Portadas de momentos

Como en la comida, la mayoría de los discos entra por vista. El comprador, tanto de discos digitales como físicos, se deja llevar por los elementos visuales que los componen. La historia de las portadas de discos en Venezuela se sitúa desde el mismo inicio de estás y denotan esos momentos gráficos que marcarían las expectativas visuales de más de uno

Por: Pablo Luis Duarte Borges (@pabludu)

El efecto cromático, en un estilo seguramente heredado de artistas como Cruz-Diez o Soto, interrumpidos por la colocación de una especie de un hongo-flor, con un rostro de un ser estereotípicamente feliz y otros rasgos, fue lo que seguramente -y solo estoy realizando un ejercicio de interpretación- pudo haber atraído a David Byrne al disco de Los Amigos Invisibles.

Para muchos expertos, la internacionalización definitiva este grupo venezolano se inicia cuando Byrne, músico/productor y fundador de The Talking Heads y de la disquera Luaka Bop, compró una copia de A Typical and Autoctonal Venezuelan Dance Band, primera placa del grupo.

Buscando la internacionalización con un nombre completamente anglosajón en el disco, y con una carrera de éxitos en su país de origen, Los Amigos verían luz una vez que Byrne se asombrara por la portada del disco en cuestión y tomara una de las 20 copias que quedaban en la tienda.

“Esto hizo que la banda empezara su exitosa carrera internacional. Imagina cuánto puede influir una buena portada”, indica Luis Palencia, también conocido como Threz, diseñador venezolano autor de distintas portadas de discos nacionales e internacionales. Palencia rememora la importancia de una buena tapa, sobre todo aunada a un producto de la calidad que ofrecían Los Amigos para ese momento.  Read More…

#OJOEnBlanco: conoce nuestra edición #26

Editorial  OJO 26

Tratar de concebir una sola definición para el arte contemporáneo es una misión fallida. Tratar de definir al arte con una sola idea también lo es. Pero cuando se le agrega la palabra “contemporáneo” el panorama es menos alentador, y la razón es simple: definir el presente, lo actual, lo que vemos y vivimos hoy, siempre será más complicado que definir el pasado, lo que ya vivimos, lo que ya podemos observar y analizar con la distancia del paso del tiempo. Read More…

Celebramos que #SeguimosEnPapel

Que con la escasez de papel todavía haya en la calle una revista impresa y con contenido de calidad es motivo de fiesta. Por eso, para celebrar que la edición 25 de OJO ya salió de imprenta, nos reuniremos el próximo jueves 26 de junio, a las 6:00 pm, en el Centro de Arte El Hatillo para su lanzamiento oficial.

Como el tema de la edición es cultura digital, contaremos con proyecciones audiovisuales de artistas emergentes. “PVR0 CR1M1N4L30”, de Ivette Díaz; “InfoDios”, de Valeria Castels; “Máquina de ruido violento y máquina de ruido histórico”, de Augusto Gerardi; “La Flor del caos”, de Katherine Sultán; y “Sobrexpuesto”, de Sergio Pazniño.

La música estará a cargo de Sunsplash y el brindis correrá por cuenta de Pampero. Presentaremos la edición 25 y entregaremos ejemplares a los asistentes. De ese modo, todos juntos, celebraremos que a pesar de las dificultades #SeguimosEnPapel

Fecha: jueves 26 de junio, 6:00 pm.

Lugar: Centro de Arte El Hatillo, Calle Bella Vista de El Hatillo, al lado del Farmatodo

Entrada libre

OJO 25 está en la calle

Lo que en el resto del mundo es crisis, en Venezuela es cataclismo. Desde hace años, los impresos luchan para resistir –y sobrevivir- el embate de lo digital, que poco a poco los va menguando. En nuestro país, además, se suma un factor trágico, que como catalizador acelera el funesto desenlace: la escasez. Papel se consigue poco y caro. Por eso, las publicaciones –las que van quedando- tienen cada vez menos páginas y mayor precio. Por eso, se están volviendo un artículo de colección. Por eso, que la edición 25 de OJO esté en la calle, que la hayamos podido sacar, es un acontecimiento. Read More…

Galaxia Virtual

Por Gabriela Mesones – @unamujerdecente

Hace un año trabajé en una línea caliente. Llegué a ese trabajo porque Caracas es injusta y el teatro está mal remunerado. Y, pues, por Olivia. Conocí a Olivia tres años atrás; ella hacía ilustraciones hermosas, y por esa época yo también. Un par de semanas después de haberla conocido actuamos juntas en un cortometraje de tres minutos y me sorprendió lo buena que era. Su personaje era el de una prostituta que boxeaba en su tiempo libre. La figura de la mujer independiente del canon de la masculinidad que al mismo tiempo ratifica. Y  Olivia conocía ese personaje a la perfección.

El trabajo en la línea era ingrato ya que no pagaba tan bien como debía. Pero era divertido, tenía un horario flexible, y me obligaba a realizar la camaleónica tarea de convertirme todas las tardes en Galaxia, la operadora multiorgásmica que le encantaba el sadomasoquismo, el sexo anal y los clientes periqueros. Olivia era la dueña de la línea, y por lo tanto mi jefa. Su nombre artístico era Jessica Saturno y se describía a sí misma como una pelirroja, piel de porcelana y amante del placer del sexo oral lento y duradero.  Un día suena el teléfono y Olivia contesta y se pone pálida. Tranca y nos dice que la llamada era de Conatel: acababan de aprobar la ley blah y las líneas eróticas estaban prohibidas a partir de las doce de la noche. La línea será desconectada y cualquier intento de reanudar negocios de ese estilo será penado por la ley. Cita textual. Nos tuvo que despedir a mí y a las otras tres chicas que trabajan como operadoras. Gracias Conatel.

Olivia y yo buscamos y encontramos caminos distintos, pero hace dos semanas un amigo me invita a conocer su  nuevo apartamento y pues ahí está Olivia, tomándose un vino y fumándose un cigarro en el balcón. Gritos, emoción, “marica, estás perdida”. Está más bella que nunca en la vida. Tiene el pelo negro rizado por la cadera y tres tatuajes nuevos encima de su piel canela. Está flaquísima y tiene puesta una camiseta morada sin sostén.

Estaba viviendo con un tipo al que Olivia llamaba Ricurita. Me dice que se conocieron por chat, en un foro de búsqueda de sexo casual en Caracas. No era la primera vez que ella buscaba chicos por internet, pero sí la primera vez que lo hacía en mucho tiempo. Antes buscaba únicamente a chicos extraños, en una época en la que le excitaban los hombres con deformidades físicas, que no se encontraban precisamente en las discotecas caraqueñas. Ella y Ricurita se empezaron a hablar e inventaron un juego de level-up. Iban a hacerlo todo lentamente, e iban a ir pasando por distintos niveles en su relación. El primer nivel era darse el mail, después el facebook, después el teléfono. Por último, después de haber recolectado todos los tesoros escondidos, se reunirían.  Sí, Ricurita es un fanático de los videojuegos.

Pasaron todos los niveles en menos de una semana, y cuando llegó el viernes, estaban desesperados por verse. Ricurita abre la puerta para ver por primera vez a su chica para sexo casual y ambos se enamoraron perdidamente. Cenaron, hablaron y tuvieron el sexo más divino que habían tenido nunca. Cosa que no ha cambiado en absoluto.

Abrimos la tercera de vino y empezamos a recordar nuestra época en la línea caliente. Extrañamos a nuestros personajes a los que más nunca se les volvió a dar vida. Galaxia y Jessica desaparecieron. Olivia se ríe y empezamos a hablar de nuestra vida laboral después del cierre de la línea.

Para Olivia todo fue espantoso por un tiempo.  Empezó a vender sus ilustraciones, pero los clientes eran escasos, terminaba ganando casi nada y separándose poco a poco de sus ilustraciones más queridas. Todo se complica aún más cuando le roban la moto a Ricurita mientras lo amenazan y le cortan la cara con un cuchillo.

Meses más tarde, después de un polvo mañanero divino, prenden un cigarro con el café y empiezan a hablar de negocios. Una amiga le había propuesto a Olivia un servicio para voyeuristas: vas a un hotel y tiras divino con tu novio mientras el cliente te ve. Suena bien y deciden intentarlo por lo menos una vez. Van a un hotel en la Panamericana y entran a la habitación donde encuentran a un señor como de 60 años sentado en una silla. Se ponen manos a la obra mientras el señor le gritaba a la joven pareja que hacer mientras se masturbaba. No lo volvieron a hacer porque les había parecido peligroso. Pero de todas formas, les había gustado que los vieran. Les había gustado mucho.

Y una noche la inspiración llegó en plena sesión de sexo oral en la cocina: –Deberíamos grabarnos y vender nuestros videos. Hacer nuestra propia porno independiente y distribuirla por internet. También podríamos hacer sesiones en vivo y customizadas para cada espectador ¿No? Ricurita se quedó pensando. Se levantó, prendió la computadora, abrió Camfrog, entró en un chat, puso a Olivia en cuatro y vieron como poco a poco todos los ojitos de la sala se posaron en su ventana de video mientras ellos gozaban. Se dieron cuenta en ese momento que el internet es lo más parecido a Dios. Si queremos algo solo debemos pedírselo y será nuestro.

Se fue la luz en el edificio. Gracias Corpoelec. Prendemos par de velas y sigue el cuento. Olivia y Ricurita montaron su información en distintos foros de sexo y las peticiones empezaron a llegar. Peticiones adorables de fetichistas de pies o amantes de la lingerie que le mandaban ropita por correo todas las semanas para que las usara por video. Otras, sinceramente, no eran tan adorables. Mientras  Olivia habla recuerdo a Karley Sciortino, quien fue dominatrix por internet pasajeramente. Olivia y Ricurita  empezaron a llenar su agenda de citas con clientes fijos que ansiaban verlos. Lograron recaudar lo suficiente para  producir y dirigir un primer video en el que la cinematografía era lo esencial. Habían grabado esa mañana, en una sesión de cuatro horas de sexo, cinco orgasmos, lluvia dorada y un squirt demencial. Y lo mejor es que su nuevo nombre artístico es Galaxia.

Gracias, internet.

Una navidad épica con @RevistaOjo y @Hoyquehay

Las hallacas, los villancicos alrededor de una árbol, los besos de suerte bajo el muérdago son elementos alegóricos a una navidad tradicional. Eso está bien para el 24 de diciembre. Pero para calentar los motores, Revista Ojo y Hoy qué Hay te traen, este 8 de diciembre, un plan que, más que tradicional, promete ser ÉPICO: un sábado en la noche en La Quinta Bar, con NTSFRSH, Marite Vs Zoonoize y Feel the king.

Y para no olvidar que estamos en diciembre, La “Epic Christmas Party” te invita a ir vestido con tu mejor disfraz navideño y concursar por distintos premios. Así podrás disfrutar junto a Santa la llegada de la época del año que brinda más excusas para salir de fiesta y relajarse después de un año lleno de trabajo.

El encuentro es este sábado 8 de diciembre, a partir de las 9 p. m. en La Quinta Bar. El cover es de 80 bolívares e incluye un trago de bienvenida y derecho para sentarte en las piernas de Santa (para pedir un deseo). Si quieres más información, pendiente del Twitter de @RevistaOjo, @Hoyquehay y @Laquintabart.

¡Feliz Día del Estudiante Universitario!

Un día como hoy -pero hace 55 años- los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Católica Andrés Bello deciden levantarse en contra del régimen dictatorial de Marcos Pérez Jiménez. La huelga estalló en la Universidad Central y de ahí se extendió al resto de las Universidades. La huelga estudiantil llevó a que la Seguridad Nacional tomara la Universidad Central, apresando de esta manera a numerosos estudiantes y tomando la decisión de cerrar los centros de educación superior. Estas acciones estudiantiles junto al descontento de la sociedad civil y militar llevaron a que la dictadura impuesta por Marcos Pérez Jiménez llegara a su final. Desde 1957  el 21 de noviembre quedó consagrado como el Día del Estudiante.

Aquí compartimos las felicitacione
s de las casas de estudio a través de las redes sociales
para sus estudiantes:

 

 

Revista Ojo y Blackberry anuncian un concurso de crónicas

Las formas de consumir información y de comunicarse han cambiado. La vida del hombre moderno está llena de nuevos rituales que hubiesen sido impensables hace apenas pocos años. Los cambios van desde los que ahora vemos con naturalidad: la aparición de un nuevo lenguaje, la posibilidad de alcanzar a cualquier persona a cualquier hora del día, el subir a la Web una foto del reflejo en un espejo; hasta los más insólitos: matrimonios con génesis 2.0, celulares como chuletas interactivas, redes sociales como armas de insurrecciones liberadoras.

¡Queremos conocer tu historia! La tuya que te sientes desnudo cuando sales de tu casa sin el celular. O la de tu papá, el señor que se niega a cambiar el mismo teléfono de tapita del año 1999. O la de tu prima, la chica más deseada de Twitter quien ganó 10 mil seguidores a punta de fotos picantes. Hay cabida para todos: gadget freaks, fanáticos de las redes sociales, hipsters tecnológicos o reacios al cambio.

De la mano de Blackberry, Revista Ojo anuncia la apertura de un concurso de crónicas que premiará la creatividad y las habilidades de escritura bajo una sola premisa: en seis mil caracteres con espacios, cuéntanos cuál es el impacto que han tenido las nuevas tecnologías en tu vida. Estarás concursando por los siguientes premios:

  • Primer lugar: un Blackberry Curve 9320 y la publicación de tu crónica en la edición número 18 de Revista Ojo.
  • Segundo lugar: publicación de tu crónica en la edición número 18 de Revista Ojo
  • Dos menciones honoríficas: publicación de las crónicas en el portal www.revistaojo.com

La convocatoria estará abierta hasta el 9 de noviembre. Debes enviar tu crónica a editorial@revistaojo.com antes de esa fecha. Recuerda indicar en el cuerpo del mensaje tu nombre completo y un número de teléfono al cual podamos contactarte.

Como ejercicio de catarsis, una salida creativa a tu cotidianidad, la oportunidad de ver tu nombre en los créditos de Revista Ojo o disfrutar de todas las ventajas que te trae Blackberry,  sobran las razones para participar. ¡Tu chance comienza ya!