ANALISISWEB

Antidemocráticos y torturadores

Al chavismo siempre le interesó ponerse el traje democrático. Gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo. Democracia participativa y protagónica. Liderazgo obrero. Políticas para las mayorías y decisiones adaptadas a sus necesidades. Con esa máscara llegó al poder, consiguió aliados y legitimó su accionar en clave internacional. Más allá de sus rencillas con Mr. Danger, Uribe y el ‘maldito pueblo de Israel’, el gobierno de Chávez procuró crear amigos por todo el globo terráqueo, unos a punta de chequera, otros con mera diplomacia. En América Latina coincidió (y propició) el auge de la izquierda de los Lula, Kirchner, Correa y Evo Morales y en el resto del mundo tuvo camaradas más polémicos como Fidel Castro, Al Assad y Gadafi. Hasta al viejo Carter se lo trajo para dar a entender que incluso con el Imperio se podía dialogar. Encantador de serpientes, el Comandante conocía la importancia de quedar bien frente a los ojos del planeta Tierra. Ojos que hoy, a casi un lustro de su muerte, coinciden en dos impresiones: en Venezuela impera una dictadura y hay violación sistemática de los derechos humanos. Los últimos en pronunciar la primera aseveración fueron los cancilleres y representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, quienes suscribieron la Declaración de Lima, un documento que aborda varias aristas de la crisis venezolana y cuyas resoluciones son las siguientes: desconocer a la ANC, apoyar al Parlamento y a la Fiscal General, desaprobar el gobierno de Maduro, apoyar la implementación de la Carta Democrática y la decisión del Mercosur y condenar las violaciones a los derechos humanos. Sobre este último punto, la ONU emitió ayer un comunicado contundente: los tratos crueles, inhumanos y degradantes no son aislados, sino sistemáticos. Los allanamientos violentos de viviendas, las bombas disparadas a corta distancia, el uso de metras, tuercas y tornillos para dispersar y las torturas a las personas detenidas en protestas son procedimientos rutinarios en los cuerpos de seguridad del Estado. El mundo ya está claro: son antidemocráticos y torturadores.

NASA-9

Emma Watson y Malala Yoysafzai, apoyan el feminismo

Dos poderosas e inspiradoras imágenes femeninas en el mundo se   La embajadora de Buena Voluntad de Mujeres de la ONU, Emma Watson, se reunió con la ganadora del Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai en el estreno del Festival Into Film, para discutir sobre la vida de Yousafzai, defensa, y el documental que llamó me Malala.

 “Hoy conocí a Malala, una persona entregada, absolutamente elegante, atractiva e inteligente “, dijo Watson en un post publicado en Facebook. “Esto puede sonar obvio, pero me ha sorprendido aún más en persona. Ella tiene la fuerza de sus convicciones, junto con una determinación bastante fuerte y no parece haber sido disminuida por el éxito que ya ha tenido”.

Durante su conversación, Yousafzai se identificó como una feminista, Watson describió ese momento como “el más profundo de la entrevista” ya que la embajadora le había querido preguntar inicialmente a Yousafzai si ella identifica como alguien feminista, pero decidió colocar esa pregunta fuer a de su lista un día antes de la entrevista.

“Quizás feminista no es la palabra más fácil de usar, pero lo hizo de todos modos.  Creo que el gesto de habernos reunido para conversar sobre este tema es tan emblemático tanto para Malala como para mí. He hablado antes acerca de lo que es una palabra tan controversial como el feminismo y e he dado cuenta de que todos nos estamos moviendo hacia el mismo objetivo.  No hagamos que nos aterre el decir que somos feministas, quiero que sea un movimiento acogedor e inclusivo, así que unamos nuestras manos y movilicémonos juntos para que podamos hacer un cambio real. Malala y yo somos bastante serias al respecto.”

Este testimonio fue publicado por Watson en su página oficial de Facebook y ha causado un gran impacto, siendo compartido más de 23.000 veces, recibiendo una abrumadora respuesta positiva.

 

#EstamosViendo: el discurso de Emma Watson en las Naciones Unidas

“Decidí que era feminista y  no pareció complicado para mí … Al parecer, yo estoy en medio de las filas de las mujeres cuyas expresiones son vistos como tajantes, agresivas, aisladas, anti-hombres y poco atractivas”, sentenció la actriz británica Emma Watson en el discurso que emitió en la sede de las Naciones Unidas el pasado sábado 20 de septiembre. Read More…

Derechos Humanos, el reto tácito

Por Gabriela Benazar Acosta- @GabyBenazar

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”- Artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Desde hace 65 años, todos los que habitamos el planeta tierra tenemos un conjunto de garantías y responsabilidades con el prójimo que no conocen fronteras, idioma, huso horario o causa. Estos son los Derechos Humanos, declarados y universales, que se defienden desde las Naciones Unidas  y en las constituciones nacionales.

En todos los países del mundo se violan a diario derechos humanos por parte de los gobiernos o de los ciudadanos. Por ello, existen organizaciones no gubernamentales y comités dentro de las mismas Naciones Unidas que no buscan llevar a cero las violaciones, porque saben que no es posible, sino persiguen que alcancen el mínimo posible.

Mucho escuchamos de Guantánamo, Siria, China, Rusia y otros lugares en los que pareciesen olvidar la existencia de esta declaración. Pero ¿Cómo lo estamos haciendo en Venezuela?

Para Human Rights Watch, las violaciones más graves en nuestro país se cometen por la imposibilidad de impartir justicia del Poder Judicial producto de la influencia del Ejecutivo, cuya voluntad interfiere abiertamente en las sentencias. El caso Afiuni y el caso Simonovis son dos ejemplos de ello. Esta actitud del Tribunal Supremo de Justicia viola los artículos 2, 5, 8 , 9 , 10, 11 y 12 de la Declaración.

Las restricciones existentes en contra de la libertad de expresión son un tema que también preocupan a la ONG . Las leyes que promueven sanciones en contra de la publicación de determinados tipos de contenido y la sentencia 1942 del Tribunal Supremo de Justicia violan no solo el derecho la libertad de expresión y al de recibir información veraz y oportuna sino al que tienen los periodistas como ciudadanos. Esto interfiere con el cumplimiento de los artículos 3, 7, 18, 19 y  20.

Otro tema muy ligado al primero es el de la condición de las cárceles. Según el reporte, la poca seguridad, el hacinamiento, el deterioro de infraestructura y el poco personal calificado para atender a los reclusos es preocupante. Las masacres en las cárceles y los desalojos llevados a cabo por el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario preocupan a la organización.

Esta es una situación que se refleja también en el reporte de 2013 hecho por Amnistía Internacional. Además de este tema, mencionan también las violaciones producto de la dependencia del Poder Judicial con el Ejecutivo, además de  la impunidad.

También destaca el problema de seguridad pública. Venezuela es uno de los países con mayor tasa de crímenes en América Latina y Caracas una de las ciudades con mayor cantidad de muertes violentas del mundo. Esta situación que es contrarrestada por el gobierno desde la Misión a Toda Vida Venezuela y la legislación sobre porte de armas desde la Asamblea Nacional no evitan que cada vez que muere un ciudadano a manos de la violencia se estén violando los artículos 1, 3, 5, 7 y 20.

Queda mucho por hacer en nuestro país en materia de Derechos Humanos. Para conmemorar este día, Amnistía Internacional invita a todos los ciudadanos a solicitar la liberación de Ivan Simonovis, quizás el preso de más alto perfil dadas las condiciones en las que fue juzgado y recluido. Ponerle fin a su encierro será probablemente la mayor muestra que pueda dar el gobierno de querer ir hacia la meta casi universal de que estos derechos sean respetados y defendidos para todos los ciudadanos.

 

4 respuestas sobre las armas químicas

Por Gabriela Benazar Acosta –@GabyBenazar

Lo que comenzó con la llegada de la Primavera Árabe a Siria se ha convertido en uno de los conflictos internos más difíciles de entender y resolver de los últimos años. Según la Organización de las Naciones Unidas, las luchas entre los grupos armados de oposición y el gobierno de Bashar Al Assad ya han cobrado la vida de más de 100.000 personas y se estima que más de 4 millones de personas están refugiadas en países vecinos o dentro de Siria. Lo que parecía ser un conflicto que ni el exsecretario general de la ONU Kofi Annan pudo resolver tomó un giro de 180 grados.

La Casa Blanca anunció que tienen pruebas de que el gobierno de Al Assad utilizó armas químicas, después de que la oposición siria denunciase un ataque con gas sarín que mató a más de 1400 personas en Damasco. Por ello, Estados Unidos anunció que intervendría militarmente en la situación, ya que había declarado en varias ocasiones que quien usase armas químicas en ese conflicto estaría “cruzando la línea roja”. Por toda esta situación que expone una irregularidad bélica que no se veía desde la guerra de Irak-Iran, respondemos 4 preguntas sobre este tipo de armamento.

1. ¿Qué son las armas químicas?

Muchas de las sustancias que han sido utilizadas como armas no fueron originalmente diseñadas como arma de guerra. Sin embargo, de utilizarse en determinadas cantidades y para causar daños sí se consideran armas químicas.  Según la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, estas son ” Las sustancias químicas tóxicas o sus precursores, salvo cuando se destinen a fines no prohibidos por la presente Convención” y  “Las municiones o dispositivos destinados de modo expreso a causar la muerte o lesiones mediante las propiedades tóxicas”.

Las armas químicas se pueden clasificar, a grandes rasgos, en agentes paralizantes; agentes sanguíneos; agentes nerviosos; agentes lacrimógenos; agentes pulmonares; y vesicantes, que son aquellos que causan lesiones en la piel como ampollas.

2. ¿Qué es el gas sarín?

Es el arma que supuestamente usó el gobierno sirio contra los civiles. Es  un gas nervioso que se desarrolló originalmente como pesticida en Alemania en 1938. Es incoloro, insípido y en su forma más pura inodoro. Su exposición ocurre cuando la forma líquida del gas entra en contacto con la piel o cuando se disemina como vapor. Es decir, puede afectar tanto a quien le cae directamente como a quien lo respira.

Las consecuencias de estar en contacto con este agente dependen, en primera instancia, del tiempo  al que se está expuesto a él. Los primeros síntomas pueden aparecer a los minutos o hasta 18 horas después del contacto.

El sarín es un agente que interfiere y bloquea los neurotransmisores encargados de controlar las glándulas y músculos, haciendo que estos se descontrolen por estar sobre estimulados. Altas dosis del gas causan pérdida de conciencia, convulsiones y parálisis y fallas respiratorias que pueden ser letales. En menores dosis, causan nauseas y vómitos, exceso de sudor y ojos llorosos.

3. ¿Cómo se prohíben las armas químicas?

 Si a los números nos vamos, hay más países adheridos a la convención que prohibe las armas químicas de los que firmaron los documentos que prohiben la proliferación de armas nucleares. La Organización para la Prohibición de Armas Químicas, órgano adjunto a la ONU, es el organismo internacional encargado de regular y supervisar los arsenales químicos de los países para evitar que estos tengan suficientes sustancias como para desarrollar este tipo de armamento. El problema principal, en el caso de este conflicto, es que Siria es uno de los cinco países (junto con Sudán del Sur, Egipto, Angola y Corea del Norte) que no pertenece a la organización.

Por otra parte, la ONU no puede emitir sanciones ni controles al respecto porque Rusia y China, un miembros permanentes del Consejo de Seguridad con poder de veto, impide que se sancionen resoluciones contundentes contra Siria. Cualquier ofensiva militar por parte de Estados Unidos y Europa no contará con el respaldo de la ONU al no estar autorizada por dicho consejo.

4. ¿Quién más las ha utilizado?

Se presume que Sadam Hussein, el expresidente de Irak, utilizó gas sarín y gas mostaza en ataques contra Irán en su intento de invadir la nación persa en 1980. Esto nunca ha podido ser comprobado por algún organismo que no estuvo directamente involucrado en el conflicto. En Japón, la organización Aum Shinrikyo las utilizó en dos ocasiones en 1994 para intentar asesinar a tres jueces y en el metro de Matsumoto. Los dos ataques resultaron en un total de 20 muertes y más de 5000 afectados.