¿Dónde está el muro de Berlín a 25 años de ser derrumbado?

Este domingo, 9 de noviembre, se cumplieron 25 años de la caída del muro de Berlín y, a diferencia de lo que se podría pensar, gran parte del muro ha sido conservado, solo que no para limitar un espacio geográfico. El muro que sirvió por 28 años no solo a encerrar, sino a ser espacio de crítica, arte e historia, ahora está regado en más de 10 lugares alrededor del mundo. Aunque puedes apreciar la mayor parte del muro conservado en la Galería del lado este de Berlín. Read More…

El primer museo del mundo dedicado a la luz abre una convocatoria internacional

Space-Speech-Speed de Mischa Kuball (2001)

Unna es una pequeña ciudad ubicada a tres horas de Berlín, en ella se erige el primer y único museo en el mundo completamente dedicado a la luz en el arte. Lleva el mismo nombre de la localidad y se comenzó a gestar en 2002, cuando las autoridades comenzaron a  plantearse cómo podían convertir una vieja fábrica de cerveza en un espacio que aprovechara todos los turbios y oscuros sótanos del edificio. Read More…

#EstamosViendo: a Gabriela Montero improvisar una banda sonora en vivo

El 18 de enero la pianista y compositora venezolana Gabriela Montero improvisó por completo la música original para el clásico del cine mudo NOSFERATU de 1922, la presentación tuvo lugar en la Ópera Cómica de Berlín.

No existía música compuesta previamente, la única referencia con la que contaba Montero era incluir referencias de piezas del compositor ruso Serguéi Prokófiev. Mientras el público veía la película en pantalla grande, la pianista ejecutaba siguiendo un pequeño monitor ubicado sobre su piano, a su izquierda contaba con una transcripción del texto de F.W.Murnau.

Esta improvisación se llevó a cabo en marco de la “semana de Prokofiev”, organizada por la compañía berlinesa.

Una última noche de okupa en Berlín

Por Adriana Ovalle

Aquí en Venezuela es impensable para una mujer la idea de ir a un bar sola a tomarse unos tragos. Tenemos la necesidad de movernos en grupo, la violencia no nos ha dado otra opción, y mucho menos si hay alcohol de por medio. En mi reciente viaje a Europa decidí experimentar rituales nuevos que nuestro querido país no puede ofrecer. En este caso en particular fue disfrutar una ciudad yo sola, especialmente la vida nocturna.

Llega la noche de un día ajetreado de turistas: sitios históricos, recorridos artísticos, paseos urbanos. Pero la última noche en Berlín no podía pasar en vano. Por eso decido no quedarme en el hostal preparándome para salir temprano por la mañana a mi siguiente destino y me aventuro lanzarme al bar de Tacheles, una casa okupa muy famosa.

Una vez Oranienburger Str, comienzo a recorrer la calle fascinada con su vida nocturna. Entre bares y chicas de la noche me topo con un viejo edificio que parece estar en ruinas. Al ver en la rebelde fachada la palabra TACHELES compruebo estar en el lugar indicado, sin quitarme de la cabeza la duda del origen de la palabra, puesto que definitivamente no me parecía alemana.

Pasé alrededor de media hora curioseando la planta baja de parte del edificio, donde no solo hacen talleres artísticos; también se puede comprar una cantidad de cosas fascinantes y únicas. Entre granjas de ratones, televisores alterados para aquellos que se quieren dar el viaje de su vida, franelas personalizadas con obras de artistas de todas partes del mundo y una cantidad de artefactos que no terminé de comprender, converso un rato con el alemán que estaba a cargo de ese sitio esa noche.

El bar quedaba en el tercer piso y en las escaleras me topo con una pareja hablando español. Resultaron ser dos colombianos súper agradables.

Al entrar y ver el lugar, la colombiana inmediatamente le dice a su novio para irse de ahí. Una atmósfera muy underground, oscura y con gente de hasta 60 años; unos con cara de no recordar ni su nombre, otros hasta desmayados. El ambiente musical era el de una rave clandestina pero concentrado en una habitación de no más de 10 metros cuadrados. Los colombianos me invitaron a irme con ellos, pero algo en ese lugar me cautivó, así que rechacé la oferta. Read More…