Japón nos invade

El siguiente artículo en la sección Backstage de la 10ma edición de Revista Ojo ¡Disfrútenlo!

Por Jessica Márquez Gaspar

Fotos: Fer Navas -@fer_senpai-

De la influencia que la cultura norteamericana ha ejercido sobre la de los venezolanos sabemos bastante, pero la globalización poco sabe de hemisferios y de distancias. Aunque nuestras raíces poco tengan en común, silenciosamente, la cultura japonesa ha logrado filtrarse en la cotidianidad de miles de jóvenes de nuestro país.

Pocas tragedias han sacudido al mundo como la que vivió Japón recientemente. Son momentos como estos los que invitan a reflexionar y a notar que, al final del día, no estamos tan lejos. Que los miles de kilómetros que nos separan se han acortado y hoy Caracas es una ciudad donde la cultura nipona se ha filtrado e invadido a una generación que creció con el anime y el manga, come sushi, aprende japonés, hace origami y se viste de forma similar a los jóvenes asiáticos. Si de ello quedaban dudas, la Semana Cultural de Japón 2011 lo dejó bien claro.

Read More…

Donde nadie descansa en paz

Un querubín de mármol cubierto de barro. La mitad de un crucifijo en el piso. Una montaña de escombros. Un obrero orinando sobre una lápida. Una cripta abierta. Son imágenes que describen el panorama del Cementerio General del Sur. Miles de tumbas han quedado sepultadas por un manto espeso de maleza. Quizás, para quienes allí descansan, esa es la mejor de las suertes; permanecer escondidas, incógnitas, inaccesibles, pues las profanaciones ocurren todos los días, a toda hora

Por Juan Pedro Cámara Pérez

En la entrada principal siempre hay gente: familiares reunidos, policías, trabajadores. Pero, al adentrarse por las calles rotas que conducen al interior, la situación cambia. No hay nadie; nadie limpiando, nadie vigilando. Caminar unos pocos minutos entre los nichos, sorteando piedras, basura y monte, es suficiente para conseguir evidencia de los crímenes que allí se cometen. Tumbas abiertas, lápidas destrozadas.

Las problemáticas son múltiples

La que más llama la atención es la profanación de tumbas. En ocasiones, abren los nichos para robar los huesos, los cuales venden, generalmente, para realizar ritos religiosos. Algunos familiares aseguran, también, que sacan restos de personas para desocupar una parcela y así poder vendérsela a nuevos propietarios. Denuncian que esto ocurre en complicidad con la cooperativa que allí trabaja.

Read More…

La historia detrás de una de las cuentas de Twitter más famosas de Venezuela

Por Marisabel González Ocanto

Aquellos que hablan de Twitter como una gran comunidad, sin duda, están en lo cierto. Esta plataforma comunicacional plantea un escenario virtual al que todos tienen acceso, y que pueden utilizar para expresarse, siempre y cuando sus pensamientos no excedan los 140 caracteres.

Grandes personalidades e importantes agencias de noticias utilizan esta herramienta para establecer lazos con sus seguidores. Otras cuentas, sin embargo, deben su éxito al ingenio con que sus redactores crean cada tweet. Pero, detrás de cada idea, se esconde un personaje cuya identidad muchos desearían conocer.

En esta oportunidad, decidimos hablar con el creador de una de las cuentas de Twitter más recomendadas y buscadas en Venezuela, ganador de la categoría Impelable en los Twitter Awards 2010: @BlackberryVzla. Su nombre es Atilano Bejarano, y este próximo 23 de julio cumple dos años de haber ingresado a esta gran comunidad.

Revista Ojo: ¿Quién es Atilano Bejarano, de dónde viene y qué hacía antes de @BlackberryVzla?

Atilano Bejarano:  es un Venezolano con ganas de servir, que viene de unos padres maravillosos. Amante de las nuevas tecnologías desde pequeño, y que, antes de tener @blackberryvzla, se desarrollaba en el mundo corporativo —cosa que aún hace—, específicamente como Abogado especialista en Derecho Laboral, y con una trayectoria de éxito en distintas empresas trasnacionales. Read More…

Canadá como segundo idioma

Por Pablo Duarte

Muchos países ofrecen la oportunidad de aprender otro idioma; pasar más de un mes practicando y practicando realmente cumple ese dicho tan común que dicta: “la práctica hace al maestro”.

Oswaldo Salazar es un Comunicador Social y Diseñador Gráfico que, desde el año pasado, promociona el programa “Estudiar ingles en Canadá es chévere”, que ofrece a personas de cualquier edad la oportunidad de desarrollar el idioma en una ciudad ideal para hacerlo.

Conoce por qué el curso se ajusta a ti en esta entrevista que Salazar nos ofreció.

-¿Por qué inglés en Canadá?

En primer lugar por lo obvio: es un país de habla sajona, lo que hace que, desde que sales del aeropuerto en Toronto, comiences a pensar y a vivir la experiencia del idioma inglés. También por su diversidad cultural: es un país donde conviven personas de todas las nacionalidades. Esto ha fomentado el desarrollo, por parte del Gobierno, de un sistema de enseñanza del inglés de excelente calidad, que promueve la participación y apoya al extranjero para que se integre rápidamente en la sociedad. La calidad educativa es muy buena, pero, mejor aún, el canadiense está acostumbrado al inmigrante y esto hace mucho más fácil la adaptación del estudiante que llega por primera vez y que no domina el idioma. Por último, la oferta cultural, con oportunidades de disfrutar todo tipo de eventos, cine, conciertos, bares, todo dentro de una cultura de seguridad y respeto hacia los demás.

Read More…

El hampa amenaza la producción cinematográfica

Por: Juan Pedro Cámara Pérez y Marisabel González Ocanto

El año 2010 cerró con grandes éxitos para el cine venezolano. La mejoría en la producción de los materiales le valió a esta industria importantes premios internacionales como los de los festivales Moscú, La Habana, Huelva y de Cine Latino de los Ángeles, y una aceptación del público que le consiguió un aumento de 1,3 millones de espectadores. Sin embargo, el sector parece haber encontrado un nuevo enemigo que amenaza su evolución: la inseguridad.

El último golpe lo recibió la compañía Cinequipos, empresa de alquiler de material cinematográfico. El pasado viernes 13 de mayo, una Van cargada de dispositivos de filmación que se trasladaba al set de Piedra, papel o tijera, de la productora Factor RH, fue interceptada por un vehículo. De él descendieron cuatro sujetos armados que, en menos de dos minutos, obligaron al chofer a entregarles la camioneta. El material hurtado, y según informó Marco Díaz —propietario de Cinequipos—, tiene un valor de 150 mil dólares. De los artefactos robados resalta una cámara RED.

El día domingo, el realizador de la película para la que se utilizarían los equipos, Hernán Jabes, denunció, a través de su cuenta de Facebook, el robo ocurrido. Informó que el hecho se dio apenas en las afueras de la casa de rentas, en Sebucán. “Son ellos (los propietarios de Cinequipos) los realmente afectados. Los demás, como nosotros, solo perdimos tiempo de rodaje. Debemos ser solidarios”, expresó.

Este incidente no ha sido el único que ha tenido que enfrentar la industria fílmica venezolana. El dos de mayo el susto se lo llevó Luis Duque que, mientras cargaba su camioneta con el material de grabación, fue sorprendido por un individuo que se acercó con la excusa de ofrecerle ayuda. Con el apoyo de otros tres sujetos armados, logró llevarse el vehículo con toda la indumentaria que había sido utilizada para la filmación.

A estos eventos, considerados como atentados a la industria cinematográfica nacional, se les suman el asalto a un camión lleno de material de grabación en la Autopista Regional del Centro, y el robo de una cámara en el set de la película Taita Boves, ambos hechos acaecidos durante el año 2010.

Big Bang: Entre el libro y el ebook

Texto y Fotos por Jesús Torrivilla

La industria del libro llevaba quinientos años incólume. Ninguna innovación importante había amenazado directamente con cambiar el negocio editorial hasta ahora: la llegada del ebook ha comenzado a introducir un nuevo paradigma en lectores y empresarios del mundo literario. El cambio es inminente.

Gutenberg nunca pensó en nuestras espaldas: todo el mundo alguna vez en su vida se ha tenido que enfrentar con la expresión cargar un libro –en su sentido más grave–, ya sea con pesados volúmenes universitarios, terribles enciclopedias escolares o las más de mil doscientas páginas de la novela 2666 –para entretenerse en una semana de playa en Margarita. La humanidad tuvo que enfrentarse a la insoportable gravedad del ser de los libros durante mucho tiempo.

Sin embargo, las asombrosas cifras de ventas del libro digital nos dicen que llegó el momento de que la letra escrita se libere de su peso tradicional. Según la consultora DigiTimes Research este año la venta de ciber libros se está triplicando: si el año pasado se vendieron 3,8 millones de unidades, este año se prevé que la cifra de ventas sea de 11,4 millones. La industria editorial, asustada hace unos años por los tiempos de crisis, tiene una oportunidad a la vuelta de la esquina.

Los principales contendores del ring libresco no pueden esperar por hacerse de este nuevo mercado que está creciendo con avidez. ¿Quiénes están al pie de guerra? El Kindle, comercializado por Amazon, es una de las principales potencias; cuenta con una capacidad de conexión 3G que permite comprar de forma inalámbrica cualquiera de los más de quinientos mil libros que Amazon posee en su catálogo. En este momento, su principal contendor es el Nook, el lector de la cadena norteamericana de librerías Barnes & Noble, que destaca por su doble pantalla: la estándar de los eBooks –con la tecnología e-ink que facilita la lectura– y una pequeña a color –con la intención de espantar al fantasma analógico del blanco y negro. El outsider de esta contienda es peligroso y viste un uniforme llamativo y deslumbrante: el iPad, de Apple, también quiere conquistar a los lectores, pero su precio inicial de seiscientos dólares es un punto álgido.

Aquí se dividen los intereses. ¿Quieres un dispositivo que además de lector de libros en pdf tenga otras funciones? Es la discreción de un lector de libros –que ronda los doscientos cincuenta dólares– versus las pretensiones de un aparato que el mundo todavía no tiene muy claro para qué sirve, pero sí que va a revolucionar algo –y que cuesta más de quinientos dólares. El poderío de Apple es, como diría un lector de Gallegos, insoslayable, por eso la industria tiembla.

Con estas cifras, nos queda claro, el panorama internacional es optimista. Pero ¿qué hace un venezolano con toda esa parrafada de dólares, tinta y futuro? Roger Michelena –librero de trayectoria y líder de los más de ocho mil seguidores de su cuenta en Twitter, @libreros, en la que publica a diario información sobre el acontecer literario– es quien nos ayudará a responder estas cuestiones. Según él, en nuestro país existen un buen número de obstáculos para que el público adopte el libro digital: el costo del soporte, las dificultades de importación y la “casi imposibilidad” de pagar en moneda extranjera para descargar algunos libros constituyen los principales; además de la fuerte relación libro-papel con la cultura que predomina en nosotros: el fetichismo de ver la obra publicada en físico.

El retraso es patente: “Nuestros editores todavía usan fax. Estamos en la punta equivocada de la lanza en materia tecnológica. Incluso, en las mismas universidades un gran handicap lo constituyen las normas de acreditación académica: el formato electrónico todavía no es aceptado como una publicación válida”.

Michelena cree que los autores deben saber aprovechar la oportunidad del libro digital. “Los escritores nacionales tienen poca o ninguna representación en las ferias internacionales, editar en el país es cada vez más oneroso –el costo del libro en Venezuela es el más alto de América Latina. Los autores arriesgados que creen en el valor de su obra no deben desestimar la ubicuidad que les presta tener en digital sus trabajos”.

La lección que él extrae va más allá de formatos. Nos recuerda que en un ordenador portátil, una computadora de escritorio o un pendrive se pueden trasladar libros. Más allá del iPad o del Kindle, la apuesta es otra: “Lo más importante es la palabra, no el soporte que la contenga”.

BMX: Deporte Nacional

Autor: Joseph Artiles   –@joartilesl-

Los deportistas venezolanos, además de los obstáculos tradicionales, tienen que superar otros tantos que vienen con las condiciones del país. Por eso, para quienes lo logran, para quienes superan todo y alcanzan el triunfo, el mérito es mayor. Muchos de ellos terminan abandonando Venezuela, pero el orgullo es el mismo. Todo esto suena a beisbol y Grandes Ligas, si acaso a fútbol. Pero no, acá también hay quien destaca en basquetbol, surf y, cómo no, BMX.

Todo empezó cuando, con tan sólo quince años, Daniel Dhers decidió que quería dedicarse al BMX por el resto de su vida. Fue durante el año 1998 el día en que debutó en un skatepark y “voló” por primera vez en su bicicleta. Ya para el 2003, tras viajar a Argentina y Estados Unidos, donde tuvo oportunidad de perfeccionar sus habilidades, Daniel se hizo profesional.

Read More…