Production y los bailarines Keanu Wilson y Ajani Johnson Goffe de la compañía Impact Dance.

La entrada al evento es libre. Sin embargo, los interesados en asistir deberán reservar sus entradas on line y posteriormente, retirarlas del 5 al 7 de abril en un mostrador que colocaremos en el lobby de los ascensores en la entrada del British Council,ubicado en la Av. Principal de El Bosque. Torre Credicard. Piso 3. Chacaíto. Caracas, Venezuela, en el horario comprendido entre las 10:00 am y las 5:00 pm.Para mas información visita @veBritish

AUDICIONES PARA LIVEVIBE CARACAS

Se realizarán audiciones para conformar el super crew, que compartirá escenario con los coreógrafos Hakeem Onibudo, Yukiko Masui, Kenrick Sandy y los bailarines Keanu Wilson y Ajani Johnson-Goffe provenientes del Reino Unido, junto a artistas venezolanos de danza urbana.

Los seleccionados de estas audiciones deben asistir del 03 al 07 de abrilde 2017 a cinco ensayos generales para el espectáculo Livevibe Caracas desde las 9:30 am hasta las 2:30 pm en la Sala de Conciertos de la Universidad Central de Venezuela.

TALLERES DE HIP HOP

Livevibe Caracas trae también para los amantes del Hip Hop talleres sobre ritmos, pasos y rutinas, así como sobre personalidad, estilo y concepto en esta danza urbana. La cita es el miércoles 5 de abril de 2:00 pm a 3:00 pm y de 3:30 pm a 4:30 pm en la Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Los talleres son:

  • HIP-HOP ’00-‘10: Ritmos, pasos y rutinas del Hip Hop contemporáneo. A cargo de Yukiko Masui. Hora: De 2:00 pm a 3:00 pm.
  • H2OGRAPHY: Personalidad, estilo y concepto en el Hip Hop. Dictado por Kenrick Sandy. Hora: De 3:30 pm a 4:30 pm.

Cupos limitados. Para mayor información  visita @veBritish

El registro para las audiciones es totalmente en línea y puedes llenar el formulario aquí

IMG_5618

OCTAVIOWEB

Octavio Paz, un hombre malquerido

“Toda dictadura, sea de un hombre o de un partido, desemboca en las dos formas predilectas de la esquizofrenia: el monólogo y el mausoleo”

Fue, a nadie le quepa la menor duda, uno de los hombres más talentosos del continente. Un genio de la palabra. Pero tuvo dos faltas que lo hicieron tremendamente impopular. La primera, dedicarse a dos géneros casi clandestinos (poesía y ensayo); y la segunda, ser políticamente incorrecto y brutalmente honesto. Ello llevó a que Octavio Paz, nacido en Ciudad de México el 31 de marzo de 1914, fuera, durante buena parte de su vida, un apestado. Un hombre malquerido hasta por los suyos, que cuando no lo despreciaban lo combatían pero casi nunca lo admiraban y las pocas veces que lo hicieron fue con reparos y a regañadientes. Como cuando en 1990 le dieron el Premio Nobel de Literatura y los periódicos mexicanos dijeron celebrar al poeta pero no al personaje, que para ellos seguía siendo abominable. Le cobraban sus posiciones políticas de derecha, que denunciara la falta de democracia en la Nicaragua sandinista (intocable en aquel entonces), que anteriormente hubiera sido implacable con la Cuba castrista y con la Unión Soviética estalinista, que hubiera osado defender, incluso, la hegemonía del PRI, que Vargas Llosa calificó como “dictadura perfecta” y él de “sistema hegemónico de dominación de un partido” pero de dictadura nada. Y así, seguían distrayéndose, olvidándose y perdiéndose del brillante autor de obras como ‘El arco y la lira’, ‘Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe’, ‘El laberinto de la soledad’, ‘Salamandra’ o ‘Los hijos de Limo’. El viernes, el caudal de informativo anegó la conmemoración de su nacimiento, por ello hoy lo recordamos con gratitud. Puedes leer una breve semblanza sobre el Nobel malquerido aquí.

unnamed (1)

REVIEW: Believe – Ivan Beecroft

Por: Humberto González

“Believe”, el último tema de Ivan Beecroft, es un one man show single, en donde el australiano se encarga de componer toda la música y hacerse cargo de la ejecución de cada uno de los instrumentos, además de la producción del single.

Y eso se nota. Quizás demasiado. Un tema sin nada que aporte al avance del músico de Melbourne. Su calidad musical es regular. “Believe” es un tema con una ejecución plana, y a pesar de la interesante voz de Beecroft, esto no se refleja en ningún otro renglón. Ni en los arreglos, ni en los tiempos, ni en las notas o las melodías. Cargado de simplezas en el mal sentido de la palabra, la monotonía musical no refleja ni una pizca de autenticidad, y, por el contrario, termina dejando caer al tema en una inmensidad de piezas que son irrelevantes.

Esto, aunado a una razón que se percibe en la simple superficie: una composición sin demasiado fondo, sin sensaciones que perseguir. No es una razón para no escuchar el tema, pero no es un tema que demande demasiada atención, por lo menos, a quien les escribe. Un intento fallido por intentar hacernos “creer”…