Bonsoir, París

Por Natalia Martín.

Al llegar a París me encontré caminando entre un montón de “¿Vous êtes perdu, madmoiselle?” de árabes y moros, vecinos de mi mala decisión de hostal. “Sí, je suis perdu”, hasta que encontré el St. Christopher’s Inn Backpacker’s Hostel. Llegué al hostal, dejé mis cosas en el locker del sótano y fui a ducharme para salir al encuentro con Alexandre Cherreau, el chico con el que había quedado a través de CouchSurfing, una página internacional de viajeros que te permite encontrarte con residentes de las ciudades para que te la muestren e incluso puedes dormir en sus sofás. Read More…

Medios y caricaturistas de todo el mundo se solidarizan con Charlie Hebdo

La mañana de este miércoles 07 de enero, la sede del semanario humorístico francés Charlie Hebdo fue víctima de un ataque por hombres armados con fusiles Kalashnikovs, en el cual 12 personas fueron asesinadas, entre ellas el editor, Stephane Charbonnier, y cuatro de los principales caricaturistas de la publicación; también se reportan 10 heridos. Señala BBC Mundo que la línea editorial del Charlie Hebdo es herencia directa del “periodismo francés que combina el radicalismo de la izquierda con una grosería provocadora que a menudo raya en lo obsceno”. Read More…

En el centenario de Cortázar, “Rayuela” se convierte en un fotoreportaje participativo

Coincidiendo con el centenario del nacimiento de Julio Cortázar, el periodista argentino Hugo Passarello se planteó la idea de convertir a Rayuela, obra insigne del autor, en una serie de “retratos, en París, de lectores y amigos de Julio Cortázar”. El proyecto es descrito por Passarello con los adjetivos “visual, lúdico y participativo”. Read More…

#EstamosViendo: “Esto lo estoy tocando mañana. Cortázar y la música”

“Fuera de la literatura, la influencia más fuerte que he tenido es la música”, declaró en una oportunidad el escritor argentino Julio Cortázar. Buscando rescatar esa mágica relación entre letras y notas, los realizadores Karina Wroblewski, Silvia Vegierski y Ariel Ludin decidieron crear el documental Esto lo estoy tocando mañana. Cortázar y la música“. Read More…

#ViernesIlustrado: Paris vs Nueva York de Vahram Muratyan

En una colección, que ha creado libros,catálogos y postales, de Vahram Muratyan se toman las dos ciudades más simbólicas de occidente y se juega con su iconografía, que curiosamente concuerda en muchos aspectos. Desde las preferencias por el café hasta los mitos detrás de sus monumentos. Son dos ciudades paralelas con toques especiales.

Aquí puedes ver gran parte de su colección, a continuación te mostramos nuestros favoritos:  Read More…

129 años sin Víctor Hugo

Por: Ezequiel Abdala – @eaa17

“Amar es actuar”. Esas fueron las últimas palabras escritas en vida por Víctor Hugo, quien hoy cumple, exactamente, 129 años de muerto. En 1885, en su lecho de enfermo, y a petición de una íntima amiga de la familia, el prolífico autor tomó una pequeña hoja de papel y allí plasmó, de su puño y letra, las tres palabras finales de una vida que estuvo compuesta por millones de ellas.

Eso, escribir ideas sueltas en trozos de papel, era una de las tantas manías del popular escritor, quien dejo tras de sí una obra inmensa, total y completa, que lo convirtió en uno de los autores más importantes de la historia de las letras y referencia obligada aún en nuestros días.

“Lo bello siempre es grande” fue una de sus frases celebres y seguramente una de sus máximas de trabajo, de allí que toda su obra compilada –novelas, poemas, dramas teatrales y crónicas de viajes- supere los ciento cuarenta millones de caracteres y quepa en 53 volúmenes.

Esa frase, quizás, también explica por qué admiró tanto la inmensa catedral de Notre Dame, a la que le dedicó una novela –Nuestra señora de París– y a la que describió como “una vasta sinfonía hecha con piedra, invención humana fecunda y poderosa como la creación divina, a la cual parece haber hurtado el doble carácter de su variedad y eternidad”.

Sin embargo, su gran amor fue París, ciudad en la que paseaba, extasiado, casi a diario, y que nunca dejó de admirar. Allí vivió gran parte de su vida, primero en el hotel de Rohan Guéménée, donde durante 16 años tuvo alquilado un apartamento de 280 metros cuadrados; y finalmente en una mansión colonial en Hauteville House, en donde vivió por 15 años al regresar del exilio.

Tan arraigado estuvo a la ciudad de la luz, que fue homenajeado con uno de los funerales más grandes de la historia de París, comparable solo con el de Napoleón. Dos millones de personas se lanzaron a la calle a despedirlo, y por primera vez en la aristocrática Francia un hombre llano era enterrado con honores de noble en el Panteón, adonde llegó, procedente del Arco de Triunfo, luego de siete largas horas de trayecto, seguramente sonriendo, porque, recordaría él, “lo bello siempre es grande”. Y sus funerales lo fueron.

Exhibirán manuscrito de El Marqués de Sade

El manuscrito original donde El Marqués de Sade escribió 120 días de Sodoma será exhibido en un museo particular en la capital francesa. El libro fue escrito por Sade a mano en un pergamino de 12 metros de largo durante sus 37 días de encarcelamiento en la prisión de la Bastilla y escondido en su celda hasta el inicio de la Revolución Francesa.

“Es el cuento más impuro que ha sido contado desde que nuestro mundo comenzó”, así fue descrito el contenido cargado de depravación sexual, pedofilia y muerte de 120 días de Sodoma en 1904 por el psiquiatra alemán encargado de publicar el texto por primera vez.

Coincidiendo con el aniversario número 200 de la muerte del autor que inspiró el término “sadismo”, el manuscrito de 120 días de Sodoma fue adquirido por  el Museo de las cartas y manuscritos de París a un precio de 7 millones de dólares.

La propiedad del manuscrito ha sido tan controversial como el contenido de la obra. Adquirido en 1929 por una familia francesa descendientes directos de Sade, más tarde fue robado y vendido a un coleccionista suizo, lo que desató una batalla legal entre la familia francesa y el coleccionista, que falló a favor del lado francés. Veredicto que fue anulado por una corte suiza en 1989, obligando a la familia Noailles a devolver los 12 metros de texto a Ginebra.