Discusión sobre la Ley de Cultura

Revista OJO, La Organización Nelson Garrido y la Revista Arepa convocamos a un encuentro que se realizará el día de mañana para discutir la nueva Ley Orgánica de de Cultura, sancionada el pasado 13 de agosto en la Asamblea Nacional. La idea es reunir a todos aquellos que se sienten involucrados por su contenido, artistas, gestores jóvenes, escritores, investigadores, fotógrafos, estudiantes, público. Que desde sus espacios creen en la cultura, la consumen, la disfrutan o la padecen. El encuentro pretende ser un foro abierto de discusión y culminará con la grabación de una video protesta. Invitamos a cada uno de los asistentes a que piense y responda en un tiempo máximo de treinta segundos “¿En qué cultura creen?”.

Es la primera vez que se promulga una ley que regule la cultura, cuyos antecedentes son las leyes que en 1966 crearon el Instituto de la Cultura y Bellas Artes (INCIBA) y la que en 1975 creó el Concejo Nacional de la Cultura (CONAC). Su contenido definitivo, que todavía no ha sido publicado en los medios oficiales, se ha podido conocer por las declaraciones de Gladys Requena, la diputada que preside la Comisión de Cultura de la Asamblea Nacional.

La ley toca aspectos como la identidad cultural venezolana, el papel del Estado como rector de las manifestaciones culturales, la cultura popular, el aporte de la empresa privada. La ministra ha dicho al respecto:

“Esta ley es un instrumento de liberación nacional, es un instrumento que además nos coloca a saber de nuestros orígenes (…) a entender qué somos como Nación y qué significa esta Nación con respecto a otra y dónde está realmente nuestra Independencia. Es un paso hacia la independencia”.

El diputado Darío Vivas afirmó a los medios oficiales, que se encuentran en espera a que el TSJ se pronuncie sobre el carácter orgánico de la Ley. Una vez obtenida esa confirmación, solo haría falta la aprobación por parte del Ejecutivo y la publicación en Gaceta Oficial.

SEÑAS DEL ENCUENTRO:

LUGAR: Organización Nelson Garrido

Fecha: Jueves 29 de agosto. 7pm

ENTRADA LIBRE

Dirección: Av. María Teresa Toro, entre calle Cuba y Centro América, Res. Carmencita.
A seis cuadras de la estación de metro Los Simbolos. Paralelo a la av. Victoria. Pasando del Colegio Las Acacias. Es una casa amarilla con rejas negras.
Mapa: http://goo.gl/maps/Bdkcy

¿Por qué “síndrome de Estocolmo”?

El 23 de agosto de 1973 en Norrmalmstorg, Estocolmo, Jan Erik Olsson decidió robar el Kreditbanken. Más allá de los nombres suecos, podría haber sido cualquier otro robo, pero sus circunstancias instauraron un nombre que desde entonces se usa en departamentos policiales como en canciones y libros. 

Por Orianna Camejo – (@OriasMultiverse)

El síndrome de Estocolmo es una reacción de empatía que puede suceder entre la víctima y el secuestrador. Esta empatía puede suceder por dos razones: porque el secuestrador no es violento ni amenazador o porque la víctima encuentra en la policía la verdadera amenaza. Desde que se conoce el término, ha generado curiosidad de por qué y cómo ocurre esto ya que parece irracional. Pero la simpatía no es tan particular como se cree; de 5.000 rehenes, el 27% desarrollan, a cierta escala, este síndrome.

Jan Erik Olsson mantuvo de rehenes a 4 trabajadores del Kreditbanken desde el 23 hasta el 28 de agosto de 1973; 3 mujeres y un hombre. Pueden representar este robo como cualquier robo hollywoodense: Olsson pidió recompensas, la policía las cumplió. Pero el twist quedó en las amenazas que dio Olsson en que la policía no usara gas lacrimógeno para recuperar a los rehenes. Cuando se estableció comunicación con los rehenes, Kristin Ehnemark defendió al secuestrador y lo describió como no amenazante. Y boom, se acuñó un término, una tendencia e incluso un género.

En la cultura POP el síndrome de Estocolmo ya es una referencia, y es ineludible. En el cine ya se ha retratado esta simpatía desde todas las perspectivas y matices (comedias románticas, dramas, thrillers) y más de una canción dice los pro y cons de esta famosa reacción psicológica. Este suceso de la vida real no hizo que se descubriera una conducta, sino que le aportó un nombre que impulsaría su estudio desde cualquier rama.

#EstamosViendo: ¿Tipo serio o engorilado?

¿Quieres vivir una vida feliz y próspera o violenta y conflictiva? No Te Engoriles te invita a vivir una vida libre de violencia y a promover la paz y la autosuperación personal a través de su nueva campaña “No Te Engoriles. Sé Serio”. 

En el video, se contrastan las vidas de dos hombres, un serio y un “engorilado”. Mientras el serio se lleva bien con toda su comunidad, es querido y apreciado por todos y encuentra el amor y la prosperidad, el “engorilado” solo se mete en problemas con vecinos, amigos, novias y, eventualmente, con la ley. La campaña busca promover a través de ese ejemplo las ventajas de ser pacífico sobre las que tiene ser una persona violenta.

Y tú ¿Eres un tipo serio o un engorilado?

 

Dos medios estadounidenses cambian de manos

En los últimos días, dos grandes medios estadounidenses anunciaron su venta. El primero en hacer el traspaso fue el Boston Globe, medio propiedad de los mismos accionistas que poseen el New York Times y que lo adquirieron hace 20 años por 1.1 billones de dólares pero lo vendieron por 70 millones al dueño del equipo de fútbol inglés Liverpool, que recientemente adquirió a las Medias Rojas de Boston, John W. Henry.

Los ahora antiguos dueños de Boston Globe basaron la venta en querer enfocarse en las marcas editoriales de mayor perfil. Aunque cuando lo adquieron el Globe tenía un tiraje de medio millón de ejemplares diarios, la digitalización de los medios los hizo reducirse sustancialmente. Solo en los últimos años, gracias a las subscripciones digitales, lograron llegar a casi 250.000 ejemplares diarios.

Por su parte, el Washington Post, un medio de larga trayectoria en Estados Unidos que se ha destacado por sus trabajos de investigación relacionados especialmente con la política norteamericana anunció su venta por 250 millones de dólares a Jeff Bezon, propietario y fundador de la página web de compras por internet Amazon.

El Post fue propiedad de la misma familia, los Graham, por al menos 4 generaciones. Sus dueños anunciaron que independientemente la venta del medio era momento de hacer cambios. Sin embargo, le garantizaron a sus 2000 empleados que la línea editorial y los valores del medio se mantendrían.

El medio de la capital estadounidense también fue víctima de la migración de sus lectores a la web, afectando desde su tiraje hasta su capacidad de emplear.

Debate en torno a la legislación cultural en Venezuela


El Proyecto de Ley Orgánica de Cultura entra en su fase final antes de la discusión definitiva en la Asamblea Nacional: las consultas públicas se realizaron hasta el 19 de julio –con poca difusión– y se prevé que se sancione durante la primera quincena de agosto

Por Marcy Alejandra Rangel – @MarcyAlejandra

El Proyecto de Ley Orgánica de Cultura está a punto de convertirse en la primera legislación en materia cultural en la historia de Venezuela. Sin embargo, los gestores, productores, investigadores, artistas, público general y demás allegados al sector todavía tienen dudas de lo que significa aprobar esos 60 artículos que están en discusión.

El segundo Seminario de Gestión y Políticas Culturales que organizó la maestría homónima que se dicta en la Universidad Central de Venezuela el pasado 25 de julio tuvo como tema de estudio la Legislación cultural y políticas públicas. Retos y contradicciones, a propósito de este proyecto que se pretende aprobar en la Asamblea Nacional durante los primeros días de agosto. Los tópicos macro expuestos fueron: “Venezolanidad, derechos culturales e institucionalidad pública cultural”, “Rutas críticas para la elaboración del Proyecto de Ley Orgánica de Cultura: referencias a comunidades culturales y patrimonio cultural” y “Seguridad social y derechos de autor, financiamiento de la cultura y economía social”.

Alejandro Oropeza fue uno de los ponentes, quien planteó la ley desde el punto de vista de la institucionalidad jurídica. Hizo referencia a que el sector cultural necesita cierto grado mínimo de certidumbre para que la cultura sirva para estimular no solo la creación sino al consumo cultural, que es un proceso muy particular de estimulación.

En esa ponencia también se habló de las incongruencias que tienen algunos artículos del proyecto, cuando se habla de la igualdad de culturas y más adelante acerca de una predominancia de la cultura popular.

Una de las preguntas que formularon los ponentes fue si era pertinente la intervención del Estado en el sector. Los ponentes, entre los que también estuvieron Ocarina Castillo, Zadia García y Carlos Enrique Guzmán Cárdenas, llegaron a la conclusión de que esto puede ser posible solo si están contemplados todos los procesos culturales. En ese caso, debe haber una articulación entre los agentes culturales, con miras a lograr un Sistema Nacional de Cultura.

¿Para quién está hecha la ley?

Hay confusión acerca de si este proyecto está más dirigido a los cultores, gestores o a establecer las políticas públicas convenientes, sobre todo porque hay un ambiguo concepto de cultura en el texto. No se define qué es un trabajador cultural –término al que quedarán reducidos todos los creadores, en caso de aprobarse– y no se toma en cuenta la relación entre cultura, desarrollo sostenible y emprendimiento que en otros países –Brasil es un ejemplo- ha sido contemplado.

Las conclusiones de este encuentro fueron determinantes: la primera es que pareciera –en palabras de Morella Alvarado, una de las profesoras que intervino– que este proyecto de ley fue escrito por personas que no se han dedicado a conocer el sector. No hay una clara delimitación entre las diferencias de rol de un administrador de espacios culturales, un trabajador o un consumidor cultural.

Dentro de las ambigüedades entra lo nominal: esa necesidad de despojar a la cultura de su significado de integración de lo simbólico, como un eje tridimensional y llamar “trabajador” y/o “trabajadora” a todos los creadores, sin distinción. Una de las sugerencias que se planteó para resolverlo es integrar una reglamentación con fundamentos en la ley del trabajo, en vez de integrar la legislación laboral en la ley de cultura.

El artículo 5 del proyecto de ley reza lo siguiente:

“Las políticas culturales deben regirse por los principios siguientes: multietnicidad, diversidad, pluriculturalidad, plurilingüismo e interculturalidad, dentro de un marco de libertad, democracia, humanismo, justicia social, solidaridad, soberanía, responsabilidad social, participación, reconocimiento de las tradiciones, autonomía funcional de la administración cultural pública, dignidad, integridad, respeto a los derechos humanos, a los valores éticos y morales, y consolidación de la unión latinoamericana y caribeña fundamentada en el pensamiento del Libertador Simón Bolívar”.

Estas líneas generaron cuestionamientos. ¿Qué pasa con la migración del siglo XX? ¿Forma parte constitutiva de la nacionalidad venezolana? ¿Cuáles son los comportamientos, símbolos o constructos teóricos que sirven de base para hacer un concepto de identidad nacional? ¿Cuáles son los valores culturales del pueblo venezolano en el proceso histórico? ¿Quién los define y de qué manera se van a defender?

Futuro

En la discusión se hizo énfasis en que Venezuela ha sido siempre un país de hibridaciones constantes y por eso la multiculturalidad debe ser uno de los tópicos-debate de primer orden, al mismo tiempo que la interculturalidad, dos de los conceptos que retratan a los habitantes del país como sociedad, independientemente de su lugar de origen.

En caso de aprobarse en segunda discusión, la Ley Orgánica de Cultura contaría como base con los artículos 98-101 de la Constitución, según explicó AVN. “En la Consulta Pública se discutieron 44 artículos que conforman el proyecto de Ley y que tocan desde disposiciones generales, temas como el patrimonio cultural, la política cultural pública, el fomento de la economía social de la cultura, hasta la seguridad social de los trabajadores culturales y las zonas de interés cultural”.

Este “despertar” de preocupaciones en torno a la cultura incluye otro tipo de legislaciones, como el Proyecto de Ley de Artesanía Venezolana, propuesto por el Frente de Artesanos y Artesanas de Venezuela. Este es un plan que entraría a discusión una vez aprobada la ley de cultura, que pretende contar con 73 artículos para proteger a un gremio que existe desde los inicios de la democracia.

Las consultas públicas del Proyecto de Ley Orgánica de Cultura cerraron el viernes 19 de julio y la recepción de propuestas de los distintos interesados se aceptaron hasta la semana pasada. Los sectores coinciden en que la ley necesitaría de un reglamento alterno para aclarar las dudas pero, mientras, las preguntas siguen abiertas, ante la cercanía de la fecha de su probable aprobación.

Para conocer el proyecto de ley, haz click aquí

Hora de discutir la Ley Orgánica de Cultura

A propósito de la recién finalizada consulta pública de lo que podría convertirse en el mes de agosto en la Ley Orgánica de Cultura, Cultura Chacao, en conjunto con la Postgrado Maestría en Gestión y Políticas Culturales, de la Facultad de Humanidades y Educación de la UCV, ha convocado al 2do Seminario Nacional de Gestión y Políticas Culturales. El cual tendrá lugar el miércoles 25 de julio en las instalaciones del Centro Cultural Chacao de  8:30 a.m. a 1:00 p. m.

Esta ley busca regularizar la situación de los trabajadores de entes dedicados a la gestión cultural que, en el Venezuela, carecen de beneficios como jubilación y prestaciones. Otros aspectos, como la profesionalización en este ámbito, derechos de propiedad intelectual y libertad de creación cultura también se han incluido en las discusiones que han tenido lugar en varias capitales del país.

Dicho seminario abordará “algunas apreciaciones y reflexiones sobre diversos aspectos del Proyecto de Ley”, que se debatirá públicamente el próximo 19 de agosto. La invitación está abierta a  productores, artistas, comunicadores, editores, escritores, músicos, actores, técnicos, investigadores, académicos y a cualquier persona que se interese por la cultura de nuestro país.

El panel de oradores estará integrado por  Diputados de la Comisión de Cultura de la Asamblea Nacional y figuras del ámbito cultural local como Diana López, Tulio Hernández y Gisela Kozak Rovero.

Así venció el matrimonio igualitario en EE. UU.

Es la noticia del momento. La Corte Suprema de los Estados Unidos anunció un veredicto que promete regularizar el matrimonio igualitario en los Estados Unidos. Pero, ¿cuál fue exactamente la decisión que se tomó? y ¿cómo afecta en la práctica a parejas del mismo sexo que deseen o hayan formalizado sus uniones?

Por Juan Pedro Cámara – @juanpecamara

Regido por un sistema federal, los 50 estados que conforman el país tienen la potestad de aprobar su propia legislación, siempre dentro de los parámetros de la Ley Federal que los engloba. Por tanto, todo lo que esté dentro de las Leyes Federales, tiene la capacidad de limitar cualquier derecho que, por ley, haya establecido un estado en específico.

La DOMA (Defense of Marriage Act) fue precisamente una Ley Federal, promulgada por el ex presidente Bill Clinton el 21 de septiembre de 1996 que definía el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y otorgaba permiso explícito a cualquier estado que no aceptara el matrimonio igualitario a no reconocer uniones legales que se hubiesen llevado a cabo en estados en los que sí está permitido. Esto limitaba cualquiera de los derechos de una pareja homosexual legalmente constituida a los confines de un estado específico.

Este miércoles, la Corte Suprema de Justicia, en una votación 5-4, dictaminó que la DOMA se trataba de una ley inconstitucional por ir en contra de la Quinta Enmienda, una modificación que estableció, entre otras cosas, la protección de igualdad de derechos para todos los ciudadanos.

El dictamen de la corte no otorga a las parejas homosexuales la capacidad de casarse en cualquier estado, pero, habiéndolo hecho en alguna de las 13 entidades en las que sí está permitido hacerlo, podrán acceder automáticamente a los mismos derechos federales que una heterosexual, por ejemplo: declaraciones conjuntas de impuestos, beneficios de parejas militares, seguridad social, pensión de protección, seguro de vida, protección migratoria para parejas de diferentes países, etc.

La decisión ha acarreado reacciones opuestas entre conservadores y liberales. Casi inmediata fue la respuesta del presidente Obama, quien tuiteó lo siguiente solo minutos después de conocida la decisión: “La decisión de hoy sobre la DOMA es un paso histórico hacia adelante por el matrimonio igualitario. #AmorEsAmor”. Es un día de reivindicaciones en la autoproclamada “tierra de los libres y hogar de los valientes”.

 

Rusia aprueba ley que pena hablar de homosexualidad

El parlamento ruso aprobó por prácticamente unanimidad de votos una ley que no permite difundir que contenidos que se refieran a la homosexualidad en frente de menores de edad.

De los 450 parlamentarios, 436 votaron a favor de esta ley que se introdujo en enero y que es parte de una serie de modificaciones legislativas que se están implantando en Rusia para posicionarse como “la nueva moral Europea”. El texto en ningún momento se refiere a la homosexualidad sino que habla de “las relaciones sexuales no tradicionales” .

Quienes infrinjan esta ley, que aún debe ser aprobada por la Cámara Alta y firmado por el presidente, serán sancionados con multas que oscilan entre los 100 y 23000 euros y la prohibición de difundir contenidos y revocación de licencias. Según el texto, se podrá sancionar a quienes publiquen y difundan información que busque formar a los menores de edad en “orientaciones sexuales no tradicionales”, o para “presentar como atractivas las relaciones sexuales no tradicionales”.

Si las informaciones son difundidas por internet o por los medios de comunicación tradicional la condena y multa serán más altas que las que recibirán otras actividades con menor alcance.

Parte de el texto más polémico de la ley dice que se sancionará a quienes difundan “la idea tergiversada de que las orientaciones sexuales tradicionales y no tradicionales tienen igual valor social”. Dentro de la prohibición caen las marchas y celebraciones del orgullo gay o en protesta por los derechos de los homosexuales, que desde que entre en vigencia la ley no podrán celebrarse.

 Las organizaciones que defienden los derechos de los homosexuales rechazaron esta acción del parlamento porque consideran que es una violación de su libertad de expresión y manifestación y una excusa para seguir prohibiendo las marchas de orgullo gay, acción condenada y criticada previamente por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

 

#Conteo: cuentas de Twitter para seguir este 14-A


Por Gabriela Benazar Acosta, Juan Pedro Cámara y Jesús F. Torrivilla.

@Puzkas: Eugenio Martínez, periodista político especializado en temas electorales, publica datos sobre todo el proceso electoral desde las campañas hasta el sistema de votación como tal.

@OTransparencia: Operación Transparencia nace como una iniciativa estudiantil que busca difundir información electoral de la forma más transparente e imparcial posible, así como informar a la comunidad internacional en inglés, español y francés sobre el acontecimiento electoral en Venezuela.

@UstedAbuso: es una proyecto de Liderazgo y Visión que sirve como ventana para denunciar las irregulares electorales, desde el ventajismo hasta el mal uso de la propaganda electoral.

@AlexVasquezS: periodista de la sección política de El Nacional. Sigue a Henrique Capriles Radonski a todos sus eventos y publica muchas fotos de los actos políticos.

@WillyMcKey: poeta venezolano y gestor cultural con mirada crítica sobre la política en Venezuela, especialmente en los procesos electorales.

@LuisCarlos: este periodista lucha desde hace varios años por la libertad de expresión en Venezuela, especialmente a través de los canales digitales, y está nominado al premio Best of Online Activist de Deutsche Welle como mejor twittero en español (y va ganando).

@CDH_UCAB: el Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello sirve como canal para las denuncias de los atropellos a los Derechos Humanos y las irregularidades electorales.

 @carolasole: corresponsal de EFE en Venezuela, desde su cuenta personal publica tanto opiniones como incidencias de los hechos que cubre.

@Mintina: Andreína Márquez es periodista y ha estado muy ligada los últimos años al proceso político venezolano.

@GaboVzla: periodista de ANTV y Mágica FM, publica sus opiniones sobre las elecciones e invita al respeto entre los distintos partidos políticos y a respetar tanto el proceso como los resultados electorales.

Por qué el fraude electoral es imposible

En estos días no hay conversación que no desemboque, de una u otra forma, en el tema electoral. Las expectativas son muchas y los miedos, omnipresentes. Todos hacemos eco de nuestros deseos y preocupaciones. Es así como muchas de esas pláticas que he tenido con amigos cercanos terminan en “¿y si nos hacen fraude?”. La respuesta es: no, nadie puede robarse tu voto. Ahora voy a explicar por qué

Por Juan Pedro Cámara Pérez – @juanpecamara

Es la noche ya avanzada de un día electoral venezolano. Los resultados aún no han llegado. Inmediatamente empezamos a escuchar: “nos están haciendo la trampa”, “están negociando”, “están viendo cómo desconocer los resultados”. Salen los números y no son los que un sector esperaba. Se sienten timados. Estas son situaciones que muchos hemos vivido en los últimos catorce años, quizás por falta de información.

Lo cierto es que, más allá del ventajismo, la presión desmedida a ciertos sectores y demás vicios que pudieran anidarse en las campañas de cualquiera de las opciones políticas, el sistema electoral venezolano es increíblemente avanzado y está protegido de cualquier intención de manipular la voluntad de los votantes.

Así es como funciona la cosa:

Previo a las elecciones, cada uno de los bandos que van a enfrentarse entrenan a las personas que les servirán de testigos en cada una de las mesas del país. Además, junto al CNE, se encargan de auditar el funcionamiento de las máquinas y la fidelidad del registro electoral. Dos días antes de las elecciones, los miembros de mesa, testigos de las diferentes opciones y el personal del CNE se reúnen en el centro electoral para instalar las mesas. Allí los testigos y miembros de mesa deben asegurarse de que el material se manipule según los protocolos, y al final firmar para aprobar toda la operación.

Llega el día de la elección. Los testigos tienen la oportunidad de observar todo el proceso: que la persona coincida con la cédula de identidad que trae (esto, aparte, lo verifica la capta huella), que los datos del individuo estén en el cuaderno de la mesa, que emita el voto sin presiones de nadie, que se le coloque la tinta indeleble de manera correcta, etc.

Aquí viene lo importante. Una vez que todos los electores han emitido su voto, se cierra la mesa. Allí viene el proceso de totalización. La máquina, operada por personal del CNE en presencia de los testigos y miembros, imprime los resultados en un recibo largo que se conoce como “chorizo”. Esos “chorizos” dicen, exactamente, cuántos votos se registraron para cada uno de los candidatos en esa mesa. Se imprime uno para cada testigo, e, incluso, para los miembros que lo soliciten. Hasta ese momento, la máquina electoral ha permanecido desconectada, por lo que no puede recibir ningún tipo de información. Una vez que se imprime el chorizo se conecta la máquina para que envíe los resultados a la sala de totalización.

¿Cómo saber si esos resultados que imprime la máquina son confiables? En primer lugar, porque el número total de votantes que están contabilizados en el “chorizo” debe coincidir con la cantidad total de personas que, según lo recogido en el cuaderno de votación, asistieron ese día y efectuaron su voto. En segundo lugar, porque después del cierre, de forma aleatoria, se audita el 54% de las urnas donde están los comprobantes que cada persona vio, certificó, dobló y guardó. Se abre cada uno de los comprobantes y se anota su resultado. Al final se contabilizan los resultados para cada candidato y esos números tienen que coincidir, exactamente, con los que aparecen en el “chorizo” que fue la información que se envió a la sala de totalización del CNE.

¿Cómo sabemos que después no se cambian todos esos números desde la sede del CNE? Anteriormente expliqué se le entrega a cada testigo una copia del “chorizo”. Al final de la elección, cada uno de los candidatos reúne todos los “chorizos” correspondientes a todas las mesas del país. En consecuencia, los resultados que anuncie el CNE tienen que coincidir, exactamente, con los que los candidatos tienen en sus manos.

De verdad, no hay pele.

OTRAS PREGUNTAS

¿Qué relevancia tiene la denuncia sobre la posesión de las claves del CNE por parte del PSUV?

Mucha. El hecho es testimonio de la parcialidad del sistema electoral. Sin embargo, es poco lo que se puede hacer con esa clave. Cualquier manipulación de los números quedarían reflejados en las múltiples pruebas descritas anteriormente. Esto ha sido reconocido por los mismos dirigentes de la oposición. No hay clave que pueda modificar, ni voltear ningún voto.

¿Por qué en el registro electoral todavía hay votantes con cédulas de un, dos, tres o cuatro dígitos? 

Recientemente se ha desatado un torbellino de rumores por las redes sociales. Las acusaciones dicen que en el Registro Electoral (RE) hay votantes con cédulas que, lógicamente, pertenecen a ciudadanos fallecidos. En primer lugar, el RE fue revisado y aprobado por todos los candidatos que participarán en la contienda del domingo. Esos números que se han encontrado pueden constituir, efectivamente, errores en el RE. Sin embargo, el hecho de que estén en el RE no quiere decir que vayan a votar. Para que eso suceda, el supuesto impostor tiene que pasar por la capta huella sin ser detectado, y ligar que ninguno de los testigos ni miembros de mesa se percate del número de cédula y se dedique a investigar. ¡Imposible! Aún así, aunque algunos consigan colarse, esos números jamás serán lo suficientemente significativos para inclinar la balanza.

¿El voto es secreto?

¡Totalmente! El miedo sobre el secreto del voto viene asociado a la utilización de la máquina capta huella. La capta huella, en efecto, se encarga de identificar a la persona solo para asegurarse de que el elector pertenece al centro y de que no se trata de una persona con los documentos de un tercero. Sin embargo, no existe ninguna relación entre la capta huella y la máquina de votación. Además, los votos se almacenan aleatoriamente en la máquina. Esto ha sido comprobado por las auditorías que han realizado todas las tendencias políticas.

La teoría del fraude electoral ha sido alimentada por aquellos sectores a los que les conviene amedrentar a los electores, o por aquellos que, desde la desinformación, temen a que de verdad se manipulen los resultados. La clave está en la información. En preocuparnos por saber cómo funciona el sistema para no contribuir a la desconfianza que redunda, inevitablemente, en mayores índices de abstención.