Llora por ti, Argentina

Ezequiel Abdala – @eaa17

Llora por ti, Argentina. Porque oportunidades como estas no se vuelven a repetir nunca más en la vida. Porque pasarán décadas y tal vez siglos antes de que una chance remotamente parecida se te presente otra vez. Y no por el Mundial, que ya podrás ganarlo nuevamente. Es por Brasil, por el Maracaná, por poder escribir con tinta indeleble en el libro de tus glorias el nombre de ese estadio sagrado y maldito, fuente de leyendas inmortales y cementerio de héroes caídos.

Read More…

Un gol por la cuarta estrella

Por Benjamín Gáfaro – @bengafaro

El cansancio no le dio más tregua a Miroslav Klose, quien había jugado su partido más largo del torneo. Todos sabían que este era su último Mundial. El primer objetivo había sido logrado: en la semifinal marcó su gol número 16 y superó a Ronaldo (al mítico R9) como máximo goleador en la historia de los mundiales. El segundo, retirarse levantando la Copa Jules Rimet, estaba pendiente. Pero ya no dependía de su hazaña. Por él entró Mario Götze, promesa de Bayern Múnich 14 años más joven: “Yo ya he jugado, ahora tienes que hacer el gol tú”, fueron las palabras de Klose en el entrecruce. Y así, como el desenlace perfecto de un tercer acto,  Götze anotó el gol que le dio la cuarta estrella a su selección nacional.

Read More…

Carta de amor a nuestros héroes de la infancia

La idea de celebrar un día dedicado solo a los niños se remonta al año 1954, cuando la Organización de Naciones Unidas recomendó que se estableciera una fecha especial para consagrar la fraternidad entre los niños del mundo y la promoción del bienestar y cumplimiento de sus derechos. La ONU celebra este día el 20 de noviembre, en Venezuela esta fiesta se arma cada tercer domingo de julio.

No hace mucho este día era imprescindible para nosotros, por eso hoy nos unimos a la celebración. Recordamos a nuestros héroes de la infancia, aquellos que sin darnos cuenta hicieron estragos en nuestro imaginario, y que nos acompañaron en el viaje de hacernos grandes.

¡Feliz día, que nunca sobren los héroes y tampoco falte la creatividad!

Read More…

¿Cómo disfrutar el día del niño para quienes dejamos de serlo?

Por Orianna Camejo – @OriasMultiverse

Ya viene el fin de semana del año en el que hace hace un tiempo -no hay que especificar cuánto- recibíamos algunos regalos o celebraban nuestro día. Ya no es así, pero éste puede volver a ser especial: recordando todas las cosas que disfrutamos en la infancia. Desde nuestro muñeco favorito hasta la comida que nos encantaba y ya no se produce. Aquí un poco de ese túnel del tiempo para revivirlo este domingo: Read More…

La final de los papas

Por: Ezequiel Abdala – @eaa17

Alfredo Di Stefano nunca le rogó a Dios en el campo. Y su razón era tan sencilla como lógica: “Si el contrario hace lo mismo, empate seguro”. Con esa deliciosa genialidad, la mítica saeta rubia despachó y cerró pronto la controvertida cuestión sobre Dios y el deporte, que ha vuelto a estar en boga con la ahora llamada final de los papas católicos.

Read More…

La nueva ola femenina en la publicidad

T.L. Stanley en Mashable describe cómo los creativos del negocio de la publicidad han cambiado -poco a poco- el contenido de sus comerciales en búsqueda del público femenino.

Por Orianna Camejo – @OriasMultiverse

No es una sorpresa, ni tampoco una innovación. Es buscar a la otra mitad del mercado. El sexismo publicitario ha perdido consumidores desde la década de los 60’s. De lo que ahora se habla es del apoderamiento femenino, fempowerment. Y es en los pequeños detalles donde esta nueva forma creativa de hacer publicidad está cambiando las cosas.

Desde el cambio estético hacia la anturalización -y menos photoshop- hasta la creación de una línea discursiva femenina que busca simpatizar y representar a su público. Las campañas de Pantene Labels y Sorry not sorry que siguen la línea publicitaria de  #ShineStrong; o la campaña #LikeaGirl de Always.

Parece una tendencia, pero no todas las publicidades que se hagan llamar fempowered realmente tienen el impacto o mensaje de las anteriores. Muchos lo van a intentar, muchas marcas se decantarán por esta forma de atraer al mercado, pero, ¿cuándo es oportunista en vez de sincero? Esa es la ligera línea del medio que hay que encontrar: entre las publicidades motivadoras y las que resultan condescendientes.

Puedes conseguir todos los ejemplos utilizados por Stanley, enfocados en el mercado americano, y el resto del artículo aquí.

Farmacopeia de internet

El hombre del siglo XXI, cuando se acuesta en el diván, exterioriza nuevos miedos. Hoy nos ocupamos de las angustias que nos produce internet. Privacidad, necesidad de expresión, activismo, y la obligación de mantenerse al día. ¿Cómo no sucumbir ante la máquina? En este texto, a modo de psiquiatras, diagnosticamos tus problemas y los recetamos. Puedes leer el texto completo en la vigésimo quinta edición de OJO.

Por Nicolás Gerardi

Fotos: Thierry Ehrmann Attribution 2.0 CC BY 2.0

INCERTIDUMBRE

Si queremos resumir en una palabra el problema que plantea internet no podemos esquivar con una metáfora las fibras con las que se teje el complejo mundo del siglo XXI. Por eso debemos hablar de incertidumbre.  En la psiquiatría actual hay compuestos químicos para casi cualquier desviación de la mente; no pasa lo mismo al hablar de la web: no conseguimos en ningún lado receta alguna que nos borre la incertidumbre.

Esta  angustia constante se complica con un cuadro de persecución, paranoia y vigilancia, aderezado con un poco de ciencia ficción generada por la existencia de un doble —la deep web—, las violaciones a la privacidad por parte del poder y los cuestionamientos morales implícitos en la piratería. Un coctel de presión psicológica que se vuelve un canal perfecto para cristalizar fantasías, perversiones, infidelidades, delitos o movimientos sociales.

El desbarajuste psicológico está perfectamente justificado. Ahora, ¿qué hacer ante el avance digital?

Read More…

“El hipster murió al minuto en que lo llamamos hipster”

Foto de Plamen Petkov

Esta semana en The Guardian, Morwenna Ferrier investiga sobre el estrellato -y lo que ya parece decadencia- del hipster. ¿Cómo ha sido y qué viene después?

Las tendencias están siempre en constante movimiento: ayer eran los pantalones bota ancha, hoy son los skinny jeans. Mañana probablemente sea una prenda totalmente opuesta a ambas. Pero hipster tiene más historia y connotaciones que la forma de vestir un pantalón. Ha sido la tendencia alternativa, lo que iba en contra del resto. Ferrier explica que comienza con la contracultura del blanco que escuchaba jazz. Luego éste pasaría a la literatura con los beatniks hasta que los hippies masificaran su estética de ser contracultura.

Read More…

La máquina humana

En La letra seduce de nuestra vigésimo quinta edición, Samantha Mesones considera las cualidades y finezas del cuerpo humano: entre la máquina, la piel y el nuevo futuro. Puedes conseguir el artículo en la edición impresa de nuestra revista. Pídela gratis a través de pideuna@revistaojo.com 

Por Samantha Mesones – @ohmyporn

Fotos de Lucía Pizazani – Serie Blacken

Fracturas. Así, lo que se llama cuerpo no es el cuerpo. Poco queda ya de su naturaleza corporal, de su animalidad y de su historia”

Piedad Solans en el ensayo Lo sublime tecnológico. Cuerpo, pantalla e identidad en la estética posmoderna.

Sin el accidente no hay fractura. El fragmento existe a partir del rompimiento de un ente completo. Este fenómeno le da movimiento a la mirada del espectador. Sin él saberlo, se introduce en la forma cortada y encuentra dentro de la piel humana un universo ajeno y nuevo. Se multiplican los pedazos que componen la figura.

Read More…

Un pequeño disenso

En el Ojo con de la 25, Daniel Gumbiner, director de la editorial de San Francisco McSweeney’s, nos habla de cómo dirigir la empresa literaria en este siglo.

Por Daniel Gumbiner – @DGumbiner

Traducido por Gabriela Benázar Acosta – @GabyBenazar

Hay una escena recurrente en mi vida. Estoy en una cena, en una fiesta o en un bar y empiezo a conversar con alguna persona que no conozco y me pregunta qué es lo que hago con mi vida. Esta persona en cuestión quizás usa chemise y mocasines o, si estoy en Berkeley (California), una braga y un sombrero. A esta persona le diré que trabajo con publicaciones. Habrá una pausa y me mirará con confusión e intriga, como si le hubiese dicho que me dedico a la cría de jirafas.

“¿La gente todavía compra libros?”, preguntará inevitablemente.

Read More…