Participa en la muestra de cine documental Mérida 2015

Ya está abierta la convocatoria para la Segunda Muestra de Cine Documental Mérida 2015, que se llevará a cabo en el Teatro César Rengifo de dicha ciudad del 13 al 17 de octubre este año. Cortometrajes, mediometrajes y largometrajes podrán participar, con el requisito de que sean documentales, hayan sido producidos entre 2010 y 2015, estén en español o subtitulados a español, y hayan sido realizados por venezolanos o por extranjeros residenciados en el país.

Aquellos interesados en postular alguno podrán hacerlo hasta el próximo 21 de agosto. Las bases completas se encuentran en la siguiente dirección >> muestradecinedocumentalmerida.blogspot.com

¿Ha mejorado realmente el cine venezolano?

Por: Tomás Marín – @erpinufitu

“El cine venezolano ha mejorado muchísimo”, es una frase casi folklórica que, en los últimos años, resuena constante y altivamente en la gran mayoría de esas conversaciones que, luego de haber abordado distintos y hasta irreconciliables tópicos, desemboca en el complejo mundo del séptimo arte en un país tan delicado como el nuestro.

Pero, ¿ha mejorado realmente el cine venezolano? Ésta es una pregunta que puede generar un sinfín de posturas que, en su argumentación, más o menos legítima y coherente dependiendo del vocero, harían sacar a relucir las siempre pretenciosas personalidades de todos aquéllos que, de una u otra manera, están involucrados en la creación y templanza de esta maquinaria de entretenimiento y/o reflexión.

Partiendo del párrafo anterior, nos encontramos con la primera premisa para intentar construir un análisis estructurado: el cine venezolano es pretencioso.

La pretensión de la que hablamos se esparce libremente a través de una cantidad apreciable de lastimosos aspectos que parecieran ser tratados como las más admiradas gemas de una joyería mediocre hecha de historias arquetípicas, de malos actores y de luces de Kino Flo.

Quizás la médula de este problema es el ego desenfrenado y las ínfulas bohemias de muchos realizadores que albergan en su triste pequeñez la creencia de que gritar “acción”, cruzar las piernas y colocarse una bufanda para dar una entrevista te hacen director de cine. Es común ver en todos lados a muchos personajes (profesionales y amateurs) que, por medianamente saber usar una cámara, desean ser vistos como directores jupiterinos, cuyas decisiones en absolutamente todos los aspectos de la obra deben ser incuestionables y aceptadas.

Es en este punto donde nacen las malas tramas y diégesis que, repitiéndose incesantemente a través de los años, han llevado a la pantalla criolla hacia su estancamiento y su mediocridad. Las infaltables aliadas de la pretensión son la compasión, la lástima y la sensiblería; casualmente los temas que, una y otra vez, se presentan forzadamente en las películas de producción nacional.

La eterna y melodramática búsqueda del “lado humano” del malandro, del sufrimiento shakesperiano de la prostituta, del dolor del pobre, de la odisea de los niños (quizás el recurso más sobreexplotado de todos), del padecimiento; entre otras, es la piedra de tranca que impide la verdadera eclosión que ha buscado ciegamente el celuloide (aunque ya estamos en la era digital) en las productoras nacionales. Esa manía que tiene el cineasta de gritar “mírenme, seres inferiores, yo soy capaz de ver y retratar el dolor en donde ustedes, pobres mortales, no pueden ni imaginarlo”. Este tropezar autocomplaciente, similar al de Sísifo, es el gran cáncer que, aún, no hemos conseguido extirpar.

Por supuesto, toda intención manipuladora de generar empatía requiere la aparición de un culpable expreso o tácito. He aquí cuando entra la influencia del maquiavélico e inteligentísimo gobierno bolivariano, quien, dentro de su maquinaria comunicativa, no dudó en instrumentalizar el cine para promocionar su ideología.

Aún queda muchísimo trabajo por hacer. Los avances han sido pocos y el cine venezolano está durmiéndose en laureles de papel. La teoría y el entendimiento de los grandes pilares (grandes maestros e investigadores) del lenguaje visual es el punto que más se desconoce aunque es, paradójicamente, el más importante para poder decir un día “El cine venezolano ha mejorado, de verdad, muchísimo.

liga

FOX da una segunda oportunidad a “La Liga Extraordinaria”

En 2003, durante la primera oleada de películas de súper héroes del Siglo XXI (Spiderman, Los 4 Fantásticos, Daredevil, Elektra y la trilogía de Blade), 20th Century FOX llevó a la gran pantalla “La Liga Extraordinaria”, basada en la novela gráfica de Alan Moore y Kevin O´Neil, publicada en 1999. Sean Connery fue el encargado de liderar a los héroes que, para aquella fecha intentaban posicionarse entre las sagas favoritas de muchos “geeks”.

Todos los miembros de la liga estaban inspirados en diferentes obras de la literatura universal: Capitán Nemo (Julio Verne), el Hombre Invisible (H.G. Wells) o Dorian Grey (Oscar Wilde).

La película no fue un éxito taquillero, siendo su recaudación una de las más bajas para un film basado en una historieta ($179.264.204). Luego de 12 años, Fox decide revivir a la franquicia “y hacer bien las cosas”; así lo reseñó el portal 20Minutos. El remake será estrenado en los próximos años y el principal plan de la productora es convertirlo en una saga cinematográfica.

KM 72

Reseña: Kilómetro 72

Por Humberto González – @hypediario

No sería muy descabellado decir que la ópera prima de Samuel Henríquez se pasa por 72 kilómetros de géneros cinematográficos, de guiños autorales, de movimientos históricos en el cine y de buenísimos minutos de cine nacional. Es, más que nada,  una recreación al amor cinéfago, porque si bien es cierto que llama la atención la aproximación, sin nada de titubeos ni descuidos, a un cine de género poco manoseado por el cineasta local, lo que mejor hace ‘KM 72’ es decir cuánto ama al cine de autor, más que otra cosa. Henríquez, director de la película, se niega a contarnos otra cosa que no sea su amor por el film noir, y vaya que tiene razón. Pero cuando pasas del film noir a la absoluta comedia incómoda con la facilidad de un monstruo, pues vaya que vale más que la pena el contemplarlo. Read More…

“Tron: Ascension” contará con parte del elenco de su antecesora

 The Hollywood Reporter confirma que dos de los actores que participaron en la segunda entrega de Tron, regresarán a la franquicia. Olivia Wilde y Garrett Hedlund, serán los encargados de retomar sus personajes como Quorra y Sam, respectivamente.

Tron llegó a los cines por primera vez en 1982, siendo una de las primeras películas en utilizar la técnica de gráficos por computadora, pese a que no tuvo mucho éxito en su momento, al pasar los años el film se convirtió en un ícono de a cultura pop.

Luego de 28 años, Disney se decidió retomar la historia y estrenar Tron: Legacy, secuela dirigida por Joseph Kosinski en formato 3D y IMAX 3D. Aún se desconoce la fecha de estreno de la película.

Erick Griffith

#EstamosViendo: el trailer de ‘El Principito’

El Principito, obra cumbre de Antoine de Saint-Exupéry, el libro más leído y traducido de la lengua francesa, llegará al cine en versión animada en 3D. Adaptada por Irena Brignull, producida por Leonardo Di Caprio y dirigida por Mark Osborne, la cinta abordará la popular historia desde la perspectiva del piloto, ya anciano, quien desarrolla una amistad con una niña intelectual, a quien le cuenta todo. Read More…