Venezuela hizo historia en el maratón de Nueva York

Foto tomada del twitter de @Mabellog

Después de 15 horas y 22 minutos de caminata, Maickel Melamed cruzó la meta del Maratón de Nueva York. Con el 794.716 en el pecho y la tenacidad de un verdadero luchador caminó los 42 kilómetros que conforman el recorrido

A las 12:50 de la mañana, cientos de personas recibieron al atleta en la línea final. A esa hora, el resto de los corredores venezolanos que allí participaron se pusieron la medalla junto a su colega. Gritos, lágrimas y el Gloria al bravo pueblo llegaron, esta madrugada, a más de 14 mil personas a través de la transmisión en vivo que se llevó a cabo por la página vamosmaickel.com.

A su llegada, Maickel todavía tenía energías para dirigirse al país. “Nunca imaginé que esto fuera compartido con tanta gente bonita. Esperaron muchas horas, pero se lo dedico a todos ustedes y a todos aquellos que creen  y sueñan”.

No es la primera vez que este venezolano —diagnosticado con retraso motor al nacer— emprende un reto que parecería imposible para alguien con su discapacidad. Ha practicado parapente, parasailing, paracaídas y buceo, y ha llegado, incluso, a la cima del Pico Bolívar.

Compartimos con ustedes el link del video con la llegada de Maickel a la meta, realmente inspirador

http://www.ustream.tv/recorded/18367748

Protestas en Wall Street no tienen fin cercano

Foto extraída de occupywallst.org

Por Marisabel González Ocanto

Desde hace cuatro semanas, los neoyorkinos están protestando en el corazón financiero de Nueva York, ocupando el Zuccoti Park de Lower Manhattan.  La idea de los organizadores es acampar el tiempo que sea necesario exigiendo una mejora en la situación económica de Estados Unidos, que aseguran favorece a los ricos y poderosos a expensas de los ciudadanos.

Si bien el movimiento comenzó siendo independiente, este lunes los manifestantes de “Ocupemos Wall Street” (Occupy Wall Street) aseguraron que su protesta se ha visto arrastrada hacia el lado político. Según lo reseña la AFP, los demócratas están emocionados con estas protestas como si ellos mismos las hubiesen organizado. Hasta el presidente Obama justificó las acciones de los indignados neoyorkinos.

Con más de veinte días en protesta, el grupo no ha concretado ningún objetivo preciso. A su parecer, solo con el hecho de que los estadounidenses puedan expresar su descontento y desesperanza con las élites, el movimiento obtendrá resultados positivos. En su página web advierten que son el 99% que no seguirá tolerando la avaricia y corrupción del 1%.

Por su parte, Michael Bloomberg, alcalde de la ciudad de New York, aunque el pasado viernes se mostró duro y firme ante los protestantes, ayer lunes suavizó su discurso: “Lo principal es que la gente quiere expresarse. Y mientras lo hagan obedeciendo las leyes se lo seguiremos permitiendo”, comentó. Más adelante agregó que  en Nueva York se puede protestar por ser la ciudad más tolerante y abierta del mundo.

Mediante su cuenta de Twitter, Ocupa Wall Street vio las declaraciones de Bloomberg como exitosas para el movimiento que se ha extendido a 72 ciudades de Estados Unidos. Asimismo, esperan conseguir este 15 de octubre una convocatoria masiva que llegue a otras latitudes y saque a la calle a miles de personas bajo el lema “Unidos por el cambio global”.

Daniel Dhers, de los X Games al Dew Tour

Por Marisabel González Ocanto

El venezolano Daniel Dhers, ciclista profesional de BMX, buscará remontar posiciones en la segunda etapa del Dew Tour, el Portland Invitational, que comienza hoy jueves  y durará hasta el domingo 14 de agosto.

Dhers viene de dominar el BMX Park de los X Games en el que obtuvo su cuarta medalla de oro. Llega, entonces, con toda la disposición para defender el título del Dew Tour que obtuvo, por tercera vez, en el 2010, que lo convirtió en tricampeón de una de las giras más importantes de los Estados Unidos.

En la primera parada de este Tour, el Pantech Open, llevada a cabo el pasado mes de julio, en Ocean City, Daniel Dhers se ubicó, con 52 puntos, en la 10ma posición, mientras que Kyle Baldock, con 100 puntos, es el líder del momento.

La mejor vibra para este rider venezolano que sigue dejando el nombre del país por todo lo alto.

La valentía de informar en Venezuela

Por Juan Pedro Cámara

Pocas veces —y sobre todo en nuestro país— se reconoce, realmente, la importancia del rol que ocupan los periodistas en la sociedad. Y es que este oficio no es una profesión más; se trata de un servicio público sobre el cual se sustenta el ejercicio de la libertad de expresión. Quien elige esta carrera no lo hace desde la convicción de que será la forma más sencilla de hacerse rico. La decisión de ser periodista es cosa de pura vocación. Y mucho más en Venezuela.

Siendo día del periodista, es pertinente llamar la atención sobre la situación que enfrentan quienes se encargan de informar a la sociedad. Los cierres de RCTV y de las 34 emisoras de radio son solo ejemplos notorios de la precariedad que enfrentamos en materia de libertad de expresión. De esto no solo dan fe quienes ejercen el periodismo en Venezuela, sino los organismos regionales encargados de evaluar el respeto a las libertades. El último reporte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), presentado en abril de este año, sigue ubicando a Venezuela en “la lista negra” de países en los que se vulnera el derecho a informar. El reporte da cuenta sobre agresiones a comunicadores, procesos disciplinarios, administrativos y penales contra medios y periodistas, la prohibición de contenidos y las leyes restrictivas.

Las voces de protesta han surgido… en su momento. Pero, después de un tiempo, la sociedad se acostumbra a las nuevas restricciones y se resigna a vivir con ellas. Mientras tanto, el ejercicio de la profesión se dificulta y, como consecuencia, dentro de las escuelas de Comunicación Social, son cada vez menos los estudiantes que se atreven a escoger la mención periodismo. Cabe preguntarse qué sucederá con el ejercicio de la libertad de expresión, si las condiciones siguen empeorando.

Hoy en su día, Revista Ojo rinde homenaje a los periodistas venezolanos. A aquellos que, a pesar los sueldos miserables, los peligros a los que deben enfrentarse, las agresiones y presiones de las que son objeto, y demás adversidades y obstáculos que deben sortear, siguen ejerciendo su profesión de forma digna e incansable.