Votar no es para flojos

Por Roberto Echeto

Hay gente que no vota porque no le da la gana, porque lo ve como una pérdida de tiempo, porque le parece que se trata de una acción que legitima y le da poder a unos políticos que no están preparados ni quieren ni saben cómo mejorar las vidas de las personas, y, al final, por si fuera poco, terminan despilfarrando, cuando no robando o malversando, los dineros públicos.

Hay gente que no vota porque detesta pasarse horas en una cola, porque siente que no vale la pena el esfuerzo, porque prefiere concentrarse en sus propios asuntos, porque el día está muy bonito y no hay tráfico ni tumultos y sería bueno pasarlo en la playa o en casa de algún pana que haga una parrilla y la pasemos del carajo.

Hay gente que no vota porque dice que ningún candidato llena sus expectativas ni lo representa ni le gusta ni lo conoce ni sabe si está preparado para hacerlo bien o no.

Hay gente que no vota porque teme represalias si vota por quien en verdad quiere votar. Por eso se queda en su casa, echado en el sofá o en la cama, viendo series de acción o comedias donde la vida es sencilla.

Hay gente que no vota porque cree que entre el voto y la solución de las cuitas de un país no existe ninguna relación; que las elecciones son un trámite, una ceremonia absurda para entronizar políticos locos y bla, bla, bla, bla, bla…

Hay gente que no vota porque le incomoda tener que dejar constancia de sus convicciones políticas y ciudadanas.

(Todo hay que decirlo: hay gente a la que no le gusta desarrollar opiniones propias sobre política ni sobre ningún otro asunto).

Hay gente que no vota porque cree que se puede hacer política desde la abstención; en otras palabras: que la nada es buena para enfrentar las políticas de los gobernantes que no le gustan.

Votar les parece un ejercicio inútil a más personas de las que nos imaginamos. Son los indiferentes, los que no sienten el compromiso, los que creen que la democracia es un regalo o, peor, una exquisitez intangible que nada tiene que ver con sus vidas.

«¿Para qué voy a votar, si siempre es lo mismo?» es el lema de ésos que se hacen los locos y dejan pasar la oportunidad de participar en algo más importante que ellos mismos.

Estamos de acuerdo: votar no es la fiesta feliz de la que hablan los canales de televisión durante las jornadas electorales. Votar es un ejercicio de templanza que se concreta luego de sortear un sinfín de obstáculos y de absurdos que convierten en difícil todo lo que debería ser fácil.

Votar en nuestro país es una demostración de carácter.

Elegir a nuestros funcionarios públicos es un acto que exige responsabilidad, capacidad de abstracción y meditación, seriedad, rigor, un sentido de pertenencia, de civismo, de deber.

Y ya sabemos que no todo el mundo cultiva semejantes virtudes.

Votar no trata sobre sumarse al coro de fanáticos de un líder político ni sobre decidir qué candidato tiene la sonrisa más arrolladora.

Votar es un eslabón más en la construcción del equilibrio que permite que los distintos sectores de una sociedad interactúen, dialoguen y lleguen a acuerdos que les permitan elegir a sus gobernantes y crear condiciones para vivir en la decencia y prosperar en paz.

Por eso quien se sustrae a la discusión de los asuntos públicos, quien no participa de ninguna manera en los debates que se multiplican a su alrededor, erosiona su propia condición de ciudadano y le deja el camino abierto a cualquier tirano para que le robe su voz y comience a dictarle sus creencias, sus gustos, sus sueños, su vida y hasta su muerte.

Y lo peor es que lo hace feliz de la vida, convencido de su genialidad.

Texto cortesía del autor, publicado originalmente en su blog http://robertoecheto.blogspot.com/

Abren nuevos centros de acopio por Amuay

Por: Alexis E. González – @Alexis_SinFido_

Tras los sucesos trágicos en la refinería de Amuay, se han habilitado múltiples centros de acopio en todo el país. Puedes ayudar donando a cualquiera de los cuatro centros habilitados en la ciudad de Caracas los siguientes insumos:

–      Medicinas: Protosulfil, Silvederma, Sulfadiazina de plata, gasas, Diflucan 100 mg, agua potable, agua oxigenada, inyectadoras naranjas y azules, antibióticos, apósitos de quemados, solución fisiológica, tapabocas, algodón.

–          Alimentos imperecederos, leche, agua potable, harina.

–          Artículos: Cobijas, colchones, suéteres y artículos de uso personas.

Los centros habilitados en Caracas son los siguientes:

Centro de acopio Caracas: Desde mañana en la Universidad Central de Venezuela – UCV. Facultad de Odontología

– Centro de acopio Caracas: Fundación UMA en Chacao.

– Centro de acopio en Chacao-Caracas. Casa del pueblo de Chacao Dirección: Calle Mohedano con Ávila, casa Nº 16. Teléfonos: 0212-2659923

– Centro de acopio en el Comando Venezuela: Municipio Baruta, Urb. Las Mercedes, C. California.

Como venezolanos, debemos hacerle frente a la adversidad juntos mostrando solidaridad y apoyo a todas aquellas personas que sufrieron pérdidas en Amuay, pues, esto es un problema que nos afecta a todos por igual.

“Vota Sin Mordaza” extiende su fecha de cierre hasta el 2 de septiembre


El concurso artístico Vota Sin Mordaza, con el que se invita a expresar creativamente las razones por las que los venezolanos deben ejercer su derecho al voto en las próximas elecciones extiende su fecha de recepción de obras hasta el próximo domingo 2 de septiembre de 2012.

Este concurso busca incentivar, entre los venezolanos, la expresión de su lado más artístico en búsqueda de motivar al resto de la población en el uso del derecho al voto. Contando con el apoyo de figuras, como las actrices Prakriti Maduro e Ivonne Vela, los locutores Michelle Dernersisian, Pata Medina, Rafael Cadavieco y Francisco Granados (Oso); la modelo Camila Di Marzo, el humorista Bobby Comedia, los músicos Linda Briceño, El Prieto, Álvaro Paiva, El Rojo de 4to Poder (Luis Chirinos) y la agrupación Viniloversus; entre muchos otros, se han sumado a esta campaña para invitar a toda Venezuela a participar. Sostienen que si cada venezolano es brillante en su arte, resulta inimaginable pensar en todo lo que pudiesen hacer estando unidos en una iniciativa como esta, tal y como se refleja en el video promocional del concurso dirigido por el director venezolano Cesar Oropeza (El Perrote).

Cómo concursar

Toda la participación es a través de la página en Facebook “Un Mundo Sin Mordaza“, en la sección que indica “monta tu obra aquí”; ahí podrán escoger la categoría en la que se participa, llenar los datos y cargar las obras.

Del 3 al 9 de septiembre todas las obras participantes estarán disponibles en esa página de Facebook para que a través de “compartir” y “me gusta” el público pueda votar por las obras y escoger las ganadoras en cada categoría.

Los ganadores se anunciarán el próximo domingo 23 de septiembre en un concierto en Caracas que contará con la presentación de Viniloversus, Víctor Muñoz, Cuarto Poder, El Prieto y la Movida Acústica Urbana. Los primeros tres lugares por categoría también podrán presentar sus obras ahí y como premio recibirán un iPad, un iPod Touch y un iPod Nano, respectivamente, o su equivalentes en metálico.

Las obras ganadoras también serán expuestas el próximo año en la fundación Lamas en Petare y en la Universidad de Harvard (Boston, Estados Unidos).

Qué pasa cuando tu banda favorita se vuelve popular

Por Jesús Torrivilla -@jtvilla

El tío rockero siempre te echa este cuento: antes, para descubrir nueva música, había que esperar a que uno de tus panas viajara y se comprara los discos que, de regreso, pasaban de mano en mano como objetos de culto, como la evidencia efímera de un ruido emocionante, melódico y redentor. Conocer novedades no era tan fácil. Había que estar pendiente de la radio y de lo que pusiera el disc jokey. No estaba soundcloud para ser fanático de las grabaciones caseras de una banda en Portland que molesta hasta a los padres de los chamos pero que tú amas, tanto, que quisieras mandarles un cuatro de la colonia Tovar, para que completen su formación de banjo, sintetizador y xilófono.

Compartir música siempre ha sido complicidad. Cuando llega el momento de la vida en que uno deja de escuchar “de todo un poquito, de pana que a mí me gusta todo tipo de música, Bob Marley, Ricardo Arjona, Black Eyed Peas [¿todavía existen?]”, empezamos a tomar parte de los rituales. De ordenar con cuidadoso preciosismo la biblioteca del iTunes, de bajarte el EP completo de un artista para conocer verdaderamente su sonido. De reunirte para poner ese disco. Son ceremonias que asientan amistades y consolidan relaciones. Es música entre pecho y espalda, armonioso fanatismo, fruición del rock.

Encontrar una nueva banda no es completamente sencillo. Ahora todo el mundo tiene Internet. Pitchfork pasó de moda, pero la mayoría de tus panas lo revisa en secreto. Cada quien tiene su lista de blogs, sus twitteros patria o muerte. Hay demasiadas banditas. Y festivales. Y listas de discos, recopilaciones. Pero cada tanto ocurre el fogonazo: escuchaste un sencillo, viste el video que hicieron en la sala de su casa con gatos que toman té Darjeeling, o los panas tocan nada más guitarra y batería y suenan a ese punk de adolescente, a esa maldita fuerza vital a la que todos los grupos indie renunciaron por los corbatines, pantalones brinca pozos y pose ecologista. Coño. Esta es la banda.

Le pasas a un pana los links. Qué brutal. Y solo es el LP, cuatro canciones. De vez en cuando lees reviews de los tipos. Todos son laudatorios, sobre todo, de blogs que conservan un aura underground, sin descubrir, que jamás saldrían recomendados en una revista dominical. Si tienes la suerte de que están en tu ciudad, vas a los toques. Aunque lo mejor sería que eso no pasara. Este es otro tema, pero imaginemos que no forman parte de ningún circuito. Que las tres fanáticas locas que tienen son oscuras y están buenas, con pantalones rotos y mirada esquiva. Tripeas en ese concierto. Hacen un pogo triste en el que das coñazos como venganzas.

Después se va armando la catástrofe contradictoria. Porque pensaste: más personas deberían conocerlos, tienen un talento increíble. Pero te arrepientes. Porque las otras personas son un universo innoble. De eso te das cuenta de inmediato, cuando pasa la euforia del editor, la de Max Brod cuando creyó en los borradores inacabados de Kafka.

Las giras atraen cada vez a más gente. Los periodistas se vuelcan con tu mismo furor a escribir sobre ellos. Primero los que tú respetas. Dices: tengo oído para el futuro. En la radio de la BBC los encumbran. Les dan más presupuesto a sus videos, a sus experimentos conceptuales. Pero empiezas a sospechar cuando llega a otras manos menos afines. Se difunde tanto que escuchas al insoportable de la universidad echándoselas porque descubrió una banda arrechísima, guón. Entras en negación. ¿Cómo mi sensibilidad, tan trabajada en horas de escucha, navegación y lectura se va a parecer a la de este tipo? ¿Cómo coincidimos en esto? ¿Será que soy igual a él? Es un espejo distorsionado y deshonroso.

Para muchos, el peor miedo hipster se confirma. Es una puñalada amarga. Soy tan guevón para que me guste esa banda y soy el doble para que me deje de gustar ahora que todo el mundo la conoce. Es descubrir que tengo gustos pedestres, que no soy ningún Max Brod, que soy el tipo con corbata que vio la plata detrás del Código Da Vinci. Qué miedo al mercado. De pronto ocurre lo peor: los adolescentes la encuentran. Gritos incontrolados, conciertos masivos, MTV, Grammys. Salen a tocar con lentes de sol en un bar. El acabose. Y el espiral: soy tres veces imbécil, aquello sublime está manchado porque todo el mundo ahora dispone de lo mismo. Tengo los mismos gustos que ellos, soy una distopía socialista, todo igual, todo paupérrimo.

Dices de su primer disco: qué bueno, pero qué pendejo. Menos mal que el segundo es una mierda. Menos mal que en su otro video se vendieron.  Comienza el proceso de buscar argumentos para romper la relación. Para sepultar en una carpeta esos mp3 infames. Te pones a escuchar Sigur Rós. Los Rolling Stones. Apuestas seguras del pasado. Qué ladilla la moda. A buscar otra vez lo que hicieron los Flaming Lips en los ochenta. Y Youtube de nuevo. Y qué bolas que hasta en El Propio reseñaron el tercer disco de esos panas. Mi primita los oye. Van a dar un concierto en Bolivia. Le vendieron una canción a una propaganda de Graffiti y pegó. El vocalista se empató con Katy Perry. ¿Dónde quedó la arrechera contra el mundo, la indignación contestataria? La respuesta quizás no la encuentres nunca, amigo, solo no dejes que te llamen melómano, al menos hasta que pases los cuarenta.

¡Vota Sin Mordaza!

La organización Un Mundo Sin mordaza lanza un nuevo concurso para crear consciencia. Esta vez, la temática gira en torno a la importancia de ejercer el derecho al voto de una forma consciente, pero sobre todo libre. Vota Sin Mordaza es el nombre de esta nueva convocatoria que llega de la mano de Analiticom y de importantes figuras del quehacer artístico del país.

Fotografía, teatro, música, video, humor, póster, diseños para franelas o escritura son las disciplinas que podrán concursar. Los artistas deberán subir al Facebook de Un Mundo Sin Mordaza una obra que exprese una razón por la cual es importante salir a votar este 7 de Octubre. El plazo es hasta el 25 de agosto, fecha en la cual comienza el proceso de votación vía Facebook.

Apoyando esta iniciativa están numerosas figuras relacionadas al arte que se dieron cita este 25 de julio en la sede de El Nacional para expresar su opinión al respecto. El profesor José Rafael Briceño, Rolando Peña, el rapero El Prieto, entre otros, tomaron la palabra para extender la invitación y llamar a la reflexión. El mensaje fue de ejercer el derecho sin importar la tendencia política de cada ciudadano.

También detrás de esta iniciativa se encuentran otras organizaciones como Roberto Mata taller de fotografía, Brothers escuela de creativos, FotoArte, Movimiento Fotográfico, Centro de Diseño Digital de Caracas, Prodiseño, Hemisferio Musical, Meollo Criollo, Fundación Arturo Uslar Pietri y Talleres Pixel, y un cúmulo de artistas que tienen como objetivo impulsar la participación en el concurso.

Y si la esperanza en un proceso electoral masivo no fuera motor suficiente, los tres primeros ganadores se llevarán a casa un Ipad, un Ipod touch y un Ipod nano respectivamente, o sus equivalentes en dinero. Te invitamos también a participar en esta convocatoria en la que el arte pretende ser un motor para impulsar la participación ciudadana en un proceso electoral tan importante como lo son las elecciones presidenciales de octubre.

Un grito por la vida y la paz

Habitamos una de las ciudades más peligrosas del mundo, donde reina la anarquía, sobran las armas y cualquier objeto material vale más que el derecho a vivir. No hay rincón de Venezuela que se salve de esta situación.

Hace una semana, la organización Un mundo sin mordaza y el colectivo La paz puede más junto a decenas de jóvenes dieron #UnGritoXLaVIDA en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes: un grito contra la inseguridad y la violencia que nos somete, un grito por la paz.

La actividad contó con las agrupaciones como Chumpilumpi, Macu, La Ultima Thule y Galaxtica, los asistentes escribieron ‘vida’ en el piso e hicieron un minuto de silencio por todos esos familiares, amigos, conocidos, en fin, venezolanos que han fallecido en manos de la violencia.

El llamado a la paz incluyó la unión de Horacio Blanco (Desorden Público), El Rojo (4to poder), Levy Ricetti y Reynaldo Rodríguez (Los Sordos), Enrique Pérez (bajista), junto a Luis Ricardo Díaz (guitarra) y Kitchu (saxo) para cantar por primera vez su nuevo “La paz puede más”.

El país necesita más espacios como este. La apatía o tomar la situación como normal no es opción. Aquí les dejamos el video de la actividad.

La expulsión del curador

Por Jesús Torrivilla –@jtvilla

Juan Pedro Cámara –@juanpecamara

Los museos han pasado de una época de auge a un segundo plano en el panorama cultural. Los artistas, sin embargo, no han dejado de producir. El conflicto está servido.

En este mini-documental se pretende exponer la realidad de un oficio que tras trece años de gestión “revolucionaria” se ha visto gravemente perjudicado y que subsecuentemente, ha cambiado la concepción del arte desde la perspectiva estatal. El año 2001 se recuerda como hito en el viraje de las políticas públicas de este sector. El despido masivo de los académicos que resguardaban una institucionalidad bien estructurada y la reducción absoluta de la figura del curador se escondieron en periódicos inundados por titulares de violencia y turbulencia política.

Hasta el 15 hay chance

La cuenta regresiva para el cierre de inscripciones en el Registro Electoral cada día se acerca más a cero. Hoy estamos a cuatro días así que la campaña es cada vez más intensa para llevar a todos esos jóvenes que faltan.

Los chicos de VotoJoven no aceptan excusas para dejar que nuestro derecho al sufragio pase por debajo de la mesa.

Pueden encontrar en su página web desde videos motivacionales hasta una chuletica online con todos los puntos de inscripción disponibles; sumándole, por supuesto, la campaña en la calle con muchos ánimos  y pancartas que sirven para informar y convencer a cada rezagado que se encuentran en el camino. Hasta el pasado 29 de febrero se habían inscrito 1 millón 123 mil 945 electores. Todavía faltan.

El mayor signo de democracia y libertad es el poder ejercer el derecho al voto ¿Entonces, por qué abstenerse? Si aun no se han inscrito ¿qué esperan? ¡VAYAN!

Read More…

Nueva resolución: ¡Prohibido engorilarse!

Ser haters de todo y todos, amargados de la vida y actuar como animales perdidos en la ciudad parece estar de moda en el país, así que cada vez es más común encontrarse con estos odiantes capaces de arruinar una simple velada –y hasta acabar con vidas– por su malhumor y falta de tolerancia.

Como tratamiento defensivo contra los irracionales que nos rodean, la Comisión de Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos del Cabildo Metropolitano en su programa integral de cultura ciudadana, Se vive diferente, sacó la campaña “No te engoriles”.

Llevados de la mano por Don Amador, jocoso abuelo caraqueño, artistas reconocidos como Luis Chataing, Pastor Oviedo, Andreina Álvarez, entre otros invitan a dejar de lado el gorila que llevamos dentro y así lograr disminuir la violencia en el país. Que la especie humana descienda del mono no significa que todavía lo sea. Sin duda, hay que bajarle dos.

Acá les dejamos el video para que dejen de engorilarse (nocivo para la salud del país):

El Movimiento Estudiantil logró la instalación de nuevos puntos de CNE

A solo un mes de que el Registro Electoral cierre la inscripción para los comicios presidenciales, los jóvenes lograron el compromiso del Consejo Nacional Electoral (CNE) para colocar Puntos de Inscripción y Actualización del RE en las universidades desde el 19 hasta el 30 de marzo.

Este compromiso con el CNE fue logrado después de que los jóvenes del Movimiento Estudiantil se hayan tenido que encadenar a las puertas de la institución, por no haber obtenido respuesta a sus solicitudes formales. Un esfuerzo como este debe ser tomado en cuenta. No te quedes sin inscribirte.

Erick Rozo, responsable político de la FCU-UCV, agradeció a los rectores del CNE y anunció el cronograma en que estarán los Puntos del Registro Electoral en las casas de estudio:

Universidad Central de Venezuela: del 19 al 23 de marzo.
Universidad Católica Andrés Bello: 20 y 21 de marzo.
Universidad Simón Bolívar: 22 y 23 de marzo.
Universidad Metropolitana: 23 de marzo.
Universidad Católica Santa Rosa: 27 de marzo.
Universidad Santa María: 27 de marzo.
Unexpo Luis Caballero Mejías: 28 de marzo.
Universidad Monte Ávila: 30 de marzo.

Si todavía no te has inscrito o conoces a alguien que no lo haya hecho, no puedes perder más tiempo. Recuerda que quien no vota, no opina.